La cruz de Jesús: el impresor que lleva nueve años reclamando su puesto de trabajo al Ayuntamiento de Sevilla

Este Domingo de Ramos, Jesús Moreno, ex empleado municipal, protesta para que el Ayuntamiento le devuelva una plaza que, según dice, fue asignada a otra persona por enchufismo

La cruz del impresor Jesús Moreno Naranjo que lleva nueve años denunciando al Ayuntamiento de Sevilla.
La cruz del impresor Jesús Moreno Naranjo que lleva nueve años denunciando al Ayuntamiento de Sevilla.

Jesús Moreno Naranjo lleva nueve años denunciando "el robo" de su puesto de trabajo como impresor en el Ayuntamiento de Sevilla. El ex empleado municipal se manifiesta en la plaza Nueva para llamar la atención del consistorio con el fin de que se abra la bolsa de empleo. El ex empleado con 20 años de experiencia en el sector de las artes gráficas se ha manifestado, esta vez, portando una cruz en la que se lee "Espadas El Pilato" que ha elevado frente a la puerta del edificio municipal.

El sevillano acusa al Ayuntamiento de quitarle un puesto de trabajo que le correspondía y dejarlo en la calle. Al principio, “empezaron a molestarme, a increparme, a amenazarme y a hostigarme para que me quitara”, dice. Pero siguió con su huelga. “La Constitución me ampara, tengo derecho a protestar y a ocupar la vía pública, porque mis derechos legítimos han sido vulnerados”, exponía en una entrevista a lavozdelsur.es.

Moreno Naranjo comenzó a trabajar como eventual en el taller de impresión del Ayuntamiento de Sevilla, pero denuncia que fue víctima de “acoso laboral”, ya que supuestamente el puesto quería ocuparlo una persona con influencias en el Consistorio. En la bolsa de trabajo para esta posición creada en julio de 2006 aparece en el segundo lugar, aunque se da la circunstancia de que la persona que ocupa el primero falleció hace unos años, por lo que de facto esa primera posición es suya. Jesús asegura que ha sido víctima del enchufismo del familiar de un sindicalista, al que le han asignado un puesto que le corresponde.

La bolsa de trabajo para maestro de impresión caducó a mediados de 2011, por lo que Jesús esperaba que lo llamaran para cubrir un puesto cuando se renovara. “Me ponen un muro de contención para que no pueda acceder a mi puesto de trabajo”, denuncia.  “Me veo discriminado”. Antes de esta larga lucha, que se prolonga ya ocho años, tenía una vida “bastante encarrilada”, con una situación económica desahogada, pero desde entonces se ha visto perjudicado su matrimonio, la relación con sus hijos y sus bienes. 

Esta Domingo de Ramos Jesús ha vuelto a alzar su voz con el apoyo de varias personas que lo han acompañado en su protesta. 

t video5983513648104999776

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído