Septiembre tampoco fue el mes del tranvía: cronología de 10 años de retraso, 267 millones y promesas incumplidas

En 2022 la Junta de Andalucía ha dado varias fechas para la puesta en marcha de la primera línea del Tranvía de la Bahía de Cádiz: primero fue el primer semestre, luego el verano y por último el pasado septiembre, sin embargo, el TramBahía sigue sin funcionar

El tranvía sigue sin pasajeros a pesar de la promesa de su puesta en marcha en septiembre.
El tranvía sigue sin pasajeros a pesar de la promesa de su puesta en marcha en septiembre.

A modo de chascarrillo se podría decir que las obras del tranvía están durando más que el reinado de la recientemente fallecida Isabel II. Hubo incluso hasta un meme en el que se recordaba que la reina madre había vivido todos los grandes acontecimiento de casi el último siglo, salvo la puesta en marcha del Tranvía de la Bahía de Cádiz. De momento es un mal chiste, pero a este ritmo no es descartable que acabe convirtiéndose en realidad. Casi 15 años después de las obras, con un gasto de 200 millones sobre lo presupuestado en un primer momento y tras mil promesas con otras mil fechas de inauguración, ha llegado octubre de 2022 y el tranvía sigue sin circular. Bueno, sigue sin pasajeros. Porque circulando lleva ya bastantes años. En pruebas.

Cuando comenzaron las obras, en 2008, España no había ganado su segunda Eurocopa, ni mucho menos un mundial. Hubo una época en la que casi se tuvo que dar por perdido el proyecto. No avanzaba. Pero las sensaciones en este 2022, de la mano del impulso real del Gobierno de Juanma Moreno, eran todo lo contrario. La propia Junta de Andalucía ha ido poniendo varias fechas para su inauguración y realizando varias actuaciones que permitían ser optimistas. Hace unos meses, Marifrán Carazo, consejera de Fomento llegó a afirmar que se pondría en marcha durante el primer semestre de 2022.

El primer semestre pasó y Juanma Moreno, presidente de la Junta, habló en su discurso de investidura del verano. El verano también se ha ido y el tranvía sigue sin pasajeros. La delegada del Gobierno en la provincia de Cádiz, Mercedes Colombo, fue la última en aventurarse señalando la última semana de septiembre con especial énfasis en el 24, día importante en San Fernando, localidad que atraviesa este medio de transporte. Septiembre ha dicho adiós y el tranvía ni funciona, ni los ayuntamientos afectados saben si va a funcionar.

El trayecto cubrirá las localidades de Chiclana, San Fernando y Cádiz, aunque esta última apenas se ha visto afectada ya que los tranvías discurrirán por las mismas vías que utilizan los trenes que llegan a la capital gaditana. Se puede decir que San Fernando ha sido el municipio que más intensamente ha vivido la implantación de este nuevo medio de transporte que pretende vertebrar la Bahía de Cádiz. Su aprobación en 2006 y el inicio de sus obras en 2008 supusieron un cambio absoluto en la movilidad urbana de la ciudad. La principal arteria, la calle Real, cambió por completo. El paso constante de vehículos se transformó en una calle peatonal con terrazas, viandantes y raíles.

Sin embargo, desde que se completó la peatonalización es mucho el tiempo que ha transcurrido. De hecho, se colocaron paradas nuevas a lo largo de la calle que cruza el municipio que ya no son nuevas. De hecho, casi que se podría decir que se han quedado anticuadas. Tal es así que no hace demasiado la Junta de Andalucía tuvo que meterle mano para actualizar el nuevo logo de la administración andaluza. En el último año se ha intensificado la presencia de los trenes con dirección a Chiclana o a Cádiz, pero todos estos viajes han sido sin pasajeros.

Precisamente, el año 2022 ha sido bastante ‘movidito’. Por primera vez —catorce años después—, el tranvía completó todo el trayecto para el que está diseñado. Su llegada a Cádiz fue una fiesta a la que no estuvieron invitados los alcaldes de los municipios implicados, pero sí los cargos del Partido Popular en esos municipios. Se han producido accidentes en los cruces con los coches, algo que no es descartable que sea habitual, recientemente se realizó un simulacro de evacuación que parecía el definitivo y se estableció su nombre comercial: Trambahía. Realmente, después de todo esto, nadie sabe qué es lo que realmente falta para que se ponga en marcha. La última respuesta que recibió este medio desde la Consejería de Fomento es que se trataba de "la pregunta del millón". Desde la Junta se llegó a asegurar durante este año que su puesta en marcha se trataba de una "apuesta personal" del presidente.

Malestar en San Fernando por el retraso del tranvía

Este nuevo retraso no ha sentado bien en San Fernando. Como se ha dicho, se trata de la localidad más afectada ya que ha sido la única que ha tenido que modificar al completo el centro de su ciudad para que pueda transcurrir este medio de transporte. Hace unas semanas, ya hubo un enfrentamiento entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de la localidad porque desde la administración andaluza no se contemplaban excepciones en el trayecto. Ni siquiera en Semana Santa a pesar de que la calle Real es una de las principales vías de paso de hermandades. Incluso, desde el Consistorio se llegó a temer por los actos del 24 de septiembre si finalmente se ponía en marcha el tranvía.

Eso no ha ocurrido y, además, desde el Ayuntamiento desconocen cualquier detalle del inicio de la actividad. La alcaldesa Patricia Cavada deja claro en declaraciones para lavozdelsur.es que "va a significar mucho para la ciudad porque será una nueva herramienta para atraer personas a San Fernando".

Sin embargo, lamenta que "a día de hoy" no haya noticias desde la Junta a pesar del anuncio que hizo Juanma Moreno. "Desde el Ayuntamiento de San Fernando hemos pedido una reunión de la comisión de seguimiento del convenio suscrito con la Junta para tratar diversas cuestiones, como los elementos que quedan por reparar en la calle Real por las obras, o aspectos informativos sobre horarios y tarifas, y también para regular el acuerdo sobre los eventos de la ciudad de cara al futuro", explica la alcaldesa que, además, pide un acuerdo firme por escrito para evitar problemas con dichos eventos.

Una década de retrasos y 200 millones de sobrecoste

A finales de 2007 se licitaron las obras con un presupuesto, que incluía la ejecución de la infraestructura y superestructura de vía, de 71,71 millones de euros, y un plazo de ejecución, a partir de la adjudicación, de 30 meses. El precio final ha alcanzado los 267 millones de euros, casi 200 más de lo planteado inicialmente. Y las obras, aunque en términos generales acabaron en 2012, se tuvieron que prolongar durante varios años más por los desperfectos que se iban causando. El cambio de pavimento era algo habitual.

Desde 2014 comenzaron a pasar trenes de tranvía para arriba y para abajo, aunque con un recorrido limitado y a cuenta gotas. En los últimos años, eso sí, la actividad se ha intensificado. Cuatro años más tardes, de hecho, se tuvo que volver a licitar un nuevo contrato para reanudar la segunda fase de las pruebas. En la primera se contabilizaron 500 kilómetros de recorrido entre la parada de La Ardila, en San Fernando, y el Pinar de los Franceses, en Chiclana de la Frontera. Con posterioridad, entre abril y junio de 2018, se desarrollaron pruebas ya entre el inicio del trazado en Chiclana (Pelagatos) y La Ardila, acumulando más de 1.200 kilómetros recorridos.

La última de las fases de pruebas comenzó en junio de este mismo año y consistía en la simulación de la marcha comercial de las unidades o trenes, reproduciendo fielmente las características del servicio comercial. Antes, en febrero, los trenes llegaban por primera vez a Cádiz capital. Y es que no fue hasta 2020 cuando se obtuvo la homologación por la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) de las unidades del Tranvía para su circulación por vía ferroviaria.

El tren tranvía de la Bahía de Cádiz, infraestructura de transporte que ejecuta la Consejería de Fomento y Vivienda con cofinanciación de Fondos FEDER, consta de un trazado de 24 kilómetros de longitud, de los que 14 kilómetros corresponden a la plataforma tranviaria de nueva construcción entre Chiclana y San Fernando, y los diez kilómetros restantes a la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz, entre el Nudo de la Ardila y la estación de ferrocarriles central de la capital, en la Plaza de Sevilla. En su recorrido se dispondrá de 21 paradas, que darán cobertura a una población de 234.000 habitantes.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera.

Emilio Cabrera

Periodista.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído