Amordazad@s

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

captura_de_pantalla_2015-03-31_a_las_0.26.08.png
captura_de_pantalla_2015-03-31_a_las_0.26.08.png

Tal como está el panorama político de un tiempo a esta parte, a uno se le quitan las ganas de dedicarle demasiado tiempo, pero la actualidad hace que no haya más remedio que tomar partido y escribir -aunque sea resumidamente- sobre algunas injusticias que, a mi modo de ver, se vienen cometiendo en el ‘reino borbónico’.

Empecemos por el pasado Domingo de Ramos. Un señor de 81 años, se pasea por Madrid en bicicleta con una pancarta, denunciando los abusos de este Sistema. Parece que es bastante habitual ver a dicho hombre protestando de esa manera, montado en su bicicleta y portando su pancarta, expresando así sus quejas contra las políticas del Gobierno de turno. El domingo fue detenido frente al museo del Prado por la Policía Nacional. Según cuenta la periodista Olga Rodríguez*: Ante las protestas de los viandantes -por la detención del anciano en plena calle-, un policía de paisano les dijo: “Somos la autoridad y punto”. ¿Qué les parece? Pues hay más. El lunes, día 30 de abril, la Policía lleva a cabo registros en seis Centros Sociales, en los que se ha detenido a más de una veintena de personas. Al parecer se trata de la segunda fase de la ‘operación Pandora’, ordenada por la Audiencia Nacional. En Granada, por poner un ejemplo, han sido detenidos doce anarquistas, acusados de pertenencia a organización criminal con fines terroristas, enmarcándolos dentro de los ‘Grupos Anarquistas Coordinados’ (GAC). ¡Casi nada!

En fin, cualquier excusa es buena para tener al personal calladito y que no dé mucho por saco, al amparo de esa Ley Mordaza, totalmente retrógrada y opresora, que pretende hacer de todos nosotros auténticos autómatas obedientes, y que fue aprobada en el Congreso con tan sólo los votos del Partido Popular.

Protestar frente al Congreso, intentar parar un desahucio, grabar o fotografiar a la policía y subirlo a Internet, etc., serán castigados duramente.

Un país, en el cual se detiene a ciudadanos por el simple hecho de protestar pacíficamente, mientras políticos corruptos se pasean por la calle (ejemplo Luis Bárcenas). Un país en el que se despiden periodistas por su forma de pensar y donde impera la ley de la manipulación informativa en los grandes medios. Un país donde se censuran actuaciones de cantantes como Fermín Muguruza o Albert Plá, y grupos como Soziedad Alkoholika, Def con Dos, etc. Un país que ha cedido su soberanía a los poderes fácticos. Un país en el que, con la actual ley electoral, no todos los votos valen lo mismo. Un país cargado de yugos, no puede llamarse así mismo democrático.

Sé que suena duro, pero si analizan ustedes detenidamente la situación, se darán cuenta del preocupante déficit democrático que existe en España. ¡Cómo no tomar partido!

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído