El concejal de Gobernación de Sevilla asegura que "no hubo insultos ni amenazas" en el altercado del restaurante de Los Remedios

Juan Carlos Cabrera critica al PP por seguir la "estela de mentiras y falsedades de Vox" en torno al "desagradable episodio" sufrido por su familia en un establecimiento de hostelería

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores de Sevilla, Juan Carlos Cabrera (izquierda), en una rueda de prensa reciente.
El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores de Sevilla, Juan Carlos Cabrera (izquierda), en una rueda de prensa reciente.

El concejal delegado de Gobernación y Fiestas Mayores de Sevilla, el socialista Juan Carlos Cabrera, ha acusado al portavoz del PP, Beltrán Pérez, de demostrar de nuevo "su falta de personalidad política y su pobre discurso" al seguir la "estela de mentiras y falsedades de Vox" en torno al "desagradable episodio" sufrido por su familia en un establecimiento de hostelería de la ciudad el día 6 de enero.

"Se puede esperar una estrategia de mentiras y afirmaciones sin contrastar de un partido como Vox, pero ver a Pérez siguiendo su estela, copiando su discurso y reproduciendo las palabras de la extrema derecha demuestran el nivel que tiene este grupo de la oposición en la ciudad", afirma el delegado en un comunicado.

En este sentido, Cabrera, deja claro que "son falsas las palabras que se están difundiendo". "Ni insulté ni realicé comentarios ofensivos o racistas, ni pedí ningún trato de favor ni solicité que se saltaran la normativa que el día 6 de enero permitía hasta diez personas en una mesa en Andalucía. Son falsedades que se están difundiendo con motivaciones exclusivamente políticas", apunta el delegado.

"Si el PP quiere conocer los desagradables hechos que sufrí con mi familia el 6 de enero en ese establecimiento, tendría que tener la decencia de llamar y preguntar. Pero Beltrán Pérez prefiere simplemente copiar a Vox y seguir su estela de mentiras", concluye Cabrera, quien subraya que el aviso a la Policía se produjo a raíz de que se denegó el libro de reclamaciones y se realizaron insultos hacia él y sus familiares, entre los que había personas mayores y niños. Además, aclara que "en ningún caso" él estaba presente cuando se personó la Policía.

"Ni hubo insultos racistas, ni amenazas, ni se exigió ningún trato de favor por mi parte. Los responsables del establecimiento nos insultaron, nos negaron la hoja de reclamaciones y después se están difundiendo mentiras en una campaña orquestada desde un partido político concreto y secundada por otro. Tendrán que explicar ellos, si detrás de todo esto hay otro tipo de motivaciones políticas", concluye el delegado.

El PP quiere saber si "hubo abuso de poder"

El Partido Popular pedirá la comparecencia del concejal delegado Juan Carlos Cabrera ante el pleno para determinar si "hubo abuso de poder durante el escándalo acontecido en un restaurante del barrio de los Remedios en la jornada del 6 de enero". Para el Partido Popular, al margen de las causas del "altercado o cuestiones de forma censurables que se puedan desprender del mismo", el objetivo fundamental de la comparecencia es, según detalla en un comunicado, "esclarecer si el concejal socialista utilizó su condición de delegado del área de Seguridad para resolver un asunto de índole personal constituyendo, así, un flagrante episodio de abuso de poder".

Por todo ello, el Partido Popular elevará al delegado una serie de preguntas para "arrojar luz" sobre el asunto y valorar la petición de dimisión "en el que caso de que se evidencien las sospechas que, por las fuentes implicadas, tiene esta formación sobre los hechos". Las preguntas que el PP planteará ante el pleno se centran en saber quien dio aviso a la Policía y, si fue Cabrera, si se identificó como responsable municipal; si estaba garantizada la seguridad del delegado con el servicio de escolta; el tiempo de respuesta media de la Policía al acudir a los establecimientos; así como datos sobre el número de efectivos desplazados, sus rangos y los resultados de la inspección al local.

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla ha manifestado que "en un momento en el que los sevillanos han multiplicado sus denuncias porque en el 092 no atienden las llamadas, sería muy grave que el delegado hiciera valer su posición para contactar directamente con los mandos para denunciar un asunto de índole personal". Pérez ha concluido que, "si se han usado agentes, un dispositivo extraordinario y se ha actuado recurriendo al abuso de poder, el alcalde, Juan Espadas, tiene que tomar responsabilidades de manera inmediata".

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído