"Una niña de 10 años me ha reconocido que ha tenido tres citas a través de internet"

Luis Miguel Larbi, agente de la Guardia Civil, publica un libro sobre los peligros que corren los menores a través de la red

Luis Miguel Larbi, posando con su libro en la terraza de lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.
Luis Miguel Larbi, posando con su libro en la terraza de lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.

Lleva más de 30 años en el cuerpo de la Guardia Civil, ha impartido decenas de charlas relacionadas con los peligros de internet en los menores y es experto en ciberbullying, con título reconocido por el Instituto Superior de Seguridad Pública. Aun así, Luis Miguel Larbi Maján, gaditano de nacimiento pero paternero de adopción, afirma, modestamente, que no conoce “ni un diez por ciento” de lo que representa la red de redes.

El pasado noviembre, Larbi publicó Internet: peligro que corren nuestros [email protected] (editorial Círculo rojo), un libro que ya va por su tercera edición. Afirma que se animó a escribirlo tras comprobar, en diferentes charlas a padres, el gran desconocimiento que había en torno a internet y al mal uso que muchas veces le dan los niños. “El problema —señala el agente— es que nuestros legisladores, al igual que legislan la edad para consumir alcohol o para fumar, no han hecho nada al respecto con internet. Hay redes sociales que permiten el uso a partir de los 14 años, otras a los 16, pero realmente a cada red social le importa bien poco eso, lo que les interesa es el egoísmo de saber que tienen 20, 30 o 100 millones de usuarios, por mucho que haya menores que se puedan crear perfiles falsos”.

Luis Miguel, durante la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA.

¿Con qué edad recomienda Luis Miguel Larbi que utilicen internet los menores? “No es que haya una edad determinada, es que eso es como el uso de los móviles. Te puedo dar un móvil con 10, 11 o 12 años, pero depende de la madurez que el niño tenga, y eso deben valorarlo los padres y madres”. En este sentido, el guardia civil aboga porque los padres eduquen a sus hijos en su uso, “tenemos que ser ciber ayudantes. No hay que prohibir, hay que educar”, y pone el ejemplo de una de sus hijas, a la que con 10 años ya la estoy educando para que no facilite sus datos, no acepte invitaciones de extraños. Mi hija sabrá usar internet, que es una herramienta buenísima, pero también un caos y un colchón para los delincuentes”.

Por eso, Larbi no culpa a los niños del mal uso que puedan hacer de internet, sino “a sus padres y madres, porque resulta muy fácil decir eso de ‘le doy el móvil o la Tablet y me olvido de él. Igual que se creen que los profesores tienen que educarlos en ese sentido. No podemos pretender que los profesores eduquen a los alumnos en el uso de internet, porque es una responsabilidad muy grande”.

Luis Miguel, gesticulando, durante la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA.

El agente ha querido, a través de diez capítulos, trasladar sus reflexiones, conocimientos y consejos tanto a padres como a niños, usando un lenguaje sencillo y comprensible para todos. En muchos aspectos, lo que ha llevado al papel es lo que lleva inculcando en sus charlas y conferencias desde hace años, que no es más que intentar transmitir que lo más importante es hacer uso del sentido común. “Si en la vida real los niños no aceptan la invitación de un desconocido, ¿por qué sí lo hacen en internet?”, se pregunta el agente, que señala casos preocupantes, como el de una niña de diez años que le reconoció que, a su edad, “ya había tenido tres citas con niños mayores que ella a través de internet”. En este sentido, el agente señala que no todos los peligros de internet en menores están relacionados con la pederastia. “Tenemos un gran número de delitos, porque hay más de un centenar de mafias diferentes en España. Si digo que existe la trata de blancas y que hay gente dispuesta a pagar un millón de euros por un órgano, no digo ningún disparate”.

El mayor problema que ha detectado Luis Miguel es que los menores creen saberlo todo sobre internet, además de reconocer que aproximadamente el "90 por ciento" de los niños “están inmersos en redes sociales con perfiles falsos, algo que me preocupa”. En este sentido, apunta a Instagram como la red más peligrosa, ya que se transmiten una serie de datos que son todo un filón para todo tipo de indeseables.

Sobre el autor:

Jorge Miró

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído