Qué haces Carapiera / Ná, aquí pá unos mandaos / Párate un ratín, anda, siéntate y tómate un cacharrito conmigo, con tu compare / Uno y huyendo, que luego me coge la parienta y me pone la cabeza como un nío de avispas / Qué, cuéntame, cómo fue la Fiesta de la Bulería, no estuve porque tenía una cosita con unos flamencos de Utrera..., tú ya sabes / Pues bien..., la verdá es que no pude entrá con tó el tinglao que montaron a última hora, pero según los periódicos, El Capu formó el taco pero vamos que... / Parece que tienes, comparito mío, la cabeza en Cái..., no sé cómo te puedes fiá todavía de los periódicos con la que nos montó el gachó de Sevilla en la Peña de la Mercé hace unos meses /

Hombre, Manué, yo soy de olviá, tú te comes mucho el tarro, yo cojo mi guitarrita, me raspo mis palos y pá casa corriendo que es gerundio / Así estás como estás, con lo bicharraco que tú eres, dentro de ná te veo pidiendo, como tó el mundo, un Viernes Flamenco en el Ayuntamiento / Tú te has levantao con el pie izquierdo..., y ya te aviso que no estoy hoy yo pá muchos trotes / No, Carapiera, que esa cosa que nos hicieron no tiene perdón, llega a cogernos en otro sitio y la lía..., menos mal que fue en una peñita y lo que hizo se quedó en petí comité /

Tú tienes la culpa, por liante, todavía recuerdo cuando el periodista llegó al camerino y nosotros ensayando, te pregunta qué palos vamos a hacer y tú le suelta, sin vení a cuento ni ná, que vas a abrí el recitá por Peteneras, luego Malagueñas y pá cerrá la primera parte por Serrana / Ná cojone..., era pá reirme un poco, pá meterme con él porque, si te digo la verdá, no lo aguanto con esa cara de canichi que tiene, ni le gusta el flamenco ni ná, que te lo digo yo..., yo solamente quería verle la cara que ponía cuando empezáramos a abrí el recitá con los Tientos de tó la vía y se diera cuenta de que me había quedao con él / Pero claro..., lo que tú no esperabas, Manué, es que no te iba a escuchá ni entoná..., ni un ay por Tientos ni por Soleá / Ahí está el meollo de tó /

Y la gracia es que nosotros desde el escenario vimos cómo cogió puerta con una rubia mú grande / La rubia era pá hacerle un homenaje pero, a lo que íbamos, al día siguiente, en su periodicucho se pone a decí que yo había, escúchame bien Carapiera, que yo había cantao bien por Peteneras..., aunque algo fallón en el macho / Eso es arte, no me digas tú que no / Lo más grande, compare, es que continuó diciendo que tú te acordaste de Parrila en tus falsetas por Malagueñas / De Parrilla en la vía, que Dios lo tenga en su gloria, pero en la vía..., no por ná sino porque tengo otra forma, tú me conoces..., pero lo más fuerte de tó es que no te he escuchao cantá por Malagueñas en la vía / Ojú..., desde la primera comunión, comparito mío / Al finá Manué, te voy a tené que dar la razón, uno se pone en manos de los críticos y... / Pues por eso mismo, Carapiera, lo que te iba diciendo, que un periodista te sube o te hunde según le pille el día, que yo digo siempre que pá creer una cosa hay que verla y la mayoría de veces, te digo yo que vengo ya de vuelta, ni con eso basta...

(Basado en un hecho real)

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído