El villancico de las 'kellys': "Ande, ande, ande, salda ya tu deuda, mientras que no pague todas con Manuela"

Una imagen de la Zambomba 'A Belén Manuela'. POR: INMA PARRA.
Una imagen de la Zambomba 'A Belén Manuela'. POR: INMA PARRA.

"Ande, ande, ande, salda ya tu deuda, mientras que no pague todas con Manuela", dice el estribillo del villancico que han versionado en la Zambomba A Belén Manuela que ha celebrado Manuel Vargas frente al Hotel Tierras de Jerez. "En el Tierras de Jerez, pagan poco, mal y tarde, y tenían a Manuela, trabajando aquí de balde", expone uno de las estrofas del villancico reivindicativo de la camarera de piso jerezana que lleva más de 80 días frente al Hotel Tierras de Jerez a la espera de que el dueño le pague los 20.000 euros que le debe.

"En el Tierras de Jerez, no pagan lo suficiente, como sigan sin pagarle, se quedaran sin clientes", denuncia otra de las estrofas. “¿Tú sabes lo que es mirar todos los días el banco, durante cuatro meses seguidos? Nada más abrir los ojos…, mirarlo cada hora durante 120 días. Mirarlo a las once de la noche…, y eso durante cuatro meses sin parar. Para ver si ese hombre se había dignado a pagarme. Es que no vives. Eso para mí es maltrato psicológico”, expresó Manuela Vargas, cuando inició su protesta allá por el mes de septiembre, y todavía sigue en pie de guerra hasta que el gerente de Alojamientos Jerez no salde su deuda.

Una imagen de la Zambomba 'A Belén Manuela'. POR: INMA PARRA.

"En el Tierras de Jerez, no quieren pagar a Manuela, y es el dueño del hotel, nos vamos a cagar en sus muelas", es la última estrofa del villancico, un villancico que se ha convertido en un himno para todas las camareras de piso de España, ya que los diferentes colectivos provinciales de las 'kellys' le han mostrado su apoyo a través de vídeos cantando el estribillo "Ande, ande, ande, salda ya tu deuda, mientras que no pague todas con Manuela".

Manuela hace tiempo que no duerme bien. Desde hace dos años vive una “pesadilla”, como ella misma la define, que se está eternizando. “Pero los ánimos siguen igual, yo no me vengo abajo”, asegura muy decidida. Y es que cada día recibe el apoyo de colectivos, vecinos, compañeras y políticos que la alientan a que continúe en la lucha para conseguir su objetivo. “En el INEM hay menos parados, pero en las casas hay más hambre”, expuso Manuela en una reciente entrevista.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído