La noche que Álvaro García lloró en Carranza

alvaro.jpg
alvaro.jpg

Un 'golazo', tras un veloz galopada, del extremo cadista hace estallar de júbilo la afición y el jugador no pudo reprimir las lágrimas tras unas duras semanas vividas. 

No sería fácil describir los sentimientos que afloraron dentro de los 167 centímetros de cuerpo que tiene uno de los jugadores que está haciendo historia en el Cádiz Club de Fútbol. Si bien la pasada temporada fue uno de los grandes adalides del conjunto amarillo para alcanzar los playoff de ascenso –aunque no se consiguiera subir-, esta temporada está siendo protagonista de igual forma. Son cuatro las jornadas que ha disputado el conjunto cadista, más el partido del Copa frente al Alcarcón, y ya el utrerano ha marcado la diferencia. Salvo por un partido al que no fue convocado por Álvaro Cervera.

Son muchas las ‘novias’ que le han salido al jugador este verano, sin embargo, se mantendrá en la Tacita, máxime tras su reciente renovación. No obstante, el peor momento que ha podido vivir como cadista ha sido esta pasadas semanas. El Getafe lanzaba una oferta por el centrocampista de unos cuatro millones de euros, mientras que el Cádiz se ceñía a la cláusula de rescisión para que los madrileños se hicieran con sus servicios. Todo a horas de acabar el plazo para fichar marcado por la Liga de Fútbol Profesional.

Esto conllevaría que el Cádiz se quedara sin un baluarte más que importante para su nuevo proyecto, casi sin capacidad de reacción para adquirir otro jugador que lo supliera. Por otro lado, para el de Utrera no dejaba de ser una oportunidad para dar el salto a Primera, amén de ver aumentado –triplicado- sus honorarios. Ambas partes defendían su posición de manera justa.

Bien es cierto que el utrerano no había dicho ni media palabra en ningún sentido, públicamente, pero sí habló de una manera indirecta dejando el entrenamiento anterior al partido frente al Lugo. Por ello, Cervera no lo convocaba aunque entendía sus motivos, “Álvaro ha empezado el entrenamiento y a la mitad ha dicho que no estaba bien y ha salido”. “Me preocupa mucho porque es un chaval magnífico, que nunca ha dado problemas y se le ve ahora triste y apagado”, comentaba el técnico cadista de manera comprensiva.

Tras este tirón de orejas y de entender que, por el momento, el salto de división no iba a ser posible, Álvaro García se entrenó con total normalidad para estar a punto de cara al partido frente al Nástic. Antes del viernes se cerró el acuerdo de renovación que lo vincula al club hasta 2022. Una semana en la que también tuvo que aguantar los desaires de cierto sector de la hinchada que no veía bien el gesto del sevillano.

El éxtasis

Así, el viernes fue un día especial. El jugador se mostró participativo en todo momento y con ganas cada vez que encaraba su banda izquierda. Con el gol de Barral el partido comenzaba a decantarse para el Cádiz, hasta que llegó el éxtasis. Sobre el minuto 73, al excadista Eddy se le escapa un balón en la medular del campo y como un resorte salía disparado el extremo amarillo. La galopada le hizo controlar el balón, incluso esquivar la dura entrada de un Eddy impotente. El central del Nástic intentaba frustrar la jugada, pero Álvaro se va abriendo por la izquierda al tiempo que imprime velocidad, hasta que lanza un potente zurdazo imposible de parar para el guardameta Dimitriesvki.

El golazo retumba en todo Carranza y el cadista lo celebra yéndose hacia la grada de Tribuna con las rodillas hincadas en el césped. De pronto, en medio del delirio, el jugador de 24 años estalla en lágrimas y se queda llorando en el verde. Sus compañeros lo felicitan al tiempo que lo consuela y en una ataque de comprensión masiva, el estadio Carranza grita al unísono el nombre del jugador. Las redes sociales también se disparaban opinando sobre el tema, incluso algunos compañeros, como es el caso del portero Cifuentes, tuiteaba una foto de este momento dejando claro que el compromiso del utrerano con el Cádiz es más que patente.

Queda mucha temporada, aunque el comienzo invita a soñar a la parroquia amarilla que sabe que un jugador como el once cadista es más que importante para conseguir el anhelado ascenso. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído