¿De dónde viene la tradición de mandarle naranjas amargas para mermelada a la reina Isabel II?

El Real Alcázar sevillano envía naranjas a la reina de Inglaterra, recuperando una tradición iniciada en el siglo XIX

El embajador británico en España, Hugh Elliott, haciendo mermelada de naranja amarga.
El embajador británico en España, Hugh Elliott, haciendo mermelada de naranja amarga.

Sevilla tiene el mayor naranjal urbano de Europa, con una producción de 5,7 millones de kilos en el último año. Siguiendo una tradición iniciada en el siglo XIX, la casa real británica pidió, a través del embajador británico en España, Hugh Elliott, unos 20 kilos para elaborar mermelada de naranja amarga. 

Alfonso XIII, el bisabuelo del rey Felipe, y su esposa, la reina Victoria Eugenia de Battenberg —nieta de la reina Victoria de Reino Unido—, fueron quienes empezaron la tradición de mandar naranjas amargas del Real Alcázar de Sevilla a la familia real británica para elaborar mermelada. En la década de los 80 del siglo pasado se dejó de mandar naranjas, una iniciativa que se recuperó en 2020. 

El embajador británico en España, Hugh Elliott, mandó una carta al Real Alcázar preguntando si podían recoger naranjas para elaborar mermelada y mandarla a Reino Unido. El propio Elliott explica en sus redes sociales cómo se elabora la mermelada.

Isabel Rodríguez, directora conservadora del Real Alcázar de Sevilla, cuenta en Canal Sur que se han seleccionado 20 kilos de entre el millar de naranjos que hay en el palacio real sevillano para realizar la mermelada que será enviada a Buckingham, de "entre los árboles que tienen mejor apariencia" y con frutos "sin ningún tipo de hongo".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído