La autovía que "cerró las puertas al campo" a un pueblo de Sevilla

Jaedilla-Ecologistas en Acción de Arahal pide pasos a nivel sobre la A-92 para conectar los caminos cortados que se encuentran usurpados por particulares

Una de las vías pecuarias de Arahal.
Una de las vías pecuarias de Arahal.

La Asociación Ecologista Jaedilla-Ecologistas en Acción de Arahal en Sevilla ha celebrado recientemente el II Día de las Vías Pecuarias, convocado por la Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos (PICP), junto con la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) y Ecologistas en Acción, reclamando la instalación de pasos a nivel sobre el trazado de la A-92, para volver a enlazar los tramos de vías pecuarias "cortados" con motivo de la construcción de dicha autovía.

El colectivo expone que Arahal tiene catalogados e inventariados sus caminos públicos, formando parte del patrimonio público municipal. Además, en mayo de 2020, el Ayuntamiento del municipio, gobernado por Miguel Ángel Márquez (IU), aprobó la Ordenanza municipal de los caminos públicos, con el objeto de regular y conservarlos para su uso y disfrute, así como la regulación del tráfico de vehículos y personas, controlar las edificaciones, las plantaciones de arbolado, así como los usos y destinos de los terrenos colindantes, incluyendo las nivelaciones y movimientos de tierra que puedan afectar a las vías.

Sin embargo, "una buena parte de las vías pecuarias no están deslindadas, amojonadas o señalizadas, lo que provoca que sean usurpadas, ocupadas, cortadas o cerradas por particulares".

En Arahal hay además tres vías pecuarias: Vereda de La Mata, Vereda de Los Puertos y Cañada Real de Osuna, que fueron "cortadas cuando se construyó la autovía A-92, dejando sin conexión alguna el casco urbano con el mundo rural".

La "inacción" de las administraciones

A día de hoy, según los ecologistas, a pesar de que las vías pecuarias son inalienables, imprescriptibles e inembargables, "la inacción de las Administraciones, su incumplimiento de la Ley, ha provocado que se vayan consolidando situaciones que impiden el libre tránsito y la degradación de las mismas".

Por eso, Jaedilla-Ecologistas en Acción celebraba recientemente una ruta por la Cañada Real de Osuna (a caballo entre los términos de Arahal y Paradas), para denunciar que la autovía "cerró las puertas al campo", al cortar caminos y veredas centenarios, algo que reclama "corregir".

Esta vía pecuaria de más de siete kilómetros de longitud, además de no estar deslindada, ha perdido su anchura legal de 75,22 metros en toda su longitud, localizándose transectos de menos de tres metros, siendo además objeto de vertidos incontrolados.

La citada vía pecuaria aún conserva tramos con abundante vegetación típica del bosque mediterráneo, como encinas, acebuches, palmas, lentiscos o jaras; y transcurre junto a la laguna de Las Pedreras, entre otros atractivos naturales.

Por ello, Jaedilla-Ecologistas en Acción reclama que estas tres vías pecuarias "se pongan en valor" y se le de solución a la "desconexión actual mediante la creación de pasos a diferente nivel sobre la autovía".

"Exigimos a las Administraciones responsables que cumplan y hagan cumplir las obligaciones que las leyes les atribuyen respecto a las vías pecuarias", indica el colectivo.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído