La letalidad por coronavirus en Campiña, Sierra y Campo de Gibraltar es superior a la media andaluza

Una ambulancia, en el geriátrico de La Marquesa en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA
Una ambulancia, en el geriátrico de La Marquesa en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA

El Covid-19 es una enfermedad que cursa de manera diferente en cada paciente. Hay reglas que se cumplen según se ha investigado sobre esta enfermedad que ha paralizado al mundo y que se conoce desde hace menos de seis meses. Sin embargo, existen estadísticas territoriales que revelan diferentes situaciones, tendencias diferentes. Y una de ellas es la de la provincia de Cádiz.

Por un lado, según el estudio de seroprevalencia, la diferencia entre la estadística al azar y los casos registrados por PCR en los servicios sanitarios indican que en la provincia de Cádiz no hay tantos casos como en otras, y es una de las que, por ahora, mantiene a raya al virus; pero, por otro, que está infradiagnosticada respecto a otras provincias andaluzas y españolas. Esto se puede ver aquí, comprobando que Andalucía había cazado sólo al 6% de los positivos reales, frente al 12% de la media nacional. Los positivos reales, los de la estadística al azar; los registrados, los que se dan con análisis PCR tras detectar síntomas.

Por otro lado, una vez visto el infradiagnóstico, hay que recordar el bajo índice de curaciones de la provincia de Cádiz respecto al resto de provincias. Eso le hace estar, según las estadísticas oficiales de PCR del SAS, con más casos activos que la gran mayoría de áreas sanitarias de Andalucía. Puede verse aquí. De ser una de las provincias con menos casos totales, a ser una de las que más casos tiene aún sin finalización de la enfermedad (cura o muerte, así de crudo resulta el coronavirus).

Estas dos cuestiones hay que ponerlas en orden para explicar un punto relevante: la tasa de letalidad, es decir, el número de fallecimientos entre el número de contagios. Y los distritos sanitarios de Sierra, Costa Noroeste-Jerez y Campo de Gibraltar están por delante de la media andaluza. La primera explicación es las muertes en residencias de ancianos, con focos en La Marquesa (Jerez), Ubrique y Alcalá del Valle. Pero la realidad va más allá. Porque focos ha habido en todas las provincias donde hay casos relevantes en Andalucía. Las dos que están a la cola en casos, para su suerte, son Huelva y Almería. En las demás hay una gran incidencia o casos muy letales. Ahí se lleva la palma, por desgracia, Sevilla, con varias residencias muy afectadas.

Por lo tanto, podemos hablar de que debe haber más explicaciones para entenderlo, porque por desgracia las muertes en residencia no son solo un fenómeno que se dé en la provincia de Cádiz. La explicación está en el infradiagnóstico. Y es que es probable que la cifra de muertos reales por coronavirus sea la correcta (con alguna desviación concreta, algo que ocurre en todas partes). Pero la que no lo es, es la de positivos. Se puede explicar de forma muy sencilla y comprobarse en la tabla inferior. Por lo general (como tendencia, con excepciones), a menor número de casos detectados, mayor tasa de mortalidad. ¿Qué significa eso? Que esos casos detectados serán menos, pero no tan pocos como se muestra en la estadística. Por eso las menores tasas están en distritos donde se han cazado muchos casos.

Explicado con más detalle, la clave está en que, como indican el estudio de seroprevalencia (del cual se concluye que probablemente la provincia de Cádiz está infradiagnosticada respecto al resto del país) y el número de casos vivos (que refieren a que no han curado ni fallecido, dando entonces la referencia de que el coronavirus ha llegado más tarde que a otras zonas porque a los pacientes no les ha dado tiempo de pasar la enfermedad como en otras zonas, y teniendo como referencia más de un mes entre positivo y alta), la explicación más sencilla es que la tasa de letalidad dispara deja entrever que hay muchos más casos. Pero en mayor proporción que en el resto de España. Ni Jerez, ni la Sierra ni el Campo de Gibraltar, bajo esta premisa, no han pasado la enfermedad. Puede que nunca llegar a ser tan grave como otras zonas, pero también es un indicio de que, si los positivos se han dado en los últimos días sin estado de alarma y en días del estado de alarma, significa que está en una etapa de casos muy por detrás del resto del país.

Presentados los datos, no parece que existan muchas más explicaciones posibles. Por ello, es importante incidir en el uso de mascarillas y geles hidroalcohólicos, respetando las medidas de distancia de seguridad, toda vez que el hecho de que se muestre que existen muchos casos sin curar, que el estudio de seroprevalencia hable de un 1,7% de positivos reales en la provincia y que la tasa de letalidad sea tan alta, basta para comprender que, si bien la situación es mejor que en otras provincias, no significa que el coronavirus sea un asunto del pasado.

Fuente: Consejería de Salud y Familias con datos a 18 de mayo de 2020.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído