Disculpen si les molesto, responsables del gobierno local, y más tratándose de una época presuntamente vacacional. Tengo dudas acerca de quién será el último responsable de asumir la organización de Onda Jerez. Convendrá el equipo de gobierno que ahora que gestionarán directamente Onda Jerez y pasará a ser de todos los jerezanos, puede ser un buen momento para tomarnos esa condición en serio. Soy de los que piensa que si la televisión es bien utilizada, al final no será una carga, sino una herramienta útil para el pueblo, pues generará más consecuencias positivas que negativas. Les presto algunas ideas para que se convierta en una televisión de servicio público:

Garanticen su independencia Uno de los mayores temores de los jerezanos es que conviertan Onda Jerez en un panfleto ideológico y un instrumento en beneficio de su partido. Están demasiado recientes y visibles -nunca mejor dicho- los casos de Rtve o Telemadrid. Queremos medidas que garanticen la independencia de los profesionales en el ejercicio de su trabajo tanto a nivel informativo como creativo. Una manera de hacerlo posible es contar con profesionales sin intereses partidistas, personas que hayan nacido en los medios, crecido en los medios y madurado en los medios. Ellos sabrán mejor que nadie que las audiencias no perdonan a los títeres y menos aún a los titiriteros. La otra medida pasa por ustedes, por el compromiso ético y la honestidad con la que asuman en el ejercicio de su oficio.

Ignoren el Share Onda Jerez no compite por audiencias sino por establecerse como herramienta de utilidad. Puede resultar obvio, pero a los jerezanos les interesa Jerez. Si les aporta beneficios a sus ideas empresariales, si la información es de calidad, si les hace crecer como personas, si se divierten con los programas, si en definitiva, la calidad de la televisión es notable, los jerezanos terminarán viendo Onda Jerez. Y si lo ven, traerán anunciantes. Permítanme un consejo, trabajen desde un principio en garantizar la calidad de la programación y no varíen el rumbo aunque los primeros meses sean complicados. Los resultados llegarán y la audiencia vendrán de la mano. Si no, al menos tendrán el prestigio y la satisfacción del trabajo bien hecho. Una televisión de calidad ha sido siempre posible, bendita casualidad, en las productoras que disponían de pocos recursos económicos.

Promuevan espacios de discusión y pluralidad Aunque la política y los políticos hayan provocado el hartazgo de los jerezanos (y de los españoles, donde los partidos políticos son la institución menos valorada), lo cierto es que sin el ejercicio político no se puede organizar una sociedad civilizada. Las personas han de conocer qué opciones de representación tienen y cómo se expresan respecto a los problemas que le incumben. Un programa modelo en el tratamiento de la opinión, de las diversidades y en el tono del debate es Fort Apache, recientemente premiado como el programa de periodismo que más hace por el cambio social. Si este ejemplo no les gusta por cuestiones relativas a su presentador friki, pueden fijarse en Pueblo abierto, de Ocho Sierra de Cádiz. Como ven, la televisión plural no está tan lejos como para ignorarla.

Creen un tejido solidario Una buena idea es inventar programas que generen cadenas solidarias (nada que ver con la caridad, pues por ello y por su tono sensacionalista fracasó Entre todos) en las que los ciudadanos se ayuden los unos a los otros, aportándose soluciones para sus problemas. Es bueno que el gobierno local nos dote de herramientas que aplaquen las dificultades cotidianas, pero mucho mejor es que seamos independientes y tengamos medios para combatirlas. Canal Sur hizo un programa especial en 75 minutos que llamó Hoy por ti, que podría servir de modelo.

Rescaten la cultura Ya hablé por aquí del “caso Certamen de expresión joven” y un lector me recordó lo sucedido con el 6 grupo 6, que fue básicamente lo mismo. Sufrimos una amputación abrupta de la cultura local hace dos años que enmascararon como aplazamiento, y desde entonces no se han vuelto a acordar de ella (¿No se dan cuenta del daño que les hace a su imagen las hemerotecas?). Sin embargo, sí han donado a la iglesia 650 mil euros, que se dice pronto, en un estado presuntamente laico o aconfesional. Es responsabilidad de todos resucitar las diferentes expresiones de nuestra cultura contemporánea. Les propongo que designen un emplazamiento para conciertos (tipo La Sala Paúl), creen ciclos por género y los televisen para darle difusión a las propuestas musicales de la ciudad. Podrían, por ejemplo, abrir una convocatoria destinada al músico jerezano donde se apunten los grupos o cantautores que así lo deseen. Ellos pondrían los instrumentos y el Ayuntamiento las cámaras y el equipo técnico. Es una ensoñación, claro, pero suena como música para los oídos. En vez de enzarzarse con los músicos callejeros, ofrézcanles alternativas a los que aspiran a vivir del arte y todos saldremos ganando. Traten a la cultura como algo más que la suma de la Feria del Caballo y la Semana Santa.

Jerez no es sólo Jerez ciudad No olviden que tratar los problemas de Jerez no se limita sólo a la ciudad. Existen pedanías y barrios rurales que hay que integrar en el día a día audiovisual. Su labor es imprescindible para lograr un tejido productivo autosuficiente en esta provincia. Y esto no implica que ellos tengan que adaptarse a la idiosincrasia urbana, sino que la ciudad haga por acercarse a sus códigos e intereses. Generen iniciativas que los impliquen en el día a día de la programación. Hagan visible las otras caras de la sociedad.

Habiliten un espacio emprendedor Disculpen que insista en este asunto. A veces pienso que el emprendedor en Jerez se siente como una isla en medio del océano. No son impresiones infundadas, me lo han comentado algunos amigos. Lo suyo es generar las condiciones donde la simple puesta en común de sus inquietudes les acerque a soluciones válidas para sus proyectos. Nueva propuesta: crear un espacio de debate, con cuatro o cinco emprendedores y un moderador. Aunarlos por sectores (agrario, tecnológico, I+D, medio ambiente…) y disfrutar de sus interacciones. Un programa por y para ellos, y también para aprender de sus experiencias. Me negarán que no sale económico.

PD: Al respetable lector, ¿qué otras ideas se le ocurren? 

Javier López Menacho es escritor y Social Media Marketing

También puedes seguirlo en

http://elespaciorelatado.blogspot.com.es/

http://www.elclubdelosimposibles.es/

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído