Una vista aérea de Jerez.
Una vista aérea de Jerez.

Veo en TVE Zoom Tendencias, uno de esos programas que cabe la posibilidad de que lo veas –probablemente repetido- cuando menos te lo esperas, que un día te estás preparando la cena y otro la tostada. Total, que el programa va de Jerez. Sale el Jerez, ‘eterno’, el de la plaza de la Asunción, el Alcázar, el de González Byass, la Real Escuela… se destaca la fuerza del eje caballos, flamenco, vino (por riguroso orden alfabético), desde luego, pero se ve que el programa se ha molestado en rascar un poco y salen otros emprendedores, iniciativas en materia de moda (‘Belúlah’, especializada en trajes de gitana y fiesta); bares y restauración (‘Tabanco Plateros’, en el que se extiende explicando el fenómeno de los tabancos, ‘El Bichero’ y su cocina basada en la materia prima); bodegas (Ximénez-Spínola y su monovarietal Pedro Ximénez para vino blanco)… y las nuevas ofertas del hotel Montecastillo, a mitad de camino de ese Jerez ‘eterno’ y el renovado (no sé si se me olvida alguien, si es así ya ven que por mí lo hubiera puesto, que ya digo que me encontré con el programa iniciado y porque le di a la 2).

Siempre es curioso ver este tipo de programas, más que nada por ver cómo nos ven desde fuera (aunque cuando sale alguien conocido, como Jaime y Luz, del Tabanco, pues también te paras un momento a ver qué dicen). En realidad y aunque ya digo que el programa se esfuerza por buscar novedades en la vida socio-económica de la ciudad, lo cierto es que, si el lector se fija, esa renovación es la del Jerez ‘eterno’: son iniciativas relaciones con el flamenco, el vino y el turismo, otro insustituible hoy por hoy.

Es lógico que en este tipo de programas se rastreen las ‘señas de identidad’ de la ciudad sobre la que tratan, y Jerez, desde luego tiene esos tres rasgos -y el de los caballos, desde luego- en su ADN, como se diría ahora. Lo que cabe preguntarse es si habría iniciativas en otros sectores de Jerez con la entidad suficiente para tener dos minutos en una televisión nacional. Yo creo que sí. De hecho sé que sí. El programa es amable y se ve bien, ya digo, pero a veces resulta un poco asfixiante girar y girar siempre sobre las mismas ideas y, por qué no decirlo, tópicos. Pero a lo mejor la culpa no es del programa, la culpa es nuestra. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído