Trifersa, la agricultura que viene

La compañía que preside Gonzalo López de Carrizosa es un referente en el desarrollo de la agricultura residuo cero, empleando en el control de plagas y enfermedades de los cultivos insectos y microorganismos respetuosos con el medio ambiente

La compañía que preside Gonzalo López de Carrizosa es un referente en el desarrollo de la agricultura residuo cero.
La compañía que preside Gonzalo López de Carrizosa es un referente en el desarrollo de la agricultura residuo cero. MANU GARCÍA

A mediados de la década de los 60, un grupo de jóvenes ingenieros agrónomos procedentes de empresas agrarias, industrias de transformación y organismos profesionales, constituyeron una empresa al servicio de la agricultura en Jerez. Así nació en 1965 Técnica, Riegos y Fertilizantes S.A: Trifersa.

Más de medio siglo después, el mundo y la agricultura han evolucionado mucho. En línea con esta evolución, la compañía ofrece productos y servicios a un gran número de agricultores de la provincia de Cádiz. “En los últimos años la agricultura está sufriendo una gran transformación, motivado fundamentalmente por los vaivenes de la PAC (Política Agraria Común) y los cambios hacia un  consumo de productos más saludables por parte del consumidor final. De ahí los cambios regulatorios tanto en el uso de pesticidas como de fertilizantes convencionales”, sostiene el presidente de Trifersa, Gonzalo López de Carrizosa Caballero.

La compañía, lejos de quedarse atrás, cuenta con las principales innovaciones del mercado. Así, en consonancia con la producción integrada que se lleva a cabo en la actualidad, apuestan por la agricultura biodinámica y ecológica, minimizando el uso de pesticidas y realizando tratamientos fitosanitarios sólo en momentos muy determinados y cuando no exista otra alternativa más respetuosa con el medio ambiente.

TRIFERSA 1 REVISTA

Gonzalo López de Carrizosa, presidente de Trifersa.   MANU GARCÍA

Para ello, Trifersa colabora con compañías líderes en agricultura de residuo cero como De Sangosse, Atens, Koppert, BAYER o FMC, ofreciendo a sus clientes los últimos avances en investigación y desarrollo de tecnologías y soluciones eficientes y respetuosas con el medio ambiente. “Hasta ahora se ha realizado una agricultura muy dependiente de productos químicos de síntesis y ahora se optimizan los recursos naturales, es mejor para el medio ambiente”, explica Gonzalo López de Carrizosa.

En relación al desarrollo de nuevas tecnologías para la toma de decisiones, cabe destacar el uso de Nematool para el control de nematodos de suelo y FieldView™.

Nematool es la solución integral de BAYER para el control de nematodos en cultivos de aire libre e invernadero. Mediante el uso de sensores de suelo, Nematool obtiene información en tiempo real de la temperatura del suelo de la parcela y realiza un seguimiento de la generación de nematodos en el cultivo, enviando avisos automáticos al móvil del agricultor sobre la generación actual de nematodos y la aparición de huevos que darán lugar a la siguiente generación. Gracias a esta tecnología, el equipo técnico de Trifersa puede tomar decisiones adaptadas a la situación particular de cada parcela y hacer un uso más eficiente y sostenible de los productos químicos.

FieldView ™ es la plataforma de agricultura digital de Bayer que mediante el análisis de imágenes de satélite determina el estado de salud de los cultivos y permite al equipo de TRIFERSA tomar decisiones de abonado, riego o control de plagas y enfermedades.

TRIFERSA 6 REVISTA
Algunos productos que comercializa Trifersa.   MANU GARCÍA

En cuanto al uso de nuevas soluciones, cabe destacar el uso de productos biológicos o residuo cero que controlan hongos patógenos o insectos depredadores de plagas del cultivo. En el caso concreto de los microorganismos está la trichoderma, un microhongo que trata de desplazar los hongos no beneficiosos para la planta. Estas trichodermas se posicionan junto a las raíces del cultivo para provocar la emisión de nuevas raíces que ya se encontrarán colonizadas por este hongo beneficioso.

Esto provoca que el cultivo explore mayor superficie de suelo por lo que sintetiza más y mejor los nutrientes y, por ende, hace que tenga una mejor respuesta ante cualquier tipo de estrés causado por patógenos o condiciones climáticas adversas. “Es como una microtelaraña que se instala en la raíz y explora mucho más suelo, ayuda al cultivo en nutrientes frente al estrés”, explica Juan Manuel García Corzo, Ingeniero Agrónomo de Trifersa.

TRIFERSA 10 REVISTA
Aguacates en una plantación.   MANU GARCÍA

Otro de los métodos que emplean, como en el caso de los cítricos, es la suelta de insectos depredadores de plagas. Se trata de envases que cuentan con insectos auxiliares (depredadores) en su interior, los insectos van saliendo y extendiéndose por el cultivo, previniendo y controlando diferentes plagas. “Antes se utilizaban únicamente productos químicos de síntesis, ahora empleamos métodos como estos”, sostiene el presidente de la compañía de servicios agrícolas.

Trifersa cuenta con una finca plantada de olivar superintensivo donde se realizan los diferentes ensayos de variedades, productos, marcos de plantación y sistemas de riego, para después ofrecer las mejores alternativas a sus clientes. Los trabajos no cesan, con objeto de prestar la mejor atención posible al agricultor en consonancia con el respeto al medio ambiente. Gonzalo López de Carrizosa cree que estos avances ya no forman parte del futuro, sino que son parte del “presente”. El trabajo de Trifersa da muestra de ello.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído