Fran González y
Fran González y

"Al igual que han hecho sus compañeros de partido con Rajoy, le he dedicado una 'playlist' de Spotify a Fran González [...] para resumir cómo veo la situación del Ayuntamiento de Cádiz".

Al igual que han hecho sus compañeros de partido con Rajoy, le he dedicado una playlist de Spotify a Fran González titulada En el laberinto, para resumir cómo veo la situación del Ayuntamiento de Cádiz. Los resultados electorales fueron un marrón para Fran, que tuvo que elegir entre dejar que gobernara Teófila y sus cien gaviotas, y que los suyos lo llamaran Judas el miserable; o que lo hiciera Podemos, otros como yo, con el riesgo de hacer crecer a su competidor entre su electorado potencial.

La decisión parecía inevitable, y sin embargo, la vida es más compleja de lo que parece, por lo que  desde entonces el equilibrio es imposible entre los González. El nuevo alcalde esperaba que Fran le dijera a todo que sí, y éste le recuerda que nada es gratis en la vida.  

“Te lo dije”, insiste Fran González mientras acusa al Gobierno de empezar la casa por el tejado en el asunto del Hotel del Carranza. También de no estar dentro de la ley en la remunicipalización de servicios, por citar solo dos ejemplos de sus múltiples encontronazos.

Mientras, Jose Maria González se defiende: Le acusa de estar entre dos tierras, luchando con el enemigo equivocado, y afirma que si no le apoya, se posiciona con los hombres azules. Aunque en sus adentros seguro que sabe y se dice a sí mismo ‘no puedo vivir sin ti’. Desde la oposición se le acusa al alcalde de vivir de espaldas a la realidad ante la decadencia de la ciudad, con sus bellas mentiras y promesas que no valen nada.

Ciudadanos afirma que se ha rebasado el límite y aspira a una insurrección; un giro teatral que acabe con lo que cree que es un tiempo perdido. No obstante lo cual, el PP prefiere estar en el ángulo muerto y que no suceda nada nuevo. Teófila espera volver al sueño y ver un buen día a Kichi en la calle, para siempre. “Te favorece tanto estar callada”, piensan afines y contrarios por razones diferentes, y mientras, el mandato se va, se va, se fue. Sálvese quien pueda.

El tiempo lo dirá, pero yo creo que a Fran González le seguirán cayendo piedras y palos haga lo que haga, porque es imposible la cuadratura del círculo. Como dice Ariel Rot: “Lo siento Frank, lo siento de verdad, pero esto es simplemente lo que hay”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído