errejon.jpg
errejon.jpg

-Buenos días, ¿podría hablar con Mamen Sánchez, por favor?

-Sí, soy su secretaría, ¿de parte de quién?

-De parte de Íñigo Errejón.

-Buenos días, ¿podría hablar con Mamen Sánchez, por favor?

-Sí, soy su secretaría, ¿de parte de quién?

-De parte de Íñigo Errejón.

-Mamen, vuelven tus llamaditas de todos los sábados… Alguien que dice ser Íñigo Errejón por la línea uno.

-Para llamaditas, las que haces y recibes tú todo el día, en fin… Mamen Sánchez al aparato, ¿dígame?

-Hola, Mamen, soy Íñigo Errejón, mira yo…

-Hola, Íñigo. Te advierto que no me vengas con la monserga esa de qué pienso yo, en mi calidad de baronesa del PSOE, de tal o cual asunto, que ya cansa…

-Ah, no sabía que eras una baronesa de tu partido, disculpa…

-No. Bueno, no sé. Ya que sacas el tema, en realidad, después de tantas llamadas recibidas diciéndomelo, ni yo misma lo sé…

-Lo has sacado tú, Mamen…

-¿El qué?

-El tema. Lo de tu supuesta baronía…

-Ya bueno, a lo mejor me he precipitado…

-Yo solo llamaba para felicitarte porque tienes una ciudad muy bonita y decirte que he pasado unos días muy agradables en Jerez…

-¿Ah, sí? ¿Cuándo? Te hubieras pasado a firmar en el libro de oro de la ciudad… Bueno, tampoco eres para tanto… Es que estoy hoy un poco despistada…

-Estuve en Semana Santa.

-¿Sí? Pero decían por la tele que estabas en Londres…

-Ya sabes, por la tele dicen muchas cosas. Tú largas lo que quieras por Twitter, y hala, se da por hecho que es verdad, esa gente de la prensa te ‘compra’ cualquier cosa… Pues no, no estaba en Londres, estaba en Jerez viendo pasos. Aquí, tan tranquilo. Muchas gracias por la hospitalidad de tu pueblo…

-Entonces, ¿para ti Jerez es un pueblo?

-Es una manera de hablar, Mamen…

-Déjalo, es un debate antiguo… Oye, por cierto, ¿tú viendo pasos?

-Bueno, no es que yo sea una persona muy religiosa pero me explicaron la técnica de ‘Un paso, un vaso’ y me convenció plenamente. Ves al santo o la santa, luego te tomas un vinito o una cerveza y, hala, vuelta a empezar. Me parece una fórmula de transversalidad social que viene a sumar y que puede ser en un futuro objeto de aplicación política. Hablaré con Pablo Iglesias…

-Vaya, veo que ahora a Pablo le pones el apellido…

-Y yo veo que se te está pasando el despiste, Mamen…

-Ja, ja, ja… Tampoco te vi en la reunión negociadora de Pablo y Pedro...

-Bueno, tengo importantes tareas de partido que hacer. De hecho, ya te digo que estoy viendo la manera de implementar ‘Un paso, un vaso’ en Podemos. Tiene incluso un punto de dualidad que me gusta… Ejem, ejem… No sé incluso si llevarme a alguien de Jerez para que forme parte de mi equipo. He echado un rato muy bueno con Santi, con Kika, con Pepe... Me acuerdo una tarde que estuvimos comiendo unos chopitos por ahí por la calle Arcos…

-Serían choquitos, Íñigo, qué pesados sois los madrileños con los chopitos… Claro, que unos chopitos en el Surtopía…

-Qué enterada te veo, Mamen…

-Fueron muchos años de diputada en Madrid, qué tiempos… Oye, Íñigo, ahora qué has citado a la pandilla de Ganemos, ¿no podrías hacer algo para que se implicaran más en el gobierno de Jerez? No sé si sabrás, pero yo estoy aquí gobernando con seis concejales, que sacamos siete, pero una se me fue a la Diputación…

-Ah, la diputaciones… A nosotros no nos gustan mucho, pero deben ser un aliviadero, sí… Oye, que sí, que lo sé, que en los círculos de Podemos no se habla de otra cosa que de tu arrojo y valor gobernando en minoría en Jerez. Bueno, de eso y de los problemas de los ciudadanos y cuando digo los problemas de los ciudadanos quiero decir todos los problemas de los ciudadanos: las notas de los niños, los ruidos que hace la del quinto cuando tú sabes, hay que ver cómo se liga con perro… Nos da tiempo a todo en las reuniones, eso sí, mejor te llevas bocadillo…

-Íñigo, que no me has respondido…

-¿A qué? Es que he entrado en un proceso dialéctico conmigo mismo y ahora soy yo el que se he despistado…

-Si podías hablar con Ganemos Jerez para que colaboren más…

-Ah, no, no puedo. Es una confluencia… Nos hemos hecho muy amigos, pero una cosa es la amistad y otra la política…

-¿Lo dices por ti y por Pablo?

-Eh… déjalo. Definitivamente se te pasó el despiste, Mamen. Eres una adversaria política formidable, por cierto. La próxima vez que vaya por Jerez, que no sé, creo que será en la salida excepcional de alguna hermandad, es decir, ya mismo, me acerco a conocerte y tomamos un finito…

-Cobista… Ya me imaginaba que me ibas a salir por ahí. Bueno, háblame entonces de la Semana Santa de Jerez… ¿Qué es lo que más te ha gustado?

-Pues mira, una tarde que me llevaron a un palco, en la parte que llamáis técnicamente la Carrera Oficial, me encantó lo de poder tirar las bolsas de las pipas y las patatas fritas debajo, al suelo. Ah, y las de la avellana catalana… ¡Y cómo crujía el suelo! ¡Oye, qué ejercicio, Mamen, qué liberación ser un poco malote!

-Vale, Íñigo, veo que nos vas conociendo…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído