El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición Las Ciudades que Avanzan.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

A punto de cumplir 28 años, la emisora local pasa por sus peores momentos. Dos expresentadores y uno de sus exdirectores analizan su situación.

2 de mayo de 1989. Coincidiendo con la celebración de la Feria del Caballo, Onda Jerez llega a las televisiones de todos los jerezanos. Un joven equipo de profesionales, sin experiencia en el medio, solo en la radio, comienza una ilusionante aventura que por entonces comanda José Antonio Carmona, fotógrafo jerezano con casi diez años de experiencia en Televisión Española. Su buen hacer al mando de la emisora, así como el de las personas que se ponían delante y detrás de las cámaras, sin olvidar los por entonces modernos medios técnicos con los que se contaba, hacen de ‘Tele Pacheco’ –como así la empiezan a llamar muchos- la mejor televisión local de España, algo que se refleja, sobre todo, en su programaciones especiales de Feria del Caballo y, sobre todo, de Semana Santa, envidia de grandes capitales andaluzas como la mismísima Sevilla.

Casi 28 años después, Onda Jerez pasa por sus peores momentos. A sus pérdidas económicas, en gran medida por no explotarse actualmente la publicidad, se suma el creciente desinterés de los jerezanos por su emisora, algo en lo que tiene mucho que ver la cada vez peor calidad de sus contenidos. Sin ir más lejos, la retransmisión de la Semana Santa de 2016 recibió numerosas críticas porque ni se transmitía en directo las salidas y recogidas de las hermandades –algo tradicional en la casa- ni en puntos clásicos como la Alameda Cristina, sin contar que la calidad de imagen fue muy pobre, en gran medida como consecuencia de unos equipos ya obsoletos.

El mal ambiente entre plantilla y dirección, que ha acabado con la dimisión en la dirección de María del Mar Carrasco –se da por hecho que su sucesor será Fulgencio Arias, otro clásico de la emisora que ahora sin embargo estaba fuera de ella-, así como la del jefe de realizadores y la precariedad de medios con la que se ve obligada a trabajar la plantilla no hace más que seguir mandando a la deriva a la veterana de las televisiones locales españolas. Ante este panorama, lavozdelsur.es ha podido contar con tres rostros conocidos que pasaron por Onda Jerez, que recuerdan cómo fue aquella tele, orgullo para jerezanos y profesionales del medio, que ahora, más que nunca, está de capa caída. No son todos los que hubiéramos querido, ya que muchos de ellos han declinado la oferta ante la situación por la que pasa la emisora, como el propio José Antonio Carmona, su primer director y encargado de ponerla en marcha.

Esteban Fernández: “Onda Jerez es la sombra de lo que fue”

Sin duda, para el televidente habitual de Onda Jerez, Esteban Fernández es, si no el rostro más conocido, uno de los que más. Actualmente gerente de su propia empresa, Sin Límite Comunicación, Fernández era un chaval de 24 años cuando se ponía delante de una cámara por primera vez. El periodista, hoy ya con 52 años, estuvo en Onda Jerez Televisión desde su fundación en 1988 hasta 2014, cuando salió voluntariamente junto a otros 19 compañeros. Recuerda su primera época de “muy bonita. Empezábamos una aventura nueva, porque casi no había teles locales, no teníamos ninguna referencia de nada, la mayoría veníamos de la radio y no sabíamos ponernos delante de una cámara. Lo aprendimos todo a base de equivocarnos”.

Informativos, magacines, debates, espectáculos, especiales de Feria, Rocío o Semana Santa… Esteban Fernández se convierte poco a poco en un hombre para todo en Onda Jerez. De su época, sin dudarlo, se queda con los diez primeros años, que coinciden con los de José Antonio Carmona en la dirección. “Fue el que inauguró la tele y además venía de TVE. Se trajo incluso a dos o tres profesionales de Madrid y ellos fueron los que nos dieron las pautas en términos técnicos sobre todo”. A partir de entonces, Fernández afirma sin tapujos que la emisora “se ha ido dejando de la mano de Dios. Los políticos en general la han utilizado a su antojo y la han devaluado, se convirtió en un juguete de la política que no respetó a los profesionales. Me da la impresión que cuando jugaron a ser técnicos metieron la pata y en una tele local lo peor que puede pasar es que se metan a técnicos y no se deje trabajar a los profesionales”.Por todo ello, Esteban, con dolor, afirma que ahora “Onda Jerez es una sombra de lo que fue. Y me da mucha pena, porque durante muchos años fuimos referentes nacionales. Una de las mejores teles locales de España. La forma de hacer televisión de la emisora se estudiaba en las facultades de Periodismo, éramos referentes de televisión bien hecha. De eso a lo que se ha convertido Onda Jerez es una mala sombra de lo que había”. Junto a la tele, Esteban tampoco se olvida de la radio, la que siempre han considerado "hermana pobre”. “Se la han cargado igualmente”.

Con este panorama, ¿qué futuro le depara a Onda Jerez? “Complicado. La solución primera es redefinir el concepto, qué se quiere hacer con Onda Jerez. Después hay que primar la calidad antes que la cantidad, no se pueden hacer las cosas por hacer. Al principio primábamos la calidad y ahora se intenta primar la cantidad aunque se hagan mal. Y la tercera solución pasa por pedir la colaboración de colectivos de la ciudad para que se vean involucrados en el proyecto, que se sientan partícipes, que puedan hacer programas y que vean que es una emisora de los ciudadanos”.

Pedro Rollán: “Si no tuviéramos a Onda Jerez la echaríamos de menos”

El jerezano Pedro Rollán fue uno de los rostros más conocidos de la televisión nacional en los 90, cuando pisa prácticamente los platós de todas las televisiones nacionales e incluso hace sus pinitos como actor de la mano de Lina Morgan en la serie Hostal Royal Manzanares. En 2005, sin embargo, arriba a la dirección de Onda Jerez  de la mano de Pilar Sánchez, por entonces alcaldesa de la ciudad, cargo que mantiene hasta 2011, cuando es cesado por la nueva alcaldesa María José García-Pelayo, algo que, no obstante “ya tenía asumido cuando llegué”.

Rollán afirma que cuando llega a Onda Jerez “me encuentro un personal que venía de sufrir un periodo no demasiado bueno “, por lo que “después de eso intento reorganizar un poco a todo el mundo para intentar darle un criterio profesional a la emisora desde el minuto uno. Fuimos ordenando nuestra programación y optimizando la enorme plantilla que había. Multiplicamos por cuatro la producción, los eventos, para hacer rentable y darle un sentido a que hubiera tanta gente, cubriendo todas las necesidades. Abrimos capítulos y programas de todo tipo, mucho más de lo que en principio pudimos imaginar. Llegamos a un nivel de calidad muy bueno y en 2006 se batió el record de ventas publicitarias”.

Sin embargo, lo que más le llama la atención es la calidad de la plantilla, que define “de Primera División. Podrían estar trabajando en una televisión nacional. Por entonces sabía que en el caso de que hubiera tenido que producir algún evento a nivel nacional tenía personal para hacerlo, sin pestañear y sin ningún pudor”. De hecho, recuerda que Televisión Española retransmitió por entonces dos años seguidos la Semana Santa de Jerez. “La hicimos con nuestros medios. El primer año TVE trasladó un tráiler, pero lo que hacía era pinchar la modesta unidad móvil de Onda Jerez. Ya al año siguiente solo trajo un enlace”. Y es que, Rollán recuerda que “la experiencia de Onda Jerez no la tenían las demás teles, ni el esfuerzo ni la inversión que se hacía para dar una Semana Santa en condiciones”. Por eso, lamenta ahora la última retransmisión que la emisora hizo de la semana mayor jerezana. "Eché de menos las cámaras de Onda Jerez en Cristina en Semana Santa, era algo clásico", teniendo en cuenta que “es una de las cosas que justifican que la emisora exista”.En su época al frente de la emisora, como suele pasar siempre, se criticó su politización, algo que sin embargo no comprende. “Las teles ni ponen ni quitan alcaldes. Hacer mal uso de las televisiones no es bueno, porque tampoco te sirve para nada. Se utilizan como arma política y a mí me dieron por todos lados, pero después de tantos años confieso que iba a hacer mi trabajo. No me dedico a la política, yo soy profesional de lo que soy, pero una vez que acepté llevar la tele pública sabía que iba a pasar esto, pero jamás contesté a ninguna de las tonterías que se decían, porque sabía que lo mejor era no entrar. Politizar una emisora de televisión es una pérdida de tiempo”. En cuanto a la presunta poca pluralidad que achacaban por entonces a Onda Jerez, razona: “La pluralidad es esencial que se cumpla, pero seamos objetivos. Cuando alguien gobierna tiene al día ocho actos. ¿Cuántos tiene la oposición? Uno o ninguno. No hay que medir por minutaje, sino a las convocatorias a las que asisto”.

Sobre el futuro de Onda Jerez, afirma que no quiere jugar a ser pitoniso, pero considera que “tener a la decana de las teles locales en Jerez, después de haber sufrido distintos procesos locales dolorosos y plantearse un futuro negro no me gusta”. Para Rollán, Onda Jerez “la salvan sus trabajadores y si ellos quieren mantendrán una tele digna, pero necesitan el apoyo del gobierno, porque es un medio de comunicación muy necesario para Jerez. Se han hecho muchos ajustes y ahora lo que hay que hacer es una programación digna, dejarlos trabajar y apoyarles. Si no tuviéramos a Onda Jerez la echaríamos de menos”.

Anabel Padilla: “Yo no pienso que la culpa de la emisora sea de los políticos”

En 2002 llegaba a Onda Jerez Anabel Padilla, profesional de reconocida trayectoria, sobre todo, en el mundo de la radio (directora regional de Antena 3 Radio en Murcia, directora de Grupo Z Radio –donde consiguió una antena de oro-, subdirectora de Cadena Dial…) y que incluso tuvo de alumna en un master de Comunicación Audiovisual a una joven periodista Letizia Ortiz, hoy reina de España. Tras 30 años en Madrid, por motivos familiares aterriza en Jerez, donde el por entonces director de la emisora, Álvaro Moreno de la Santa, le ofrece la dirección de Onda Jerez Radio, puesto que acepta. Sin embargo, al poco tiempo y de mutuo acuerdo pasó a la televisión, donde presenta primero un magacín de tarde, luego otro matutino y después un programa de entrevistas, muy personales, que lleva a cabo en el Alcázar y en las bodegas González Byass.

Padilla recuerda que su llegada a Onda Jerez coincidió con una “época de muchos cambios, tanto de directores como de programación”. Afirma que quiso traer a la radio una nueva fórmula que lamentablemente no cuajó “porque aquí querían una radio más de toda la vida”, y aunque en líneas generales afirma que se sintió a gusto en la casa, también señala que a veces “sentía como si me mirasen un poco como la intrusa que venía de Madrid”.

De su época destaca el ingobernable mandato entre Pilar Sánchez y Pacheco, algo que derivó en tantos cambios en la dirección (Álvaro Moreno de la Santa, Vicente Delgado León y Pedro Rollán), así como las deficiencias que empezaba a notar en la parte técnica. “Ya estaba un poco anticuada, pero igual que te digo eso te digo que las retransmisiones externas, como las de Semana Santa, eran una maravilla”.Tras su salida de Onda Jerez en 2014 a causa del ERE municipal, algo que considera “una injusticia y una maniobra incorrecta, porque yo no trabajaba para el Ayuntamiento, sino para un medio de comunicación”, ha perdido el contacto con la misma hasta el punto de afirmar que apenas la ve, en parte también porque ahora está a caballo entre Jerez y Madrid. Sin embargo, sí sabe de su “deterioro absoluto” porque “después de 12 años, la gente me para por la calle y me dice verdaderas burradas sobre Onda Jerez. La gente no está contenta en comparación con lo que había hace cuatro años y sobre todo con lo que había hace décadas”.

Sin embargo, a diferencia de lo que piensan muchos, Padilla no cree que la actual situación de la emisora se deba a la política. “Yo no pienso que la culpa sea de los políticos, ellos te pueden marcar una línea editorial, pero no te dicen dónde enfocar, ni cómo hacer un magacín o un programa de radio. Una cosa es la línea editorial, pero lo que es el trabajo televisivo no es culpa de los políticos, sino del personal no cualificado o que no ha podido con el peso de una tele y radio local”. De hecho recuerda que la emisora llegó a tener “hasta 85 trabajadores, algunos de los cuales solo se dedicaba a hacer pasillo”.

¿Habría que cerrar la emisora, siendo tan deficitaria, tal y como se ha oído más de una vez? “Nunca un político quiere cerrar una tele local porque sabe que pierde una parte importante de difusión, pero esa tele o se mantiene de una manera coherente sin que le cueste dinero al pueblo y no le de vergüenza ajena verla, o apaga y vámonos y ponla en negro”.

Sobre el autor:

jorge-miro

Jorge Miró

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído