¡Despierta!

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

gritos_violentos.jpg
gritos_violentos.jpg

Sólo uno mismo es el capitán de su barco. Solo un timón nos guía mientras la pesadumbre de los malos tiempos recae sobre nosotros.

Sólo uno mismo es el capitán de su barco. Solo un timón nos guía mientras la pesadumbre de los malos tiempos recae sobre nosotros. Los tambores de guerra suenan, ¿no los oyes? Mientras la crisis se aposenta subrepticiamente sobre nuestras cabezas, la inacción se apodera de las almas que apaciblemente confían calladamente que alguien o algo les resuelva los problemas. Pero la realidad es otra: nadie nos va a despertar como pueblo si cada uno de nosotros no hace este trabajo de forma individual.

El hastío y la negatividad se apoderan del caos pero tus brazos, tus puños, descansan sobre el sofá y no haces nada para evitarlo. La crisis entra apabullante como un elefante en cacharrería, y esto es el acabose.

Detesto esa filosofía de vida. Mientras somos dioses del ocio y de la diversión por estos lares del sur, más arriba en el mapa hay quienes nos adelantan en el camino y se sitúan en la cabeza de carrera. No caigamos más en victimismos absurdos y emprendamos una nueva senda. Un camino que a buen seguro nos traerá cosas mejores, porque peor es imposible.

Los hombres y mujeres de hoy en día debemos ser valientes por deformación profesional y también como consecuencia del desarrollo personal inherente al paso de los años. ¿A qué esperas? Nos han acostumbrado a los manjares sin saber que hasta de las sobras se pueden construir platos gourmet. Me apena ver como mi ciudad se convierte en farolillo rojo de muchas ligas perdidas, pero no consiento ni una más. Estoy en mi derecho. No estamos en disposición de regalar siquiera un nanosegundo ideando proyectos de futuro porque el futuro es hoy, aquí y ahora.

Lejos del conformismo y de la dependencia institucional, tenemos que movernos porque la vida nos va en ello, las nuestras y las de quienes vendrán después. Resulta inconcebible que en un territorio de talentos y de oportunidades, agraciado por una tierra fértil y una centralidad envidiada, no busquemos la luz que da salida al túnel.

Se nos acaba el tiempo de las lamentaciones. Aunque cierto es que sólo las caídas bruscas nos sacuden como seres humanos, no lo es menos que las embestidas de casi una década en el ostracismo más absoluto no nos consigue levantar aunque pueda parecer irreal.

El sueño es un tiempo perdido demasiado valioso. Di adiós a la somnolencia, abre los ojos y aprovecha el minutero que marca sigiloso el compás de tu vida. ¡Despierta! Grita. Nadie lo va a hacer por ti.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído