Rafael Álvarez, 'El Brujo', un yogui del teatro: "No puedo pensar en la retirada"

Amigo del Lazarillo de Tormes, aprendiz de Fernando Fernán Gómez y valedor del alma de Valle-Inclán. El actor cordobés sigue engrandeciendo el escenario a sus 71 años. El viernes 8 actuará en el Teatro Villamarta de Jerez

Rafael Álvarez en el Teatro de Guadalcacín. 'El Brujo' no piensa en la retirada.
Rafael Álvarez en el Teatro de Guadalcacín. 'El Brujo' no piensa en la retirada. MANU GARCÍA

El don de la palabra de un espíritu joven

Un hechicero de la interpretación, mago en las tablas y yogui en la vida. Uno de los grandes del teatro español de las últimas décadas. Rafael Álvarez se fusionó con El Brujo para interpretar, sin trampa ni cartón, un personaje tan real como el planeta teatro. Más de medio siglo abrazándose a la reflexión, atravesando la línea fronteriza de lo ficticio y engrandeciendo el escenario. A sus 71 años, el dramaturgo cordobés se siente joven de espíritu.

Sin abandonar su naturaleza impulsiva, su voz sigue golpeando al corazón mientras sus rizos canos adornan el perfil de un actor que transmite pureza. El próximo viernes 8 de octubre encarnará El alma de Valle-Inclán en el Teatro Villamarta. El sábado pasado, Guadalcacín se vistió de gala para Dos tablas y una pasión. El gurú que revive una y otra vez a los clásicos, desnuda una vez más su yo interior para decorar la esencia teatral con el don de la palabra. 

¿Es más real el teatro que la vida hoy en día?

El teatro que yo hago es muy real porque yo no hago un teatro de ficción, salgo directamente como contador de historias y no interpreto un personaje de ficción. Yo me presento como El Brujo, no compongo un personaje y es muy real. Lo que hago es más parecido a una performance, un show, pero con fórmulas del teatro de siempre, es una mezcla entre la realidad y la ficción. Ya que me preguntas esto, la frontera entre la realidad y la ficción es uno de mis campos preferidos. El mundo que estamos viviendo hoy en día es un mundo en el que no sabemos donde empieza la realidad y donde acaba la ficción porque hay una gran circulación de noticias, de información, que no sabemos si es verídica o falsa. Todo ha adquirido unos contornos de ciencia ficción. 

¿Ha llegado a perder en estos tiempos de pandemia esa vitalidad y comicidad que le caracterizan?

No, al contrario, me ha dado más. Cuando tienes problemas y hay un momento de tensión y de ansiedad, el humor sirve para descargar la tensión. Es como una válvula de escape y yo he salido al escenario con más fuerza todavía. He tenido mucha suerte, no me he contagiado todavía y estoy vacunado, como todo el mundo. He trabajado desde el mes de mayo del 2020, acuérdate que el gran confinamiento fue en marzo y abril. Dejé de trabajar en la primera semana de marzo y en mayo ya estaba trabajando, con mascarillas y restricciones. También hice actuaciones en streaming, que se puso de moda, conectando en vivo y directo a través de un canal por internet. Hice unas cuantas. 

El actor cordobés, sobre las tablas.   MANU GARCÍA
El actor cordobés, sobre las tablas.   MANU GARCÍA

¿Cuánto de la espiritualidad de San Juan de la Cruz falta en este mundo? 

El mundo de la espiritualidad siempre ha estado ahí, pero lo que pasa es que son pocas personas las que tienen interés por estos temas. Desde la época de San Juan de la Cruz, desde los tiempos de Jesucristo, desde antes de Cristo o ahora en el siglo XXI, lo que pasa es que ahora la devastación del sistema nervioso de la gente es tremenda por la complejidad que ha adquirido la vida en la civilización moderna, el estrés, el cambio vertiginoso de las cosas de un día a otro con una rapidez impresionante. Eso gasta mucha energía y deteriora la salud psíquica. Mucha gente está interesándose ahora por el yoga, la meditación y por la espiritualidad. 

"La devastación del sistema nervioso de la gente es tremenda por la complejidad que ha adquirido la vida en la civilización moderna"

Valle Inclán se preguntaba sobre cuál entre todos los pecados era el suyo. ¿Cuáles son los de Rafael Álvarez? 

Ahora que me lo dices quizás algo de codidia, vanidad, creo que tengo una ensalada, de todo un poquito, pero no mucho de ninguno. 

Lope de Vega y Cervantes, dos tablas y una pasión. Casi nada…

Este espectáculo es un espectáculo antológico en el sentido de que hay fragmentos como en una antología, de poetas del Siglo de Oro: Cervantes, Shakespeare, Fray Luis de León, Lope de Vega, Calderón y Santa Teresa de Jesús.

'El Brujo', llenando con su sola presencia el escenario.
'El Brujo', llenando con su sola presencia el escenario.   MANU GARCÍA

¿Debería ser el yoga deporte olímpico? ¿Qué le sigue aportando?

Si sirviera para promocionar el yoga, pues sería estupendo que fuera deporte olímpico. Mucha gente tendría así conocimiento a través de los medios de comunicación. El yoga es una cosa estupenda para la salud, el cuerpo y para la salud de la mente. 

Confesó en su día que el Lazarillo y usted habían recibido mucho más de lo que ambos se habían dado. ¿Cómo sigue vuestra relación?

Sigo haciendo el Lazarillo de Tormes, la versión de Fernando Fernán Gómez, y cada vez que la hago es muy celebrada por la gente. La versión ha cambiado mucho, pero me encanta hacerla y tengo la intención de seguir haciéndola todo el mundo que sea necesario. 

"Fernando Fernán Gómez era un hombre de una gran integridad y con una coherencia impresionante"

Este año se cumplen precisamente cien años del nacimiento del inolvidable Fernando Fernán Gómez. ¿Qué aprendió de él?

Aprendí mucho de Fernando Fernán Gómez. Era un hombre de una gran integridad. Hacía las cosas con una coherencia impresionante. Tenía los pies en la tierra, y tenía también a su manera una vena mística que la llevaba por un camino antiguo de whisky y escribir, pero también era un hombre que era un gran poeta y en ellos se notan esas grandes inquietudes y esas preguntas. 

En el camerino del Teatro de Guadalcacín.
En el camerino del Teatro de Guadalcacín.   MANU GARCÍA

En redes compartió el regalo de un libro de un escritor cubano, Prisionero del agua. Incendios, volcanes en erupción, lluvias torrenciales como las recientes en su Lucena natal, ¿somos también prisioneros del fuego y la naturaleza?

Ahora mismo hay un momento de cambio global a nivel ecologico, de fuerzas, de calentamientos... Están ocurriendo muchas cosas en la vida de la atmósfera, en la vida geológica. Es un momento muy especial porque el magnetismo de la Tierra está experimentando unas transformaciones muy importantes. La humanidad está experimentando, a nivel global, un cambio muy drástico, que es el avance de la tecnología en muy poco tiempo. Los grandes saltos evolutivos tecnológicos conllevan necesariamente una adaptación por parte de las personas. Tenemos que adaptar nuestra mente, nuestros nervios, nuestro ritmo, hasta nuestra fisiología. Hay hasta casi como una mutación. Si observas a los chavales de ahora con respecto a los chavales de hace 40 años veremos que hay un cambio brutal. Esa misma distancia de tiempo un siglo atrás no presentaban esos cambios tan grandes que estamos experimentando ahora en tan poco tiempo. Se ha acelerado mucho el ritmo de la evolución de la vida. No sabemos si va a una evolución más feliz, más equilibrada, o hacia una humanidad más esclava, más autodestructiva. 

"Muchos actores que han sido muy famosos, que han ganado mucho dinero, llegan ya a la edad de la jubilación con muy pocos recursos"

La semana pasada se despidió de las tablas la gran Concha Velasco confesando que ha tenido que vender objetos personales para sobrellevar los últimos años. ¿Da para vivir el teatro? 

El teatro a mí sí me da para vivir. Yo trabajo mucho, muchísimo. Hace unos años se ganaba mucho más dinero en el teatro. Hace diez, quince años. La transformación, el cambio, fue a raíz de la crisis económica de 2008. A partir de ahí hubo un descenso en el nivel económico. Con esto de la pandemia ha habido otra bajada más. No me extraña, si no ha trabajado en este tiemipo y tal. Muchos actores que han sido muy famosos, que han ganado mucho dinero, llegan ya a la edad de la jubilación con muy pocos recursos porque la vida que hacemos a veces nos distrae y pensamos que va a ser eterno todo. Y no hay nada eterno nada más que la eternidad. 

Un actor diferente, único y singular.
Un actor diferente, único y singular.   MANU GARCÍA

¿Usted piensa retirarse alguna vez?

No puedo ni siquiera pensarlo. Tengo una situación personal en la que tengo que seguir trabajando. Tengo hijos pequeños, una mujer joven y tengo una vida que es más propio de si tuviera quince años menos. Gracias a Dios me siento fuerte, muy en forma, y no echo de menos estar en casa sin trabajar. Trabajo mucho, pero no me pesa. 

¿Cómo le gustaría que le recordasen?

No tengo ningún interés especial en que me recuerden de una manera u otra. Que me recuerden como quieran, como se presente la situación, bienvenida sea. No estaré ahí para ver cómo me recuerdan. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

JESÚS DE GONZÁLEZ Hace 13 días
Un excelente actor que ha sabido enriquecer su genialidad bebiendo de los escritores y dramaturgos. Ha sabido pasar del cómico "Búfalo" de la serie Juncal hasta la interpretación en solitario al misticismo y profundidad de los clásicos. Interesante entrevista a un personaje singular
Ahora en portada
Lo más leído