Ruiz Boix: "Vamos a recuperar el gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, se presente 'Kichi' o no"

Alcalde de San Roque desde 2011, ha sumado el timón del PSOE de Cádiz al ser elegido secretario general del partido en la provincia. Sobre su municipio cree que "ha tocado techo industrial" y pide infraestructuras hídricas para hacer sostenible el filón turístico-deportivo de Sotogrande. "Me siento más cómodo en gobiernos de izquierda que con una gran coalición a la alemana", confiesa

El alcalde de San Roque y secretario general del PSOE de Cádiz, Juan Carlos Ruiz Boix, en el municipio del Campo de Gibraltar, con el Peñón al fondo, en días pasados.

Aquel chaval espigado y participativo de Puente Mayorga

Del chaval que se crio en Puente Mayorga, en aquel piso que entonces cedía la empresa a sus trabajadores, en la llamada barriada Cepsa, cuando su padre se colocó en la refinería, quedan los amigos y los recuerdos en una zona “con mucho empleo” durante su infancia y adolescencia. Y también quedan las primeras luchas reivindicativas. Siempre con “inquietudes de representación”, fue delegado de clase en el colegio público sanroqueño Sagrado Corazón, delegado de centro en el IES José Cadalso, y delegado universitario mientras estudiaba Ciencias Económicas y Empresariales en Cádiz y Granada. “Trataba de tener una vida de ocio y responsabilidad. Y la compartía en mi barriada. Esos orígenes y ese querer seguir defendiendo los derechos de todos, pero sobre todo de los más vulnerables es lo que me hizo que en el 97 decidiera militar en el PSOE, y luego estar a disposición del partido, que lleva veinte años ofreciéndome responsabilidades”.

La más reciente, en diciembre pasado, cuando pasó a ser secretario general de los socialistas en la provincia de Cádiz, cargo que compatibiliza con la Alcaldía de San Roque, donde empuña el bastón de mando desde 2011 (dos mayorías absolutas en 2015 y 2019). De asentamiento de los expulsados del Peñón tras la conquista británica hace 318 años al mayor polo industrial de Andalucía y destino mundial turístico-deportivo de altísimo nivel. Así es San Roque, diez localidades en el mismo municipio. El que más crece en población y con más renta per cápita de la provincia con más paro de la comunidad andaluza. Y un Ayuntamiento que apenas mantiene una deuda viva de 259.000 euros, que equivale a unos 8 euros de media por habitante. Un oasis de finanzas municipales saneadas frente a, por ejemplo, Jerez, la ciudad más poblada de la provincia, con unos 800 millones de euros de deuda financiera.

Ruiz Boix, que se confiesa aficionado al deporte, pero sin “espíritu para practicar deporte”, sí hace senderismo, pasa tiempo con familia y amigos, hace vida social en su municipio, y aprovecha, de cuando en cuando, para “escaparme algún fin de semana por los muchos rincones que tiene nuestra provincia”. En todo caso, sobre la tarea política, lo deja claro: “Pone difícil conciliar”. En el transcurso de esta entrevista con lavozdelsur.es, que tendrá su continuación en un reportaje sobre San Roque y sus mil caras en la revista impresa El Papel de La Voz, que lavozdelsur.es publica el próximo 28F, va camino del centro de salud para recoger firmas contra el desmantelamiento de la sanidad pública andaluza; firma expedientes mientras despacha con este cronista; recomienda comer en el restaurante Don Benito si se va a hacer turismo a San Roque Centro; y va atendiendo necesidades vecinales según le abordan sus paisanos por la calle. “Venía a hacerme una radiografía y tengo que coger otro taxi para la Estación de San Roque…”, le dice una señora mayor, que añade: “Lo veo más guapo por día, no sé por qué… si serán mis ojitos”. Ruiz Boix se gira, ve a una compañera de partido: “Raquel, ¿ibas para Taraguilla, no...? Acércala por favor. ¡Señora, que le va a evitar un taxi!”.

En su título oficial, la ciudad de San Roque añade ‘donde reside la de Gibraltar’, ya que aquí llegaron los expulsados del Peñón tras la conquista británica, un contencioso que dura 300 años. ¿Cómo son las relaciones con la 'Roca'?

Creo que, desde luego, hay muchas cuestiones en las que nos podemos ayudar: medioambientalmente, Gibraltar necesita de la recogida de sus residuos, del respeto a que no haya basura en la Bahía; en cuanto a las actividades de los dos Puertos, de Algeciras y Gibraltar; y en materia de seguridad, de lucha contra el contrabando de tabaco… Hay muchas relaciones que podemos cultivar, pero hay una que parece que nos cuesta más: tenemos muchas agencias consulares o de comercio dentro de las embajadas españolas, tenemos hasta organismos creados en nuestro país a la búsqueda de inversores extranjeros, la Junta por ejemplo tiene a Extenda, y sabemos que en Gibraltar existe la tercera o cuarta renta per cápita del mundo, radicada en una población de unos 30.000 habitantes, y con igual número de empresas, que es algo anómalo, claro está.

Todo demasiado opaco.

En los últimos años se le ha ido exigiendo mayor transparencia, y me parece bien, para evitar que se siga considerando un paraíso fiscal, y cada vez cumple más las normativas europeas y hay mayores realidades de que han dado pasos agigantados para estar en la misma situación que otros países europeos en función de la política fiscal que cada cual quiera establecer. Irlanda tiene el impuesto de sociedades al 10%, mucho menos que en España, y mantenemos una relación positiva. Lo que quiero decir es que no entiendo por qué las unidades españolas de captación de fondos e inversiones no tienen esa relación en igualdad de condiciones con Gibraltar, que se les pida a los llanitos, como aquí les conocemos, que también inviertan en nuestra comarca, en nuestros polígonos industriales… Tenemos casi 300.000 habitantes en la comarca y 8.000 empresas. La regla de tres respecto a Gibraltar refleja que algo tendremos que estar haciendo regular para que eso no se equilibre.

"Tenemos casi 300.000 habitantes en la comarca y 8.000 empresas; Gibraltar tiene 30.000 habitantes y otras tantas empresas. Algo tendremos que estar haciendo regular para que eso no se equilibre"

Ha cumplido diez años y medio al frente de la Alcaldía de San Roque. Salvando dos años de pandemia, ¿qué evolución tiene el municipio desde entonces?

La primera cuestión que puedo señalar es que somos el municipio de la provincia de Cádiz, y yo diría de Andalucía, que más crece porcentualmente. En unos tiempos en los que se habla de despoblación, de baja natalidad, San Roque es un municipio que se ha mantenido constante, incluso en tiempos de crisis inmobiliaria y de aquella crisis egoísta que permitió mayor riqueza a los que más tienen, y que gestionó el PP. Hasta en tiempos de pandemia, donde ha habido una solución totalmente distinta a la crisis gracias al Gobierno del PSOE de Pedro Sánchez, que sí ha cuidado a las personas y ha respetado a sus empleos con mecanismos como los ERTE, San Roque ha mantenido un ritmo de crecimiento del orden del 6% en cada uno de los años de esas crisis. Tenemos más de 34.000 habitantes empadronados, y cuando llegué a la Alcaldía rondaban los 29.000. Sumamos un ritmo de entre 500-600 vecinos anualmente. Y ahí hay un porcentaje importante afincado en el distrito del Valle del Guadiaro, una población extranjera que supera el 17% y principalmente es británica, pero la hay de muchas nacionalidades. Somos una torre de Babel, con presencia de muchas nacionalidades en nuestro municipio.

De alguna manera, en San Roque ha confluido lo que la provincia de Cádiz querría ser: un territorio muy industrializado, pero también con un turismo y unos servicios de altísimo nivel.

El mayor polo industrial de Andalucía, el segundo de España, como es el polígono industrial químico de Puente Mayorga, nace al mismo tiempo que se inicia el Centro de Interés Turístico Nacional que es como se llamó en su nacimiento lo que hoy en día es la mejor urbanización de Europa, Sotogrande. Esos dos proyectos económicos, teóricamente incompatibles, teóricamente antagónicos, uno es de industria pesada, otro es de turismo de lujo, de alta excelencia y destinado principalmente a familias de alto nivel adquisitivo, se han ido mimando y cuidando por parte no solo de este gobierno que presido, sino durante los más de 60 años que tienen de vida. Hay que aplaudir la gestión de los diferentes gobiernos municipales que diseñaron y plantearon que la economía del municipio pivotara alrededor de dos sectores tan distintos, pero que han generado un alto volumen de empleo.

Polo químico y Sotogrande: "Parecen antagónicos, pero se han mimado desde hace 60 años"

A nivel industrial, eso está cambiando.

Ese alto volumen de empleo que claramente era muy favorable hacia la industria ahora se va revirtiendo: primero, por las ampliaciones turísticas-deportivas; segundo, por la automatización y robotización de muchas de las actividades industriales que antes hacían operarios. En el caso de las ampliaciones, hablo de un sector turístico-deportivo, porque va muy asociado a contar con nueve campos de golf, entre ellos el mejor del mundo, Valderrama, el polo y también el puerto deportivo de Sotogrande, el mejor puerto deportivo de Andalucía, con un millar de atraques, de los cuales todos están cubiertos y está previsto que se amplíe la marina.

¿Cómo se concilian proyectos como el del Fondo de Barril con los nuevos desafíos de transición ecológica?

En primer lugar, reconociendo que San Roque tiene un techo industrial que está próximo a alcanzarse. Así se lo he trasladado a los responsables de la Asociación de Grandes Industrias, así se lo he trasladado a los responsables económicos de Gobierno y Junta. Tenemos ya unas servidumbres industriales muy elevadas, pero aun así vamos a sumar 35 hectáreas nuevas, que son las que teóricamente estaban previstas inicialmente para ese proyecto del Fondo de Barril, y que ahora corresponderá a Cepsa anunciar si decide tirar para adelante o no con ese proyecto y con todas las actuaciones que se vean. Pero tenemos claro que en esos más de 50 años de la industria aquí, entiendo que hay algunas plantas y equipamientos que ya no pueden renovarse conforme a lo que hemos comentado de ese crecimiento en medio siglo de innovación y nuevas tecnologías. En este caso, habría que adaptarlas a las exigencias europeas y ciudadanas que hoy en día tenemos. Aun así, las 35 hectáreas industriales más que hay previstas serán las últimas. Tenemos una extensión enorme y tenemos claro que hay inversiones del año 68 que ya están desfasadas y amortizadas.

¿No hay renovaciones, transiciones hacia modelos más sostenibles?

Muchas se han venido renovando. A lo largo de cualquiera de los últimos años normalmente hay una inversión, solo en renovaciones y puestas a punto, que suele superar los 50 millones. Eso para otros municipios son inversiones históricas o elevadas, pero aquí es lo habitual cada año. Ahora mismo se habla de la empresa asiática Indorama, que despertaba incertidumbre cuando adquirió activos de Cepsa, pero la realidad es que ha demostrado seriedad, fortaleza y compromiso social con nuestra tierra, pero el año pasado fueron 70-80 millones de euros de actualizaciones en Cepsa Química. Estamos habituados a esa realidad y lo que queremos es que siempre sean actuaciones respetuosas con el medio ambiente y con la salud porque veréis que estamos rodeados de industria. Podemos sumar en esas 35 hectáreas, pero van a ser las últimas. Aquellos municipios que muchas veces nos admiran en cuanto a los ingresos económicos, y que habitualmente nos señalan por tener importantes aportaciones económicas, tienen la oportunidad de prever en sus PGOU los crecimientos y apostar por un futuro industrial en su municipio.

Alcalde San Roque 02
Ruiz Boix, ante la ermita en la colina en la que se fundó San Roque.    JUAN CARLOS TORO

¿Cómo ve la situación actual de sequía con las necesidades hídricas de ese ingente parque de campos de golf?

En primer lugar, lo veo con preocupación. Y voy a señalar a la Junta de Andalucía, que tiene conocimiento del problema, y que así lo asumía en octubre de 2021 con la declaración del decreto de sequía. El problema es que el decreto no lo ha desarrollado y no se han tomado ninguna de las medidas que se aportaban para esta problemática. La realidad es que no hay precipitaciones, el clima es seco, a lo que algunos apuntan al cambio climático como responsable, no al primo de Rajoy, sino al de verdad, y ni llegan precipitaciones, ni medidas que, a nivel administrativo, se podían haber realizado, como la presa de Gibralmedina, en la parte norte de la comarca; y el control de los usos de todas las existencias de agua, en los acuíferos de Pinar del Rey, en los usos del río Guadiaro, en los enganches irregulares. Además, hay una inversión prometida, que para eso pagamos el canon a la Junta pero seguimos sin ver el retorno de esos recursos, y es algo que los campos de golf vienen pidiendo a gritos. Se llama el agua terciaria, o agua reciclada, que es ese agua que se pierde y que puede tener un segundo uso para regadío o, como en este caso, el mantenimiento de los campos de golf. Nueve campos de golf y doce canchas de polo que podían regarse con agua terciaria, pero hacen falta unas canalizaciones de ese agua procedente de las depuradoras, de las que están previstas en San Roque. La que hay está colapsada por los crecimientos de población. Contar con más pantanos y un reciclaje del agua es fundamental.

Usted lidera desde hace unos meses el PSOE provincial en Cádiz, pero ya ha dejado claro que quiere volver a presentarse a las municipales el año que viene.

Cuando inicié lo que era una apuesta alternativa para presentarme a la secretaría general del PSOE de Cádiz se lo dije a mis compañeros, y cuando finalmente se consolidó y obtuve esa secretaría general, lo anuncié en esa primera rueda de prensa en la sede de San Antonio, en Cádiz: era una apuesta decidida, me ponía a disposición de los compañeros y compañeras de San Roque para volver a encabezar la lista electoral del PSOE en 2023, por cuarta vez. Me he presentado tres veces, las tres veces hemos ganado, en las dos últimas ocasiones por mayoría absoluta, y creo que es refrendo de los años de gestión. En 2011 fue una victoria compleja en pleno tsunami azul, aquellas victorias aplastantes del PP en los municipios que confirmaron una mayoría absoluta de Mariano Rajoy en el Gobierno de España. A pesar de esa situación, de esa debilidad de la marca PSOE, con el proyecto local pudimos ganar las elecciones, gestionar y a partir de ahí la gestión es la que han respaldado las vecinas y vecinos de San Roque.

"La dispersión hace que tengamos cuatro cementerios. Tenemos más cementerios que la capital de España, pero no recibimos ingresos especiales"

Debe ser complicado abordar la gestión de un municipio con diez realidades locales tan marcadas.

Es compleja porque hablamos de un municipio con una extensión enorme que, si lo comparas con otros como Jimena, Los Barrios, Tarifa, Jerez…, son más grandes, pero este es enorme y con una amplia ocupación de distintos pueblos, diez en total, totalmente diferentes. Desde que vengo gobernando he estructurado la realidad del municipio en cuatro distritos: Distrito Casco, la Ciudad de San Roque, con unas 14.000 personas asentadas; Distrito de la Bahía, Guadarranque, Puente Mayorga y Campamento, que tiene población de unos 5.000 habitantes entre los tres; Estación de San Roque, Taraguilla y Miraflores, cuya economía vive alrededor de la Renfe y de la estación que se fundó a principios del siglo XX, y hay más de 7.000 habitantes; Y luego tenemos el Valle del Guadiaro, la principal zona del apartado turístico-deportivo, que la conforman Guadiaro, Torre Guadiaro, San Enrique, Pueblo Nuevo y Sotogrande, es el distrito que más crece y ya supera los 8.000 habitantes.

Los servicios públicos deben ser carísimos de prestar…

Los servicios son más caros. La dispersión hace que tengamos cuatro cementerios. Tenemos más cementerios que la capital de España. Con su mantenimiento y las obligaciones que ello conlleva. Tenemos siete campos de fútbol, todos de césped artificial; un campo de rugby, cuatro pabellones cubiertos, siete bibliotecas, y tenemos nueve tríos de ayudantes de los Reyes Magos. No podemos celebrar cabalgatas en diferentes fechas. En cada barriada hay alcaldías, para evitar desplazamientos, que todas las cuestiones municipales se desarrollen en las barriadas.

¿Tienen ingresos adicionales por estas particularidades?

No recibimos ingresos especiales. Si habitualmente, a nivel de CCAA, sí se reparten fondos en función de dispersión, envejecimiento de la población y otras cuestiones, a nivel de municipios no hay ese reparto. Son muchos servicios a mantener, limpieza viaria, seguridad ciudadana…

"Necesitamos centros de formación para esos jóvenes absentistas, que necesitan un reciclaje porque entendieron en un momento que su salida laboral era el narcotráfico"

Usted se ha marcado romper antes de mayo de 2023 la barrera de los 3.000 desempleados, lo que equivaldría a rozar el pleno empleo técnico en el municipio.

Hay que pelear por objetivos realistas e ir dando pasos. Tenemos ahora mismo unos 3.500 desempleados y yo me he puesto el reto de bajar de los 3.000. Es muy complejo, pero vamos a trabajar para ello. En los tiempos anteriores a la crisis de 2008 pudimos estar en 2.500, con una población menor, pero hay que intentarlo. Hay que trabajar para que haya nuevas oportunidades.

Tiene dos hijos, ¿les ve buscándose su futuro fuera de Cádiz?

En principio, quiero que tengan la mejor educación para que puedan decidir con libertad su futuro y que, dentro de ese futuro, hayamos construido entre todos un San Roque en el que puedan continuar con sus vidas. Ahora están arraigados y asentados, pero dentro de unos años decidirán dónde vuelan sus destinos. No quiero que haya una salida hacia Castellón como tuvieron muchos vecinos de Cádiz en esos 20 años de Teófila o debido a la no respuesta de estos ocho años de Kichi. Espero que los jóvenes de San Roque puedan seguir creciendo en torno a esos dos polos económicos, el industrial y turístico, y en torno a un tercero, que es incipiente, la Zona de Actuaciones Logísticas, la ZAL, que estará en Estación de San Roque, camino a Castellar.

¿Hasta qué punto tiene grandes expectativas en ese proyecto que impulsa Zona Franca de Cádiz?

Con un tercio de esa Autoridad Portuaria en el municipio San Roque, queremos que ese Puerto de Algeciras pueda seguir compitiendo en condiciones de igualdad con otros Puertos. Y para eso es clave la línea ferroviaria Algeciras-Bobadilla, ese ferrocarril tan necesario para la comarca y para Andalucía. Hay una zona logística de más de 40 hectáreas, con una previsión del triple, de 120, pero está pendiente de comercialización porque, entre otras cosas, el tren que atraviesa nuestro municipio es del siglo XIX y no está adecuado. El Gobierno de España tiene hoy un presupuesto de 300 millones de euros para ejecutar parte de esos tramos y, desgraciadamente, no los puede poner en marcha porque sigue pendiente de la declaración de impacto ambiental y de la nula colaboración que tiene la Junta en esa tarea.

Alcalde San Roque 01
El alcalde, ante el monumento del Tercer Centenario, que inauguron los Reyes de España.   JUAN CARLOS TORO

La situación con el narcotráfico es dramática y no parece que solo sea cuestión de más presencia y recursos policiales. ¿Cómo se convence a un chaval sin estudios, que gana dinero fácil con el narco, de que cambie el rumbo de esa vida?

En 2018 se había perdido en la comarca el principio de autoridad, con el episodio más grave que fue el rescate que hicieron esas bandas de narcos de un detenido en el Hospital de La Línea. Eso hizo que el Gobierno de entonces diera muestras de que la reducción de plantillas de Policía y Guardia Civil durante años y años provocase esa situación trágica en una comarca donde estos efectivos son imprescindibles. En 2018 llegó Pedro Sánchez al Gobierno de España, y entró en vigor el Plan Marlaska en el Campo de Gibraltar, una de las escasas cuestiones que se prometieron aquí y se han ejecutado. En cambio, la Junta de Andalucía debía iniciar políticas sociales y de empleo en el llamado Plan del Campo de Gibraltar, pero no ha hecho nada. Necesitamos un centro de formación profesional dual y ocupacional, que no existen, y hemos ofrecido terrenos en Puente Mayorga. Centros de formación para esos jóvenes absentistas, que necesitan un reciclaje porque entendieron en un momento que su salida laboral era el narcotráfico. Esos perfiles industriales son necesarios aquí y en la Bahía de Cádiz, en la provincia más industrial de Andalucía como es Cádiz.

Como jefe de los socialistas de Cádiz, han ido renovando agrupaciones locales en la provincia sin demasiados sobresaltos…

Eso le iba a señalar, estamos en un proceso de renovación del PSOE, que comenzó en octubre pasado con el federal; en noviembre con el regional; en diciembre, el provincial; y ahora estamos inmersos en la renovación de 54 direcciones locales. Ha ido avanzando sin sobresaltos, con muchas candidaturas de consenso, unidad e integración, y todo para fortalecer el partido con vistas al reto de que los progresistas podamos recuperar el Gobierno de la Junta y no dejarlo en manos de la extrema derecha. Ahí es donde tenemos que poner todos los esfuerzos y donde estoy convencido de que los más de 5.000 militantes del PSOE de Cádiz van a estar dando el do de pecho para que tengamos ese Gobierno andaluz progresista, con Juan Espadas a la cabeza, que vuelva a mimar y a cuidar la defensa de los servicios públicos de calidad y unas políticas sociales y de dependencia sin listas de espera. El Gobierno actual está de perfil, no gestiona y solo sabe seguir el ritmo de las políticas que marca Vox, en contra de las leyes que cuidan a las mujeres, contra la violencia machista, y otras conquistas de derechos públicos que quieren quitarnos.

Sobre Vox: "El reto de este 2022 no es solo fortalecer a la derecha desde el Parlamento, sino entrar en los gobiernos, como los de CyL y Andalucía. Espero que no lo veamos"

Esa renovación en Cádiz capital no está siendo tan sencilla, tras las convulsiones vividas en el grupo municipal, ¿no?

En Cádiz hemos tenido la convocatoria de una asamblea y el proyecto es de equipo, de conjunto, liderado por José Ramón Ortega, refrendado con más del 90% de apoyo por la asamblea, con una participación muy elevada de los más de 400 militantes del PSOE de Cádiz, y están ya dedicados a formar el mejor proyecto para la capital. Estoy convencido de ello y tocará en otoño elegir a las personas que lideren ese proyecto, que estoy convencido también de que serán personas serias, responsables e inmersas en la sociedad gaditana para que puedan contar con el apoyo masivo y recuperar el gobierno en el Ayuntamiento Cádiz, que no lo tenemos desde el año 95 con Carlos Díaz.

Arrebatar el bastón de mando a José María González ‘Kichi’ no parece sencillo…

Kichi, por lo pronto, tiene que decidir si se presenta o no se presenta. Es la primera decisión y le corresponde a su grupo decidirlo. Él anunció que estaría ocho años y, por tanto, teóricamente, no se va a volver a presentar, pero en sus manos está. Nosotros estaremos preparados, con ese mejor proyecto y el mejor equipo para afrontar las municipales en Cádiz, con Kichi o sin Kichi, y sabiendo que vamos a tener el mejor proyecto de ciudad y el mejor equipo de socialistas para volver a liderar una ciudad que ha perdido ocho años en los que se podían haber realizado mayor número de ideas y propuestas si se hubiese compartido la forma de hacer crecer Cádiz. Habría habido mayor aportación de soluciones frente a este alcalde que no ha hecho crecer a la ciudad.

51900233287 5e29e9a4ee k
Juan Carlos Ruiz Boix, Juan Espadas y Patricia Cavada —alcaldesa de San Fernando, este jueves en un encuentro con empleados de Navantia en San Fernando.

Tras la crisis abierta en el PP, ¿teme un Gobierno con Vox mandando en San Telmo?

Los españoles tienen memoria suficiente como para recordar que los partidos incipientes del 2014, que en aquel momento fue el éxito de Podemos y Cs, fueron años primeros de observación y luego fue tocar gobierno. Cs lo hizo el primero en el Gobierno de Andalucía y Podemos lo hizo con el actual Gobierno de Pedro Sánchez. Esa realidad de partidos incipientes ocurre ahora, desde 2018, cuando aparece Vox con fortaleza en las elecciones andaluzas. Un partido que se consolida en las generales y que desgraciadamente hace que pensamos que el reto de este 2022 no es solo fortalecer a la derecha desde el Parlamento, sino entrar en los gobiernos, como los de CyL y Andalucía. Espero que no lo veamos.

En la escuela de verano del año pasado usted invitó a personalidades como Manuela Carmena e Irene Villa, ¿sectario no es, no?

No, no soy sectario. Soy respetuoso en el ámbito democrático.

Empieza a ser casi una rareza eso…

Entiendo que Manuela Carmena, por ejemplo, hizo un buen papel en la capital de España, le dio nuevos bríos, quitó la caspa de Álvarez del Manzano, Gallardón y Botella, e introdujo una medida de respeto medioambiental como Madrid Central que ahora quieren copiarle con otro nombre. Desgraciadamente, esa división que siempre ocurre en las fuerzas progresistas y de izquierda, esa decisión última de Pablo Iglesias de reventar el proyecto que compartían Errejón con Carmena, nos hizo perder los votos necesarios de las fuerzas progresistas para seguir gobernando en Madrid. Desgraciadamente, se ha regresado a los tiempos en los que hay un alcalde que no respeta que una vecina de Madrid, internacional, de cariño nacional, como fue Almudena Grandes, que también estuvo aquí, no es suficiente su obra, su defensa de la mujer desde su obra literaria, tenga derecho a tener una calle dedicada —finalmente sí se la han concedido tras un apaño en los apoyos presupuestarios— y sí muchos coroneles y generales que participaron en esa Guerra Civil que no fue más que un levantamiento militar de la extrema derecha contra el Gobierno democrático de la República que existía entonces.

Como socialista, ¿está más cómodo en ese PSOE que pacta a su izquierda o en ese otro de la gran coalición alemana?

Soy socialista y socialdemócrata. Los proyectos que han llevado a cabo Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez se acomodan en esa realidad de la socialdemocracia. No comparto los postulados de la derecha y extrema derecha, por supuesto; me gustaría que se volviese a la España moderada, donde la forma de crecimiento es sin egoísmo, cuidando la sanidad y la educación públicas, y donde las políticas que parecían imposibles, como la ley de dependencia, que puso en marcha un gobierno socialista, fueron realidades. Me siento más cómodo con quienes nos exigen más y más, quienes son más de izquierda. Dentro del respeto a que haya libertades y un desarrollo económico, eso me cuadra más. Encuentro más colaboración y me siento más cómodo con gobiernos de izquierda que con esa unidad que me preguntas de Alemania. En todo caso, me gustaría que hubiese mayor consenso y acuerdos en el Congreso de los Diputados.

Sobre el autor:

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, experto en Urbanismo en el Instituto de Práctica Empresarial (IPE). Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Antes en Grupo Joly. Soy miembro de número de la Cátedra de Flamencología; hice la dramaturgia del espectáculo 'Soníos negros', de la Cía. María del Mar Moreno; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) y de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído