jose_manuel_fernandez_rolda.jpg
jose_manuel_fernandez_rolda.jpg

No pudo participar el pasado 18 de julio en la lectura de los nombres y apellidos de los doscientos represaliados por el franquismo que organizó la Asociación por la Recuperación de la Memoria Democrática, Social y Política de San Fernando (Amede). Su abuelo fue uno de ellos. El cabeza visible de una corporación municipal que fue masacrada; un hombre querido por sus paisanos y respetado por su profesión de médico; un padre que tuvo que escuchar poco antes de morir que hacía meses que habían asesinado a sus hijos.

Juan Manuel Fernández Roldán, nieto de Cayetano Roldán Moreno, falleció el pasado jueves sin ver cumplido de poder su sueño de dar digna sepultura a los restos de su abuelo, que se encuentran en la fosa común del Cementerio Municipal de San Fernando. Allí yace junto con más de doscientas personas el alcalde republicano que fue asesinado el 28 de octubre de 1936, junto con otros cuatro hombres más -Manuel Barbacil Mejuto, Juan Antonio Rodríguez Benítez, Agustín Rodríguez Nieto y Juan Galvín García-.

Él fue uno de los precursores de que se abriera la fosa común del camposanto isleño y el primer presidente de Amede. Su salud estaba delicada pero la sorpresa ha sido mayúscula. En esos términos, se expresó el presidente de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Puerto Real, Francisco Aragón. "Sabía que estaba enfermo pero no hasta el punto de dejarnos tan pronto". Paco recuerda que la última vez que se vieron fue el pasado 18 de junio en el homenaje anual a los asesinados por el franquismo que realiza la asociación en Puerto Real. "Ya él me dio a entender que sabía que no se iba a poner bien".

Antes de que se procediera a la apertura de la fosa de San Fernando, Juan Manuel participó activamente en los trabajos de la fosa de Puerto Real, la más grande hasta el momento de la provincia de Cádiz. Allí se encuentran, según la documentación, los restos de sus tíos Manuel, Juan y Cayetano, los hijos del alcalde que fueron los primeros asesinados en San Fernando, según recoge Trigo Tronzado.

A José Manuel tampoco le dio tiempo cotejar su ADN con el de los restos encontrados. En Puerto Real, se han rescatado 185 cuerpos y ya se han extraído las muestras de ADN de los familiares y de los restos óseos. Aragón confirma que en septiembre irán con la Dirección General de Memoria Democrática al Laboratorio de Genética de la Universidad de Granada para esclarecer la relación de 55 familiares y los huesos encontrados en la fosa. Un proceso que puede durar entre ocho y doce meses.

Un periodo de tiempo lógico -teniendo en cuenta que allí llegan muestras de ADN de todas las exhumaciones de Andalucía- pero que, en algunos casos, resulta demasiado largo. "El problema es que en este país se ha empezado demasiado tarde, por culpa de la Ley de Amnistía...la primera exhumación no tuvo lugar hasta 2003", se lamenta Aragón que insiste en que los familiares se están muriendo y urge la intervención pública para devolver la dignidad a estas personas que yacen en fosas comunes.

En San Fernando tanto la Asociación por la Recuperación de Memoria Histórica, Amede, como el Ateneo Republicano y Memorialista de San Fernando, ARMI, han mostrado sus condolencias y han recordado su lucha por recuperar a los suyos. "Te has pasado media vida buscándolos, amigo... y te has quedado en las puertas. Los encontraremos para ti, para que te acompañen, compañero. ¡Que la tierra te sea leve!", decían desde la cuenta de Amede. Desde la del Ateneo, expresaban su disposición a "colaborar en la exhumación de todos y cada uno de los represaliados" y recordaban su afiliación a Izquierda Republicana, el mismo partido en el que militó su abuelo, y por el que se presentó en 2007. Desde ambas asociaciones recuerdan la satisfacción que sintió cuando se rotuló la avenida que lleva el nombre de su abuelo con el cargo que ocupó, alcalde de la ciudad. Cayetano Roldán es una persona muy querida en La Isla pero intencionadamente se borró su triste final, que fue asesinado por ser un alcalde de izquierdas y republicano.

Sin embargo, no ha podido ver que la apertura de la fosa de San Fernando será inminente. Tras un parón, la pasada semana tuvo lugar una reunión a cuatro bandas entre la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Cádiz, el Ayuntamiento de San Fernando y Amede para comenzar con los trabajos de exhumación en breve.

En Benamahoma y Setenil

Como en San Fernando, la Junta de Andalucía ha iniciado los trámites para futuras actuaciones en fosas en diferentes provincias andaluzas. Las actuaciones propuestas, que próximamente se publicarán en el BOJA, contemplan desde la indagación y la investigación histórica, la localización y señalización de espacios que pudieran albergar fosas comunes, hasta la exhumación y estudio antropológico de los restos y análisis genético que pudiera posibilitar su identificación, en caso de que fueran localizadas las fosas. 

Los municipios en los que se llevarán a cabo trabajos son Alcóntar (Almería); Benamahoma y Setenil de las Bodegas, en Cádiz; Adamuz, Córdoba capital y Pozoblanco, en Córdoba; Cúllar-Vega y Víznar, en Granada; Berrocal, Cala, Cortegana y Huelva capital, en la provincia onubense; Orcera (Jaén), y Alcalá del Río, Almadén de la Plata, Cazalla de la Sierra, El Coronil, Utrera y la fosa de Pico Reja en el cementerio de San Fernando, en la provincia de Sevilla. En total, se calcula que puede haber 12.000 víctimas del franquismo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído