El dueño del bar donde se produjo el altercado con el concejal de Sevilla asegura que se trató de un "malentendido"

Juan Carlos Cabrera asegura que "ha quedado claro que en ningún momento hubo insultos" por su parte

El concejal Juan Carlos Cabrera, en una imagen reciente.
El concejal Juan Carlos Cabrera, en una imagen reciente.

Después de que Vox y el PP reclamasen al concejal de Gobernación y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, el socialista Juan Carlos Cabrera, "explicaciones" por un "altercado" en el que se habría visto involucrado el día de Reyes en el restaurante Princi.Pico del Parque de los Príncipes, este sábado se ha celebrado una reunión entre el edil y el responsable del establecimiento, Roberto Murados, en el cual este último habría manifestado que Cabrera no solicitó nada fuera de lo permitido, que el incidente de debió a un "malentendido" y que el concejal no profirió ningún comentario xenófobo.

Así lo ha manifestado a Europa Press el abogado del establecimiento, Joaquín Moeckel, quien ha explicado que si bien en aquella jornada estaban permitidas mesas de hasta diez comensales en la actividad hostelera, extremo que habría solicitado el concejal al acudir a almorzar con unos familiares, fruto de un "error" por parte del establecimiento ante dicha petición se habría desencadenado un "malentendido", derivado en una "discusión" y finalmente en una "desagradable situación para todas las partes".

Vox había reprochado a Juan Carlos Cabrera que hubiera "avasallado a los trabajadores" con "exigencias y caprichos" a la hora de solicitar una mesa, mientras Cabrera alegaba que "ni hubo insultos racistas, ni amenazas, ni se exigió ningún trato de favor" por su parte, exponiendo que en dicho conflicto a su familia le habría sido denegada la hoja de reclamaciones, entre otros aspectos.

En el marco de dicha situación, después de que Vox atribuyese a Cabrera "insultos racistas y xenóbofos contra algunos de los camareros del restaurante", remitiéndose a "testigos" de la situación, el abogado del restaurante ha indicado que el responsable del mismo ha negado que el concejal incurriese en dicho comportamiento.

El letrado, especialmente, ha indicado que este encuentro en un contexto de "tanta crispación" implica un "mensaje" de voluntad de "aclarar" el incidente y zanjarlo, considerando que corresponde a "otro foro lo acontecido de forma tangencial" al citado conflicto, en alusión a la llegada de la Policía Local al establecimiento, toda vez que Vox y PP han reclamado que Cabrera aclare si incurrió en un "abuso de poder" respecto a la actuación de la Policía Local, mientras el concejal asegura que "en ningún caso" él estaba presente cuando se personó la Policía.

El concejal ha señalado que "ha quedado claro que en ningún momento hubo insultos" por su parte, así como que el incidente se debió a un "malentendido por parte del restaurante" respecto al número de comensales permitido el día 6 según la normativa andaluza, con lo que él "en ningún caso había pedido sobrepasar la norma, sino que se cumpliera la reserva hecha con antelación".

Así, y tras exigir Vox y el PP "explicaciones" al concejal, reprochándole Vox incluso comentarios "xenófobos o racistas" que finalmente ha descartado el responsable del negocio, quien ha admitido un "error", Cabrera da "por zanjado el asunto, mostrando el "respeto y el apoyo al conjunto de la hostelería sevillana, que vive momentos muy difíciles". Por último, ha criticado duramente a quienes "sólo saben hacer oposición en esta ciudad desde las mentiras, escondiéndose en ataques de redes, acusando y pidiendo ceses antes de interesarse si quiera por lo ocurrido", en referencia a las exigencias y recriminaciones de Vox y el PP.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído