El polémico tuit de 'El País' sobre Cádiz.
El polémico tuit de 'El País' sobre Cádiz.

La "rancionalidad" se mide por la cantidad de tópicos que construyen el pensamiento y dan forma a los prejuicios excluyentes. A todos nos gusta que el resto de los mortales presuponga que por nuestra cultura nos educan como seres acogedores, amables, simpáticos, "buena gente" al fin y al cabo, pero ojo, también es bueno que den por sabido que nos arremangaremos ante quien diga lo contrario, ante quien vea en nosotros folclore y tontuna producto de una falsa ignorancia que nos lastra como cadenas al suelo. Qué jartura.

El País ha hecho un "chistesito" en Twitter haciendo del hachís nuevo patrimonio natural de Andalucía, un producto autóctono de la punta de Cádiz, que según dicen, recalco "dicen", tiene un "olorsito" muy especial, y se puede recoger en las playas junto a conchas y caracolas. En 2018, Don Antonio Martínez Ares nos presentaba la comparsa El Perro Andalú, una puesta en escena dolorosa y sincera a su vez. Nos retrataba una realidad tópica que tiene el resto de España sobre nuestra tierra y su gente. El personaje vestía traje de bufón, colorido, feriante, con una capa pesada que representaba todas esas cargas tópicas y materiales que arrastramos la gente de aquí, la Andalucía de pandereta que no despierta del profundo y letargo sueño. Lo lamentable del chiste de El País es otro pesado tópico que nos intentan colgar, uno más, como si no fuera ya suficiente. Como si el tráfico de drogas, esas persecuciones en lancha que tanto les gusta a los telediarios, fueran patrimonio gaditano. Solo añaden peso a ese gran manto que llevamos por capa en nuestra vida cotidiana, un yugo que nos debemos arrancar, que asfixia, cansa.

A ver, con sinceridad, lo de El País ya solo es una piedra más en el camino, no más importante que otras, pero "pa" una vez que se acuerdan los medios estatales de nosotras, sea "pa" esto... Pues no hace gracia. Y como no, para olvidarlo, también salió en todos los medios la incursión de la rata en el Parlamento de Andalucía durante la votación para designar como senadora autonómica a Susana Díaz, que traducido significa la nueva salida laboral que le ha ofrecido el PSOE a la que se creyó un día Sultana y dueña de Andalucía. Qué metáfora nos regala la vida.

Parece ser que menos ha interesado que Juan Espadas, ese alcalde de Sevilla que gobierna con la derecha, haya pactado con Juanma Moreno vender nuestro suelo, la tierra andaluza, a la especulación económica de unos pocos para seguir incrementando un desarrollo turístico y destructivo para la vida en todo su sentido ecosocial. Da igual si los gaseoductos atraviesan Doñana, o mañana le regalamos la Mezquita y la Giralda a la Iglesia. Quizás, pasado mañana un empresario quiera montar un buen hotel de diez planta frente a la costa un espacio protegido de Almería, quién sabe. A esto lo llaman "colaboración público-privada".

En mi tierra a las cosas se le dicen por su nombre: regalarle lo de todos para el beneficio de unos pocos. Vender un cachito de nuestra soberanía. Ahí tenéis el nuevo proyecto del PSOE en Andalucía, una rosa llena de espinas. Otros le dan la bienvenida y aspiran a gobernar sangrando con ellos. Diferentes colores, mismo proyecto. Qué falta de memoria. Eso sí, por favor, que mi desesperanza no manche las aspiraciones de un futuro donde el pueblo andaluz se levante, se arranque las cadenas, el manto y camine por sí, que su despertar sea ejemplo para la humanidad.

En fin, mi esperanza está en la mirada de la inminente efervescencia de la cultura andaluza en nuevas claves, o en esos medios que ponen en el centro de sus noticias los problemas cotidianos que surgen en nuestros municipios, esos proyectos que hablan de un nuevo andalucismo y observan la realidad desde la óptica blanca y verde. Qué sería de nuestra tierra sin sus pueblos. Otros proyectos llegarán. Como dice "el profeta", mirar Andalucía como horizonte, no como la Arcadia a la que regresar. Déjenme creer que los tópicos, como esa manta pesada, caerán, y que Andalucía despertará.

"Esta montaña no es Sierra Morena,es la piedra más grande del camino, si no la apartas eso es lo que dejas a tus hijos y a sus hijos. (...) Si piensas como yo dame tu mano, subamos hasta el filo de los sueños que oigan como les gritamos: Hermano, ladra, luego cabalgamos". El perro andalú (2018).

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído