Abuelas y madres coraje andaluzas contra la Junta: "Nos roban a los niños de casas, hospitales y colegios"

Una concentración en la Viceconsejería de Igualdad, Políticas sociales y Conciliación, en Sevilla, ha puesto de manifiesto el malestar de muchas familias víctimas de esta situación

Concentración de familias, abuelas y madres coraje, afectadas por Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía.
Concentración de familias, abuelas y madres coraje, afectadas por Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía. MAURI BUHIGAS

Mercedes es una de las abuelas coraje que se ha desplazado este viernes hasta la Viceconsejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Sevilla para denunciar la situación que están viviendo muchas familias andaluzas afectadas por los servicios sociales: "Nos están quitando a los niños de las casas, de los hospitales y de los colegios", exclama esta chiclanera, que quiere que "todo el mundo sepa el daño que se está haciendo desde la Junta de Andalucía, que se está llevando a niños de cualquier tipo de familia", expresa esta mujer, que lleva desde hace siete año luchando por recuperar a su nieta. 

La hija de Mercedes se quedó embarazada siendo muy joven y esta se percató de que estaba consumiendo drogas. "Acudí al centro de drogodependencia porque ni en mi familia ni en mi entorno habíamos vivido una situación así", comenta. Mercedes pensó que allí la ayudarían: "Sobre todo por el futuro de la bebé que venía en camino". Durante el embarazo de su hija nadie le dijo nada, pero "resulta que todo se estaba cociendo por detrás", asegura. La única interacción que tuvieron con las asistentes sociales recuerda que fue el día que fueron a por el carrito de la bebé y su hija se puso muy nerviosa, echánole la culpa a su madre: "Las asistentes pusieron en el informe que tuvimos una gran pelea", lamenta.

Todo estaba preparado en casa de la abuela Mercedes para cuando la niña naciera. "Mi hija dio a luz el 2 de marzo de 2015 y el día 5, tres días después, nos dijeron que a mi hija le dan el alta, pero que la niña se va con una familia de urgencia", resume. Todo esto sin notificación previa alguna. "Mi hija recién parida y yo tuvimos que ir a la plaza Asdrúbal de Cádiz a firmar un papel después de que nos quitaran a la bebé", rememora esta abuela coraje, que no ha dejado de luchar desde entonces. 

0
Mercedes, abuela coraje de Chiclana.   MAURI BUHIGAS

Las visitas comenzaron cada 15 días en la Fundación Márgenes y Vínculos de la Plaza Mina. "Al poco tiempo le quitaron las visitas a mi hija sin saber el motivo y solo podía verla yo como abuela", explica Mercedes, que pensaba que se la estaba valorando durante las visitas. "A los diez meses y medio me dijeron que ya me llamarían para la próxima fecha y al ver que no me llamaban, me puse en contacto con ellos y para mi sorpresa me confirmaron que la niña se había ido en pre adopción", asegura. Comienza la lucha por las visitas junto a una abogada y el el 10 de junio de 2016 reciben la noticia de que han recuperado las visitas: "Dos horas a la semana en Granada, una el martes y otra el jueves", apunta Mercedes, que no pudo verla hasta el 7 de febrero de 2017. "Estuve un año entero sin ver a mi nieta", lamenta.

Mercedes asegura que durante esos años  —cinco en total— y "por esas carreteras" perdió tres trabajos y rompió dos coches. Al tiempo pidió que le pusieran las dos horas de visita el mismo día. "Conseguí un trabajo en una clínica dental, que me daba los viernes por la tarde libre para que pudiese ir a Granada: "No fallé durante cinco años", asegura orgullosa. Por si fuera poco, esta mujer tiene tres sentencias ganadas –"la del juzgado n 4 de Cádiz, de la Audidencia Provincial y la del Supremo"–, además de ser idónea de cara a la Justicia. "Reconocieron la equivocación y la niña tenía que volver conmigo", insiste. Pero la Junta recurrió en el último momento.

"La Junta quería poner un plan de acoplamiento que podía durar años, pero finalmente fue la jueza quien puso el plan: la niña tenía que venir a mi casa los cuatro sábados de noviembre de 2021, desde las 12 de la mañana hasta las 6 de la tarde", cuenta Mercedes. Sin embargo, el 6 de noviembre no la pudo llevar consigo porque la acogedora la tenía agarrada, según cuenta la abuela, y las técnicas de la Junta no colaboraban con ella. "Llamé a mi abogado y cuando se percataron, los acogedores se llevaron a la niña por la puerta de atrás", rememora. El segundo sábado la policía autonómica la acompañó y pudo estar con su nieta dos sábados. "Mi nieta estaba super feliz y no se quería ir, parecía que llevaba viviendo toda la vida con nosotros", admite esta mujer, que actualmente vive con su hija menor.

El 27 de noviembre de 2011, su nieta tenía que haberse quedado con ellas para siempre. "El día antes, la Junta presentó unos informes, 47 páginas de mentira, en las que decía que yo no le daba de comer a la niña, que se quería suicidar e incluso que yo no tenía váter en mi casa", cuenta Mercedes. Presentaron estos informes a la jueza, que se echó para atrás, ese día no puso verla y le quitaron de nuevo las visitas. "Llevo seis meses sin ver a mi nieta", asegura. 

0
Manifestantes contra el robo ilegal de niños y niñas en Andalucía.   MAURI BUHIGAS

Mercedes afirma a este periódico que está todo recurrido. "La semana pasada la Audiencia Provincial rechazó estos informes de la Junta y estamos a la espera que los juzgados de Cádiz nos hagan un informe psicosocial a la niña y a mí para que me la puedan entregar", espeta esta abuela coraje que reconoce estar "agotada". Asimismo, su hija se encuentra totalmente recuperada y tiene otra bebé con 7 meses. "Ambas están muy bien", confirma la abuela. Antes de despedirse, Mercedes dice que ella ya ha hecho todo lo que podía hacer por vía legal. "La niña tiene siete años. He ganado tres sentencias, me han dicho que soy idónea. ¿Qué mas tengo que demostrar? ¿Por qué la Justicia no cumple?", se pregunta. "El problema es los técnicos de la Junta tienen más poder que los jueces", concluye, a la espera de volver a reecontrarse con su nieta para siempre. 

Mari Carmen es la portavoz del movimiento 'Tomaremos medidas de familias afectadas' que también se ha trasladado hasta Sevilla. Este grupo que surgió a través se creó para salir a luchar a la calle. "Buscábamos a personas despiertas, a familias que no tuvieran miedo para movilizarse", expresa su portavoz a lavozdelsur.es. "Nuestro objetivo es no callarnos, luchar y ayudar a todos los que podamos, además de  abrir los ojos a muchísimas personas que mañana pudieran verse afectadas", advierte Mari Carmen, que como Mercedes, también lleva años luchando por la custodia de su nieta. 

0 1
Mari Carmen y Rafa Guala en la concentración frente a la Viceconsejería de Salud y Bienestar Social.   MAURI BUHIGAS

Rafael Gualda, de Roquetas de Mar, es otra de las personas asistentes a esta concentración. Vivió parte de su infancia y adolescencia como menor tutelado y ha sido testigo de situaciones violentas duranta ese periodo de su vida. Hoy no quiere ser el protagonista, pero quiere acompañar, porque aunque la lucha sea hoy de madres, padres y abuelas, su historia de vida forma parte de esta reivindicación común. "Los protagonistas son los niños y los padres afectados a los que les hayan han retirado ilegalmente a sus hijos, mi testimonio es mas que nada para denunciar el trato vejatorio y el maltrato que siguen sufriendo los niños tutelados y sus padres", expresa.

Este periódico ha intentado ponerse en contacto con la Consejería sin éxito.

Sobre el autor:

Carmen Marchena

Carmen Marchena

Gaditana. Periodista feminista por vocación y compromiso. Empecé en las redacciones de Ideal Granada y Granada Hoy. He pasado por eldiario.es/Andalucía. Parte de El Salto Andalucía desde sus inicios. Tengo dos ídolas: mis abuelas Carmeluchi y Anita. Defensora de los Derechos Humanos y la Memoria. Sin más dilación, papas con choco o barbarie.

… saber más sobre el autor

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

José Hace 1 mes
Buen trabajo. Detrás de la sonrisa todo terreno de Moreno Bonilla se esconden muchas mentiras y verdades a medias
Lo más leído