Consumir productos de temporada tiene grandes ventajas. La naturaleza es sabia y nos provee de lo que necesitamos en cada estación. Serán además alimentos producidos localmente, y por tanto frescos y recogidos en su punto óptimo de madurez y no madurados artificialmente en cámaras o usando productos que aceleran el proceso. Los alimentos de temporada conservan todas sus propiedades nutricionales, ya que han madurado en la propia planta y también son mejores sus propiedades organolépticas: textura, sabor y apariencia.

Por otra parte, consumiendo productos de proximidad estaremos contribuyendo a la agricultura local y al medio ambiente, ya que el gasto en transporte y por tanto en combustible será mínimo. Si estos productos además son ecológicos, ¿para qué queremos más? Mejor que mejor.

Esta es la filosofía de La Reverde, fomentar el consumo de productos de ecológicos de temporada, con una producción propia y sistema de cestas semanales, con lo que en cada momento nos da la huerta. Este mes, que viene cargado de verduras de color verde como acelgas, rúcula, cardillos, lechugas...,  los rabanitos alegran y llenan de color nuestras cestas de La Reverde. 

¡¡VIVAN LOS RABANITOS!!

A los que no seáis todavía amantes de esta verdura, os voy a convencer contando sus muchos beneficios para la salud y dando ideas para utilizarlos en varias recetas sencillas.

Los rabanitos pertenecen a la familia de las crucíferas, como el brócoli, la coliflor, coles de Bruselas, kale, rúcula, berros o nabos. El rabanito es la raíz comestible de la planta, aunque también pueden comerse sus hojas en ensaladas, guisos, purés...; y los podemos encontrar en varios colores, desde el blanco hasta el negro (el que más propiedades medicinales posee), pasando por rabanitos en tonos morados, rojos y rosas. Son originarios de Asia. Una dato muy curioso es que era dieta obligada de los constructores de pirámides en Egipto, junto con otros alimentos como el ajo o el pepino, porque les daba fuerzas e impedía que cayeran enfermos.

La lista de los beneficios de los rabanitos es bastante larga: 

-  Por su gran contenido en vitamina C aceleran la recuperación en caso de resfriado y alivian sus síntomas, lo cual es muy interesante en esta época del año (la Naturaleza siempre tan sabia ofreciendo en cada época lo que necesitamos…).

- Aparte de la vitamina C, tienen otros antioxidantes, los glucosinolatos, que son los que le aportan el sabor picante y que tienen propiedades protectoras contra ciertos tipos de cáncer. Además también poseen ciertos compuestos azufrados que tienen gran importancia en la prevención de esta enfermedad.

- Tienen propiedades depurativas y diuréticas, por lo cual previenen la retención de líquidos, y favorecen la eliminación de toxinas del organismo.

- A todo esto se une que tienen muchas propiedades digestivas: mejora la flora intestinal y estimula la  producción de bilis, ayudando a la digestión de grasas y mejorando el funcionamiento del hígado. Su riqueza en fibra mejora el estreñimiento.

Formas de consumir los rabanitos

Bien, vamos a lo positivo, es hora de saborearlos. Los rabanitos podemos utilizarlos como complemento en diversos platos, acompañando unas buenas migas o un plato de ajo campero. Su sabor fresco y picante contrastará con estos platos y ayudará a su digestión.

Podemos utilizarlos también en ensalada. Por ejemplo, una ensalada combinando rabanitos y otro producto de temporada, la remolacha. Esta última podemos utilizarla cruda o cocida.

Otras combinaciones en ensalada con productos de temporada:

- Ensalada de rabanitos y rúcula, aliñado con aceite y vinagre de Módena.

- Ensalada de rabanitos, pepino y perejil.

Y aquí os explico una última receta estrella: ensalada de cous cous con pepinos y rabanitos.

Ingredientes:

- 200 g de cous cous

- 6 rabanitos

- 1 cebolla

- 3 tomates

- 1 pepino

-un puñado de uvas pasas

- Un puñado de cilantro

- Un puñado de hierbabuena

- Zumo de un limón

- 1 cucharada mantequilla

- Aceite de oliva

- Sal

Modo de hacerlo:

Preparar el cous cous. Hervir 200 g de agua con la sal, echar el cous cous y retirar. Dejar que se absorba el agua unos minutos, añadir la mantequilla y remover. Picar las cebollas, los tomates, los pepinos y los rabanitos y reservar en un bol. Añadir el puñado de pasas y el zumo de limón.

Picar el cilantro y la hierbabuena y añadir al bol. Por último, añadir el cous cous al bol, echar el aceite y remover todo. Al final probaremos para rectificar de sal y listo.

¡Y a disfrutar!

Susana Cruz García, socia de La Reverde.

Sobre el autor:

La Reverde

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído