Estoy cansado: la carta de un trabajador de los autobuses urbanos de Jerez

En definitiva, estoy cansado de que la empresa solo se esfuerce en ofrecer un servicio pésimo y permanecer como una empresa deficitaria.

Un usuario, consultando los horarios de autobuses de Jerez.
Un usuario, consultando los horarios de autobuses de Jerez.

* Estoy cansado cada día de bregar con el intercambio de dinero entre pasajero y conductor/a, con los retrasos e inconvenientes que dicha acción provoca, siendo la solución un paso al presente que una ciudad como Jerez ya debería de tener implementado como son las expendedoras de billetes automáticas en paradas de cabeceras o interior de los autobuses, donde el pasajero pueda sacar un billete sencillo, cargar tarjetas de viajes, pagar con tarjeta bancaria, etcétera. 

* Estoy cansado de que pasajeros con discapacidades visuales o auditivas no tengan la posibilidad de ser autónomos por la imposibilidad de saber por qué parada de la ruta circula el autobús. Si los autobuses "cantaran" la próxima parada y en una pantalla se viera la parada por la que circula y las próximas paradas, muchas más personas se sentirían mucho más a gusto en el interior del mismo. De igual modo, sería un atractivo para las personas que visitan Jerez y no saben por ejemplo dónde se encuentra su destino y no tienen facilidades más allá que la que les dé un conductor/a en ocaciones desbordado por horario y tráfico. 

* Estoy cansado de que en una línea, de media de 40 minutos, la referencia para saber si se va adelantado o atrasado en el horario se tenga que consultar un papel en el que hay solo 4 referencias. En vez de un papel deberíamos de tener un control de paso por parada digital, que en cada momento del recorrido el conductor/a sepa si va adelantado, atrasado y así poder ir regulando cada paso por parada con exactitud, por lo que el servicio sería mucho más atractivo para el pasajero. De igual modo con ese sistema se puede desarrollar aplicaciones móviles para que el pasajero pueda saber exactamente cuándo llegará el autobús que espera y poder dar información en paradas inteligentes, y no solo si hay retrasos, sino por si hubiera algún corte de tráfico o suspensión temporal de la parada. 

* Estoy cansado de tener que parar o intentar varias veces cambiar los carteles luminosos por tener unos paneles obsoletos y que hay que adivinar en muchos casos dónde están las teclas que debes pulsar. Algo que se podría integrar en el mismo sistema de navegación anterior y que los carteles luminosos cambien automáticamente en cada llegada a cabecera. 

* Estoy cansado de que llegar a trabajar sea poco más o menos que comprar una lotería. Si tienes suerte te toca un autobús bajo de contaminantes, silencioso, sin vibraciones...,. si no tienes suerte tendrás un mal día, de humos negros por detrás, asientos nada ergonómicos, vibraciones, puestos de conducción nada adaptables, funcionamiento deficiente... 

*Estoy cansado de llegar al garaje y ver cada día más autobuses de los últimos adquiridos parados con averías que no pueden reparar porque presuntamente la empresa tiene facturas pendientes con el taller que proporcionan las piezas de recambios y mientras no se salde la deuda no llegarán piezas necesarias para esos autobuses y los que se puedan averiar. 

* Estoy cansado de tener un descanso que se le puede llamar de cualquier manera menos descanso. No disponemos de un sitio donde podamos relajarnos, donde podamos ir al WC, donde podamos tener una tostadora y un microondas, porque no todo el mundo quiere meterse en un bar, estar esperando en un banco de la plaza de Las Angustias, o estar andurreando con la mirada perdida esperando a que el periodo de descanso termine cuanto antes para poder volver al interior del autobús. 

* Estoy cansado de que la empresa no adapte los horarios a factores tales como las horas de más densidad de tráfico, entrada/salida de colegios o trabajos, días o épocas con cortes de calles e igualmente que adapte los mismo a la posibilidad de hacer transbordos reales. 

*Estoy cansado que a la empresa le dé absolutamente igual penalizar al pasajero de forma consciente. El ejemplo más flagrante es en Navidades, con los cortes de calles Hondas y Larga. Aparte del desvío que hay que realizar en líneas 2, 3, 4, 18.. todos deben ir de Paúl hasta Mamelón, darle la vuelta a la plaza y es solo entonces cuando cada línea vuelve a su recorrido normal. En cada vuelta van perdiendo 20 minutos... hagan el cálculo. Los pasajeros solo pueden esperar en las paradas con mucha paciencia y desconocimiento de cuándo pasará su autobús, pues el horario ya es básicamente un papel que adorna la parada. 

* Estoy cansado de que la gran mayoría de las paradas no estén construidas para la entrada de un autobús y éste no pueda queda junto a la plataforma. 

* En definitiva, estoy cansado de que la empresa solo se esfuerce en ofrecer un servicio pésimo y permanecer como una empresa deficitaria.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído