Alba será ‘Pompita’: la 'sirenita' de Puerto Real sigue demostrando que no hay imposibles

Alba Ramos, la niña que sobrevivió tras caer de un tercer piso accidentalmente en 2016, sigue con su historia de superación: ahora necesita fondos extra para la terapia tras perder una beca por la pandemia

Alba Ramos junto a sus padres y su hermana en Puerto Real.   MANU GARCÍA
Alba Ramos junto a sus padres y su hermana en Puerto Real. MANU GARCÍA

Belén y Sergio solo querían ser “unos padres felices”. Pero el 21 de marzo de 2016 casi pierden a una de sus hijas. Alba Ramos cayó desde una tercera planta con 14 meses. Pero la niña decidió que quería quedarse y demostrar, como dice el eslogan, que no hay nada imposible.

El accidente, que causó una gran conmoción en Puerto Real, le dejó importante secuelas neurológicas. “Alba tiene ahora 6 años. Sonríe, pero no habla. Tampoco anda. Solo puede mantenerse erguida unos segundos”.

Acude a un centro especializado en Daño Cerebral Adquirido en una clínica privada de Jerez, pues los tratamientos que ofrece la Seguridad Social no son suficientes. En la Clínica Charbel recibe terapias de neurorehabilitación, fisioterapia neurológica y logopedia, durante 12 horas a la semana. El problema está en los altos costes que supone.

Sergio y Belén son los progenitores de Alba. Son una familia trabajadora, que está haciendo posible la lucha y los avances de la niña gracias a la ayuda recibida en multitud de eventos solidarios. “Yo no soy futbolista”, bromea por la coincidencia al compartir nombre con el exfutbolista del Real Madrid Sergio Ramos. “Tengo un sueldo de trabajador y no nos da para pagar la terapia. Empezamos a movernos desde el principio, a través de las redes sobre todo”.

En 2016, la ola de solidaridad en Puerto Real permitió con los eventos que se hicieron, “poder comenzar en la clínica y llegar hasta el día de hoy”. Entre lo recaudado y una beca que tenía del propio centro médico, “que hacían con Cáritas Diocesana de Jerez, que sufragaba la mitad del tratamiento, más o menos podíamos ir pagando”. El coste para la familia rondaba los 1.500 euros al mes, mientras la otra mitad la costeaba Cáritas. Pero a principios de este año, por el covid, la beca se queda sin presupuesto, “pues de fundamentaba en eventos que no se pueden celebrar y donaciones de empresas”.  

Su familia está volcada en recaudar fondos para sufragar la terapia.   MANU GARCÍA
Su familia está volcada en recaudar fondos para sufragar la terapia.   MANU GARCÍA

Así, desde el pasado mes de enero tienen que hacerse cargo de la totalidad del coste del tratamiento. Las 12 horas a la semana de terapia que recibe Alba suponen un coste de 2.700 euros aproximadamente.

Entonces es cuando surge la idea de crear un cuento para el que planean recaudar fondos a través de Verkami. “En el primer día de campaña conseguimos el objetivo inicial. Pero en el resto de días que quedan intentaremos recaudar todo lo posible, porque será lo que quede para sufragar la terapia”.

Las plataformas digitales han contribuido de manera fundamental a encontrar financiación. Es el caso del grupo que tienen en la plataforma Teaming. Ahora, en Verkami han lanzado un cuento ilustrado, Pompita, basado en la historia de una sirenita muy especial, la sirenita de Puerto Real, Alba Ramos.

La campaña de crowdfunding marca diferentes etapas, según lo recaudado. Tras conseguir lo necesario para hacer realidad el libro basado en la historia de superación de Alba que sirve “como homenaje a la ola de solidaridad recibida”, cada euro obtenido pasa a sumar para financiar las costosas horas de terapia. Son los denominados objetivos ampliados.

“Tenemos una comunidad digital que nos apoya gracias a Dios. Agradacemos la gran ayuda que recibimos. Todo lo hacemos a través de una asociación sin ánimo de lucro, Asociación Albaayuda (www.albaayuda.com), que es donde van todos los fondos para costear las terapias de Alba”, afirma Sergio.

El libro muestra la historia de superación de Alba, “con todos los miedos y dificultades que conlleva vivir cada día intentado lograr avances cuando hay una lesión de daño cerebral adquirido”, explica su padre.

Es una historia de amor, de solidaridad, de superviviencia y de lucha por la vida de una familia que quiere agradecer a través de este libro el apoyo recibido por miles de personas.

El cuento narra las aventuras de Pompita, de su paso por la oscuridad del fondo marino, y de cómo logra salir de allí gracias a la impresionante labor de los pescadores, “esas personas que fueron los encargados de obrar el milagro y devolvernos a Alba en las mejores condiciones posibles”.

Para hacerlo realidad, el cuento necesitaba reunir 5.000 euros. Para ello, pusieron en marcha la citada campaña de crowdfunding en Verkami. En tan solo unas horas consiguieron el objetivo principal.

Cuando se escriben estas líneas, lo recaudado supera los 10.000 euros. Todos los fondos se destinarán “a sufragar el libro y el tratamiento que Alba necesita”. De momento, tienen prácticamente asegurados cuatro meses de rehabilitación. La meta final están en los 31.200 euros que equivaldrían a garantizar un año de sesiones para Alba.

Alba Ramos ha experimentado avances gracias a la rehabilitación que recibe en Jerez.   MANU GARCÍA
Alba Ramos ha experimentado avances gracias a la rehabilitación que recibe en Jerez.   MANU GARCÍA

Pero la historia de Pompita es además el ejemplo de que el mundo es de la gente, cuando se quiere. “El cuento lo ha escrito Manuel Delprieto, un escritor amateur de Jerez que tiene varios libros editados. Otro joven de Puerto Real, Pablo Cappa, se ha encargado de las ilustraciones; mi hermano, Angel M. Ramos, es el responsable de las fotos y el vídeo”, narra. A ellos se suman Juan Jaén, músico que ha creado la banda sonora de la pieza audiovisual de la campaña; Valentí Aconccia, consultor de crowdfunding; y Mario Ulibarri, profesional del marketing y la publicidad que aporta también su granito de arena.

“Nos llevan en volandas, porque hay un apoyo continuo. Estamos abrumados por el apoyo recibido, pues gracias a eso seguimos y Alba no estaría como está a día de hoy. Aunque no está como nos gustaría, la evolución ha sido bastante positiva”, se sinceran sus padres.

Este año Alba ha empezado el cole en Upace San Fernando, pues con 6 años “nos han obligado a escolarizarla”.

Las cosas no son fáciles y queda mucho trabajo y sacrificio por delante. “Dentro de sus limitaciones, pues no habla ni anda, cognitivamente ha mejorado bastante, y prácticamente lo entiende todo. Le falta la parte de la comunicación, expresar qué siente y qué quiere, pero está avanzando”.

Si es verdad eso que dicen de que la fe mueve montañas, este cuento, Pompita, será una fuente de inspiración “para hacer frente a la adversidad de la vida con la mejor de las sonrisas”.

Alba Ramos, la sirenita milagro de Puerto Real, te está esperando en https://albaayuda.com/pompita. 

La familia, que ya ve sonreír a la sirenita de Puerto Real, agradece el apoyo desinteresado de la gene.   MANU GARCÍA
La familia, que ya ve sonreír a la sirenita de Puerto Real, agradece el apoyo desinteresado de la gene.   MANU GARCÍA

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído