"Que se cumpla la carga de trabajo comprometida con los trabajadores de las factorías gaditanas"

Un instante del pleno del Ayuntamiento de Cádiz.
Un instante del pleno del Ayuntamiento de Cádiz.

El Pleno del Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado este viernes una enmienda de Por Cádiz Sí se Puede, Ganar Cádiz en Común y el PSOE, para prestar "total apoyo" a los astilleros de la Bahía, en sustitución de otra presentada inicialmente por el PP y que tenía como objetivo instar a los grupos políticos del Parlamento Europeo a no aprobar resoluciones en contra de la construcción y venta de las corbetas y equipamiento de Defensa por parte de los astilleros españoles.

Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, la moción que finalmente ha sido aprobada, con el único voto en contra del PP, implica expresar el "total apoyo a las factorías de Navantia de la provincia de Cádiz y a sus trabajadores" considerándolos, "además de como motor económico esencial de la provincia en la actualidad, como futuro recurso de primer nivel para incrementar la capacidad industrial y la generación de puestos de trabajo de calidad".

Asimismo, el Pleno solicitará al Gobierno central a que impulse, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), la formulación del Plan Estratégico 2018-2022 de Navantia, "incluyendo medidas que, a través de la llegada de nuevos contratos a la factoría gaditana, garanticen tanto el futuro del astillero como el mantenimiento de los puestos de trabajo".

En nombre del PP, el concejal Juan José Ortiz ha defendido que el objetivo de la propuesta que presentaba su partido era demostrar "una apuesta sin matices en cuanto a la carga de trabajo en la Bahía y hacer un frente común para consolidar la industria naval".

Sin embargo, en opinión del portavoz del PSOE, Fran González, la propuesta del PP no busca el consenso ni la alianza en defensa de los astilleros, sino que lo que hace es "aprovechar" el debate internacional que existe en torno a Arabia Saudí y su posible repercusión en el contrato de las corbetas para "confrontar" y "seguir echando gasolina a un conflicto laboral".

Han coincidido en este planteamiento los ediles de Por Cádiz Sí se Puede y Ganar Cádiz en Común, Ana Fernández y Martín Vila, respectivamente, quienes han llegado a tildar de "demagógica" y "surrealista" la propuesta del PP en la medida de que trata de coartar la libertad de cámara y que "el Pleno le diga a un partido que no exprese su legítima opinión sobre un asunto".

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, ha subrayado que se trata de un asunto "extremadamente delicado" que hay que tratar "con cuidado". Al respecto, ha argumentado que "España es un país democrático que está por la defensa de los derechos humanos, y también es un país serio que cumple sus contratos".

Por su parte, José María González ha tomado la palabra para manifestar que, como alcalde de Cádiz y también como ciudadano exige "que se cumpla la carga de trabajo comprometida con los trabajadores de las factorías gaditanas, porque es la obligación del Gobierno hacer cumplir las promesas que se hacen".

En opinión del regidor gaditano, el "verdadero origen del problema no es un contrato, que pasa y vuelve a dejar a los trabajadores con una mano delante y la otra detrás, sino la pésima gestión y la desidia de los gobiernos que han dirigido el país a lo largo de estos años".

En este punto, ha reprochado al PP que "no les interesan ni un poquito los trabajadores" y que lo que están pretendiendo es "echar gasolina al fuego", como subraya que ha demostrado su líder nacional, Pablo Casado, que en su discurso en el Congreso "no mencionó ni una vez a Cádiz ni la carga de trabajo, pero sí a Venezuela". Por tanto, ha indicado a los populares que "no pueden presentarse como los representantes de la defensa de los trabajadores".

"En la Bahía de Cádiz estamos intentando ser lo menos pasional y lo más racional posible" en el contexto actual, ha argumentado el alcalde, que ha añadido que "en Cádiz lo queremos todo: hoy queremos trabajo, empleo, dignidad, rejuvenecimiento de las plantillas, que no exploten a nuestros chavales en las contratas, queremos defensa del medio ambiente y defensa de los derechos humanos".

"Queremos no elegir entre empleo y salud, elegir entre empleo y medio ambiente o entre empleo y derechos humanos", ha abundado González.

Finalmente, ha recordado al PP que un representante público "tiene que lidiar con los problemas del día a día, pero también tiene que velar por el mundo que va a dejar a las generaciones futuras y preocuparse no sólo por alimentar el estómago de la gente, sino que también tiene que alimentar la conciencia de los presentes y los futuros".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído