Plan especial de tráfico por las obras de ampliación del Metrocentro y de construcción del corredor verde en Sevilla

El corte total de San Francisco Javier y buena parte de Ramón y Cajal genera itinerarios alternativos a través de Eduardo Dato, Avenida de la Buhaira y Avenida Ramón Carande por un lado

Ronda de Capuchinos, en Sevilla, en una imagen de archivo.
Ronda de Capuchinos, en Sevilla, en una imagen de archivo. JOSÉ LUIS TIRADO

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Área de Movilidad, adscrita a la Delegación de Gobernación, Fiestas Mayores y Área Metropolitana, en coordinación con la empresa pública Emasesa, el Distrito Nervión y Tussam, ha diseñado un plan especial de tráfico con motivo de las obras de la primera fase de ampliación del Metrocentro hasta Santa Justa, en su tramo entre San Bernardo y Nervión, y del corredor verde y la renovación de redes de Emasesa en San Francisco Javier y la calle Luis de Morales. Este plan, que arrancará el próximo 9 de marzo con la ejecución de los primeros cortes de tráfico y la habilitación de alternativas a la circulación en los viarios afectados, garantiza los accesos a residentes, garajes autorizados y colegios, así como las operaciones de carga y descarga. 

Las obras en sí se iniciarán con la construcción del paso inferior del tranvía en el tramo entre Avión Cuatro Vientos y Ramón y Cajal, así como en la confluencia de San Francisco Javier, y posteriormente discurren las obras por la mediana de San Francisco Javier y sus dos carriles más próximos a la misma. Pero al simultanearse con las obras del corredor verde y de renovación de las redes de Emasesa, la avenida de San Francisco Javier tiene que ser cortada en su totalidad. 

Por tal motivo, el objetivo de este plan especial es doble: por un lado, canalizar los tráficos de paso como consecuencia de la afección a diversas avenidas pertenecientes a la red de viarios principales y secundarios de Sevilla como son las avenidas de San Francisco Javier y de Ramón y Cajal en esta primera etapa de las obras. Y por otro lado, la reordenación de los flujos de circulación de las calles adyacentes para posibilitar las entradas y salidas a los residentes y garajes existentes en la zona, cuyo acceso queda garantizado, así como a los diversos edificios de oficinas existentes y al colegio Santa Joaquina de Vedruna.

Así pues, los tráficos procedentes de la calle Luis de Morales en su confluencia con Eduardo Dato se repartirán a derecha e izquierda para así canalizar los mismos, en el primer caso hacía el eje Eduardo Dato - Buhaira y Ramón Carande hasta alcanzar Cardenal Bueno Monreal, y en el segundo, hacia Eduardo Dato en dirección Gran Plaza - Ciudad Jardín - Alcalde Juan Fernández - José Saramago - Diego Martínez Barrios, conectando de nuevo con Cardenal Bueno Monreal. 

En el sentido contrario, los vehículos procedentes de Cardenal Bueno Monreal y Avenida de la Paz que habitualmente acceden a San Francisco Javier a través de Diego Martínez Barrio, también verán afectado su recorrido como consecuencia de las obras. De este modo, el tramo de Diego Martínez Barrio comprendido entre la Glorieta de los Ingenieros Industriales y Avión Cuatro Vientos quedará habilitado únicamente para el acceso de los residentes y garajes de la calle Avión Cuatro Vientos y la zona del Plantinar, mientras que el tramo entre Avión Cuatro Vientos y Ramón y Cajal permanecerá completamente cortado al tráfico al ubicarse allí las caracolas para los servicios de obra. En este caso, el itinerario recomendado para los vehículos con destino hacia el barrio de Nervión es a través del eje Nuestra Señora de las Mercedes - Alcalde Juan Fernández - Ciudad Jardín - Gran Plaza - Eduardo Dato - Luis de Morales.

La avenida Ramón y Cajal permanecerá completamente cortada al tráfico entre Avión Cuatro Vientos y la calle Guadarrama por la sustitución de colectores de Emasesa y la ejecución del paso inferior de la ampliación del Metrocentro. 

Los tráficos de paso procedentes de Ramón y Cajal en sentido Ciudad Jardín - Hytasa deberán utilizar el itinerario (calle existente junto al intercambiador de San Bernardo) – Ramón Carande – Nuestra Señora de las Mercedes – Alcalde Juan Fernández, y partir de este punto retomar los recorridos habituales bien en dirección Ciudad Jardín, o en sentido Hytasa por Ramón y Cajal a la altura del antiguo Matadero. Para el acceso de vecinos y garajes en Avión Cuatro Vientos y la zona del Plantinar, también estará habilitado el cruce de Avión Cuatro Vientos a través de Diego Martínez Barrio. Los vecinos de las calles Claudio Guerín, Urbión y su entorno, podrán acceder a sus domicilios y garajes a través de Alcalde Juan Fernández, o a través de calle Ullía – Ramón y Cajal.

En sentido contrario, la avenida de Ramón y Cajal permanecerá cortada en sentido Enramadilla desde Ciudad Jardín, habilitándose únicamente un carril de servicio para residentes y garajes de Ramón y Cajal, y el acceso a la calle Marqués de Nervión, quedando completamente cortada sin salida a la altura de la calle Guadarrama. El sentido de circulación hacia Hytasa permanecerá abierto desde la calle Guadarrama permitiendo la salida de las calles adyacentes. Los vehículos procedentes desde la Ronda del Tamarguillo podrán en este punto girar a derecha en dirección Gran Plaza – Eduardo Dato – Buhaira – Enramadilla, o a izquierda quedando habilitado este movimiento que anteriormente no se encontraba permitido para facilitar el acceso a los barrios colindantes y el itinerario alternativo sentido Alcalde Juan Fernández – Nuestra Señora de las Mercedes – Ramón Carande – Enramadilla.

En todos los cruces afectados habrá modificaciones en la programación de todos los semáforos (secuencias semafóricas) de forma progresiva y cuyos cambios se inician la primera semana de marzo. También se instalará cartelería informativa de los cortes de tráfico e itinerarios alternativos en los principales viarios de aproximación a la zona afectada.

Como consecuencia del incremento de tráfico al que se verá sometida la avenida de Eduardo Dato, los giros a la izquierda actualmente existentes a la altura de la calle Barrau en sentido Camilo José Cela, y a la altura de la calle Ventura de la Vega sentido Divino Redentor y Santa Joaquina de Vedruna, quedarán prohibidos durante el desarrollo de las obras por razones de tráfico y seguridad vial. Los vehículos que habitualmente acceden a Barrau utilizando dicho giro a la izquierda deberán de hacerlo a través de la avenida la Buhaira - Camilo José Cela – Tomás Iglesias Pérez, mientras que los usuarios del giro a la izquierda desde Eduardo Dato hacia Ventura Rodriguez deberán de acceder a través de Marqués de Nervión – Cristo de la Sed – José Luis de Casso – San Juan de Dios  y girar por Manuel Casana o continuar hasta Espinosa y Cárcel en función de su destino.

En lo que respecta a las zonas aledañas a la zona de obras de San Francisco Javier se distinguen dos áreas:La primera: el entorno de la facultad de económicas y el edificio viapol. La calle Camilo José Cela queda completamente cortada a la altura de San Francisco Javier salvo para acceder al aparcamiento público ubicado bajo el Edificio Catalana Occidente. Esta calle, por tanto, deja de servir como calle de cruce en dirección Santa Joaquina de Vedruna, y sirve únicamente como canalizadora de los tráficos hacia los edificios y calles adyacentes, tal y como se ha indicado anteriormente. En cuanto a los aparcamientos de los edificios Sevilla 1, Hermes y facultades universitarias de la zona, tendrán también habilitados sus accesos. El resto de edificios de la zona tiene garantizado el acceso a través de Ramón Carande – Ramón y Cajal – Buhaira.

La segunda: el entorno del edificio Sevilla 2 y el colegio Santa Joaquina de Vedruna. El Edificio Sevilla 2 tiene sus entradas y salidas garantizadas por la calle Santa Joaquina de Vedruna con acceso desde Divino Redentor. Mientras, para garantizar el acceso del alumnado del citado colegio se habilita un itinerario alternativo, con entrada por la calle Santa Joaquina de Vedruna desde Divino Redentor, con giro a la izquierda por la vía de servicio de San Francisco Javier y salida por la calle Fernández de Ribera, que cambia de sentido entre San Francisco Javier y Espinosa y Cárcel, desde donde retoman el itinerario habitual con salida o bien hacia Juan de Padilla y Ciudad Jardín, o bien hacia Marqués de Nervión –Eduardo Dato. Los vecinos y garajes de la calle Carlos de Cepeda también tendrán este mismo itinerario para el acceso, al estar cortado San Francisco Javier, pudiendo entrar y salir a través de Fernández de Ribera. El resto de residentes y garajes de la zona podrán seguir accediendo por los itinerarios habituales. Las calles en contacto con San Francisco Javier quedarán configuradas en fondo de saco, es decir, sin salida, pero se garantiza en todo momento el acceso y la salida de garajes a través de las mismas.

Debido a la importancia de los cortes y desvíos que conllevará la ejecución de las obras, el plan de tráfico alternativo se extenderá hacia otras zonas aledañas, afectando a itinerarios y movimientos antes permitidos que verán alterada su configuración actual. 

Por un lado, el contra carril bus-taxi existente entre Menéndez Pelayo y la Buhaira (sobre el conocido como Puente de San Bernardo) quedará cortado a la altura de la calle Porta Coeli. De este modo, los residentes y garajes de la zona de San Bernardo tendrán garantizado el acceso. Los usuarios autorizados para circular por dicho carril, tales como los usuarios del aparcamiento de residentes ubicado bajo el Colegio Portaceli, deberán utilizar las rutas alternativas habilitadas a tal efecto a través de la Avenida de Carlos V, la calle Enramadilla y la Avenida de la Buhaira hasta la entrada a sus garajes.  

Por otro lado, la mayor intensidad de tráfico a la que se verá sometida Ramón Carande obligará a reformar el cruce entre esta calle con Felipe II y nuestra señora de las Mercedes. Por ese motivo, se realizan una serie de modificaciones sobre la circulación interna en su entorno. Para permitir una mayor fluidez de los distintos flujos, se prohíbe el giro a la izquierda desde Nuestra Señora de las Mercedes hacia Ramón Carande en sentido Cardenal Bueno Monreal, que suelen hacerlo los vehículos procedentes de Alcalde Juan Fernández, de forma que el acceso a la Avenida Bueno Monreal se efectuará a través de José Saramago y Diego Martínez Barrio. 

Para los vecinos del Porvenir de las calles interiores encuadradas entre Felipe II, calle Bogotá, Ramón Carande y Cardenal Bueno Monreal, se procederá a un cambio de las fases semafóricas en el cruce de Felipe II con la calle Bogotá para permitir el giro a la izquierda, facilitando, pues, los accesos a través de Bogotá y Pedro Salinas, en vez de hacerlo por Ramón Carande y Jorge Guillén. Para ello, cambia de sentido Jorge Guillén hacia Ramón Carande en lugar de hacia calle Bogotá y también parte de la calle Amado Alonso. Con esta configuración, los vecinos pueden acceder a sus edificios sin tener que realizar el ahora prohibido giro a la izquierda en Nuestra Señora de las Mercedes hacia Ramón Carande. 

Asimismo, se habilita el giro a la izquierda desde Ramón Carande hacia Felipe II, hasta ahora prohibido, de manera que se facilita de nuevo a los vecinos el acceso a las calles del Porvenir a través de esa ruta habilitada Felipe II – Bogotá – Pedro Salinas. 

Taxis

La parada de taxis del edificio Sevilla 2  se mantendrá en las proximidades de la intersección de Santa Joaquina de Vedruna con San Francisco Javier, con entrada a la misma a través de Divino Redentor.

Carga y descarga

Se ha previsto la reordenación de los espacios de carga y descarga durante las obras en coordinación con la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), a efectos de recabar las necesidades existentes que permitan mantener la actividad logística y garantizar el abastecimiento de comercios y locales de hostelería de la zona. Para ello, se ha llevado a cabo un estudio conjunto por parte de los empresarios y el Ayuntamiento para la ubicación de nuevas plazas reservadas en Santa Joaquina de Vedruna con San Francisco Javier, Camilo José Cela con San Francisco Javier, Divino Redentor en las proximidades con Padre Campelo, y Espinosa y Cárcel con Fernández de Ribera. También se garantizará la logística de distribución para los locales de hostelería y ocio ubicados en el entorno del edificio Sevilla 1 y la Facultad de Ciencias Económicas.

Motos

En lo que respecta a las motos, se prevé igualmente la implantación de zonas reservadas para el estacionamiento de las mismas en las proximidades de los edificios de oficinas en aquellas ubicaciones no afectadas por las obras.

Información a los vecinos y afectados

Junto con la utilización de las distintas redes sociales del Ayuntamiento, entre ellas el perfil de twitter de Movilidad (@Trafico_Sevilla), desde Emasesa y el Distrito Nervión informando a comunidades de vecinos, comercios, establecimientos comerciales, hosteleros y hoteleros, garajes, colegios, edificios de oficinas y otras instituciones con una acción puerta por puerta. Se ha contactado, asimismo, con las hermandades del Cerro del Águila y El Sol para los recorridos alternativos en sus salidas procesionales de Semana Santa. 

“Es un plan de tráfico que se ha trabajado durante mucho tiempo a través de la coordinación de varias áreas municipales y teniendo en cuenta las necesidades de vecinos, comerciantes, empresarios, edificios de oficinas, titulares de garajes, universidades y colegios y habilitándose itinerarios alternativos para la circulación de paso. El objetivo principal es minimizar las molestias por las obras de este proyecto de ciudad y que consideramos de interés general para Sevilla”, ha destacado el delegado de Gobernación, Fiestas Mayores y Área Metropolitana, Juan Carlos Cabrera. “Es un trabajo riguroso para un proyecto sólido”, ha remarcado.

Fecha de inicio

El plan especial de tráfico se inicia el día 9, si bien se irán produciendo algunos cambios en la red semafórica, al tiempo que se está procediendo a instalar la señalización desde días antes. El día 8, se reordenará el cruce de Nuestra Señora de las Mercedes con Ramón Carande, y el día 9 comienza progresivamente el resto de los cambios a lo largo de la jornada desde las 10.00 de la mañana, iniciándose por los cortes por las avenidas afectadas por las obras, y procediéndose a la instalación del vallado -casi tres kilómetros de vallas-. De esta forma, en tres jornadas como máximo quedarán configurados los itinerarios. La señalización llevará incluida la prohibición de aparcar en las zonas directamente afectadas por las obras.

Importancia socioambiental de las obras

La prolongación del Metrocentro hasta Santa Justa es la primera de las actuaciones para la conformación de la red de alta capacidad de transporte público de Sevilla recogida en el PMUS. Con la llegada del metro ligero hasta la estación de Santa Justa comenzará el proceso de implantación de un nuevo intercambiador modal en la ciudad que junto con las actuaciones previstas para la red de Tranvibuses en la zona Este y hasta la Campana, y el traslado de terminales de líneas de Tussam permitirá recuperar la plaza de Ponce de León y avanzar en la paulatina mejora de la calidad ambiental y pasiajística del Casco Antiguo, a la vez que se mejora la competitividad del transporte público como piedra angular para conseguir alcanzar los objetivos de reparto modal y reducción de emisiones comprometidos con la Unión Europea para el 2030.

Con la llegada el Metrocentro hasta Santa Justa se conseguirá además unir los 3 grandes intercambiadores modales de la ciudad con la principal puerta de entrada de viajeros y turistas a la ciudad que son la estación de Santa Justa y la línea del aeropuerto, generando nuevas oportunidades de intercambio que permitan hacer más atractivo el transporte público, además de ofrecer soluciones de transporte público de confianza para los ciudadanos y los visitantes de la ciudad de acuerdo con la estrategia recogida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Sevilla 2030 aprobado por el pleno del Ayuntamiento.

En paralelo a la ampliación del Metrocento se ejecutará los proyectos del corredor verde, renovación de redes de abastecimiento y saneamiento y nuevo colector en San Francisco Javier y Luis de Morales. Se trata de un proyecto diseñado por la empresa metropolitana Emasesa en coordinación con las áreas municipales deTransición Ecológica, Movilidad y Urbanismo, con un presupuesto de 13,9 millones de euros.

Este proyecto transformará las avenidas de San Francisco Javier y Luis de Morales generando un amplio corredor verde con itinerarios peatonales accesibles a través de la supresión de los dos carriles de servicio. Se conformará un espacio intensamente arbolado con amplias áreas peatonales y para la movilidad personal sostenible, con equipamientos y servicios para las y los residentes y usuarios de las avenidas de San Francisco Javier y Luis de Morales, impulsando su funcionalidad residencial, comercial, educativa, hotelera y de disfrute urbano. Se incluyen espacios de estancia y movimiento para las personas, con plataformas reservadas para el transporte público y la pacificación del propio tráfico.

Esta actuación consolida y articula la infraestructura verde introduciendo la naturaleza en la ciudad. Incluye nuevos árboles, zonas de sombra, amplios espacios peatonales y áreas ajardinadas sustituyendo las dos vías de servicio. Se usarán pavimentos permeables, parterres con zonas de biorretención, alcorques corridos y amplias áreas de sombra y agua, creando sistemas eficientes adaptados al cambio climático y de protección frente a inundaciones y sequía. Bajo tierra, asimismo, se desarrollará una obra hidraúlica de envergadura para evacuar las aguas pluviales a la Cuenca Sur y la renovación completa de las redes de abastecimiento y saneamiento existentes, mejorando así la gestión y el servicio de agua 

 

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído