'Dimputados' parlamentarios

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

_gomezdelaserna_d970a995.jpg
_gomezdelaserna_d970a995.jpg

Vaya semanita llevamos. Pellízquense todo lo que crean conveniente porque, en efecto, no estamos en campaña electoral; pero vamos… como si volviésemos a estarlo. Desde las trincheras mediáticas, unos y otros continúan apaleando el tronco del árbol patrio esperando que caigan los frutos en forma de sillones en el Congreso o votos en futuras elecciones anticipadas. Da igual el cómo y el cuándo… da igual el fondo y (sobre todo) las formas.

La guerra es más cruenta y sangrante en un foro que, de seguro, no fue inventado para estos menesteres: las redes sociales, donde partidarios de un lado y de otro discuten, pelean, insultan, humillan, chotean, sin pensar en las consecuencias de sus palabras y en la imagen que a veces damos.

La “italianización” de nuestro parlamento no ha sido tanto por la fragmentación de los distintos grupos políticos como por el reparto de estopa a tutiplén,  donde nadie es amigo de nadie y se escenifica la enemistad con todos. Y demos gracias que nos hemos “italianizado”… todavía podría ser peor, como en determinados parlamentos asiáticos, donde las discusiones se resuelven a base de waza aris, yukos e ippones de judo o ataques al más puro estilo Muay Thai y vuelos de sillas. Que por otra parte, si lo piensan bien, no estaría mal que algunos resolviesen sus diferencias de esta manera en prime time y, a ser posible, en Telecinco, que para este tipo de basura sería el mejor contenedor posible.

Triste panorama en el que discutimos por cosas anodinas: porque hay un bebé en el parlamento, porque hay un tipo con rastas, porque la fórmula elegida para jurar/prometer cargos no es adecuada… mientras continúan los desahucios, el país sigue tonteando con buena parte de su población en el mismísimo umbral de la pobreza, nuestra exinfanta Cristina y su marido, Grandes y Enormes de España, se juegan el cuello en los juzgados de Palma, y Ana Botella se hace cruces secando el sudor de su frente por haber escapado de rositas del caso Madrid Arena. Por no decir lo de nuestro parlamentario Gómez de la Serna, que en vez de diputado, estrena una nueva categoría política: la de “dimputado parlamentario”.

¡No me digan que no hay cosas más importantes que discutir, señores…!

Y a todo esto se nos muere Bowie. Nos ha mirado un tuerto.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído