Chiclana también es cultura y alta gastronomía: 11 planazos para este verano

Sol y playa son el icono turístico por excelencia de Chiclana pero llega el tiempo de mirar a sus adentros: historia, gastronomía y cultura

Chiclana también es cultura y alta gastronomía: 11 planazos para este verano. Museo dedicado a las clásicas muñecas 'chiclaneras' de Marín.
Chiclana también es cultura y alta gastronomía: 11 planazos para este verano. Museo dedicado a las clásicas muñecas 'chiclaneras' de Marín. MANU GARCÍA

La preponderancia de Chiclana en el ámbito del turismo, a escala nacional e internacional, es una realidad que se impone ante la evidencia de sus enormes recursos con una oferta de sol y playa inigualable; posiblemente nos situemos en una localización que posee algunos de los más excelentes kilómetros de arenas y mar.

Chiclana rompe la estacionalidad para alcanzar un estatus envidiable para cualquier destino preferente: ser elegido por el visitante en cualquier época del año. También es el momento de mirar a los adentros de Chiclana: su historia, sus rutas turísticas, su centro urbano, sus museos... todo delata un pasado que viene a un presente en el que se enseñan los ancestrales orígenes de una ciudad singular donde la cultura endógena es tan rica que complementa a una oferta que viste su principal escaparate, con el mar como telón de fondo.

Vista panorámica de Chiclana con la iglesia mayor San Juan Bautista dominando el paisaje.
Vista panorámica de Chiclana con la iglesia mayor San Juan Bautista dominando el paisaje.   MANU GARCÍA

Chiclana crece; la industria turística ha apostado firmemente por la calidad de una ciudad que ha sabido medir y ponderar esa inversión de tal forma que no vulnera la riqueza natural de su litoral, evitando el desarrollo urbanístico sin orden y norma; así, el visitante encuentra el alojamiento idóneo, siempre excelente, pero con el valor añadido de un entorno que se respeta y forma parte del mérito del destino.

Ahora, desde el Ayuntamiento se impulsa la conexión entre ese turismo y el valor propio de la Chiclana eterna que nos pone a la mano la oportunidad de descubrir el nuevo yacimiento fenicio, tras la iglesia Mayor, y su centro de interpretación; los museos del Vino y de la Sal, el de las míticas muñecas de Marín, el Museo Taurino, visitar sus bodegas, pasear por el centro, parar en sus bares y restaurantes, paladear la gastronomía autóctona después de recorrer las rutas fenicia o la napoleónica, esta última relacionada con la batalla de Chiclana de 1811.

En pocas palabras: excelencia, sostenibilidad y cultura, conceptos difíciles de compatibilizar que, sin embargo, aquí se unen en favor de una localización vacacional que es la suma todos sus atractivos. Historia, monumentalidad, cultura, gastronomía, diversión, deportes, naturaleza.... Chiclana es muy antigua. El castillo de la isla de Sancti Petri delata unos orígenes que dan vértigo. Hasta convertirse en un castillo en el XVIII, fue uno de los templos más relevantes de la antigüedad: el de Melkart, dios de los fenicios; también lugar de reposo eterno de Hércules para los romanos, se sitúa frente al poblado almadrabero de Sancti Petri. Cuentan que Amílcar Barca, Julio César o Aníbal pisaron el islote.

Restos fenicios descubiertos en la zona de casco antiguo de Chiclana.    MANU GARCÍA
Restos fenicios descubiertos en la zona de casco antiguo de Chiclana.    MANU GARCÍA

La mar es la fuente de inspiración y proveedor de la buena mesa chiclanera. El pescado de estero, de almadraba, la cocina innovadora de Ángel León en Alevante, para los paladares más aventureros. Marisquerías y bares con la genuina cocina autóctona en el centro urbano en espacios de enorme encanto donde los amantes del vino prueban los caldos chiclaneros (fino, moscatel, oloroso...). En lo gastronómico no se puede obviar la cocina que se elabora a pie de playa en chiringuitos que se reparten por las dos pistas de la playa de La Barrosa, hasta alcanzar la loma del Puerco y la playa de Sancti Petri.

Y la noche, el ocio, la musica y la exclusividad también tienen cabida en Chiclana con el Concert Music Festival, dos meses (julio y agosto) de conciertos en el poblado de Santi Petri en un espacio que cambia por completo su fisonomía para convertir- se en una isla de emociones, ritmos, todo reunido en espectáculos y conciertos de destacados artistas y grupos: Juan Luis Guerra, Marc Anthony, Maluma, Sting, Manolo García, Camilo, Morat, Miguel Ríos, Niña Pastori, Pablo Alborán, Il Divo, Raphael... casi medio centenar de conciertos en unas noches de verano sencillamente maravillosas.

Puente sobre el río Iro que da entrada al centro de la localidad.   MANU GARCÍA
Puente sobre el río Iro que da entrada al centro de la localidad.   MANU GARCÍA

Sobre el autor:

KIKO ABUINA 1

Kiko Abuín

Periodista.

… saber más sobre el autor

Archivado en:



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído