El Ayuntamiento formaliza el contrato con Concert Tour, mediante procedimiento negociado sin publicidad, para el servicio de un ciclo de grandes espectáculos en el istmo de Sancti Petri. Las entradas ya están a la venta y llegan, en algún caso, a los 110 euros.

El Ayuntamiento de Chiclana ha librado un gasto de 121.000 euros de dinero público para la celebración de un ciclo de conciertos de verano en el antiguo poblado marinero de Sancti Petri, una lengua de tierra semiabandonada sobre la que el propio Consistorio mantiene colocados carteles advirtiendo de que no es recomendable acceder por "peligro de derrumbes". Por ahora, confirman los vecinos de la zona Costa Sancti Preti, el ejecutivo local no ha sido capaz de mostar expediente sobre cómo pretende acondicionar la zona o regular el único acceso hasta el istmo. Como recoge el perfil del contratante municipal, el Consistorio chiclanero, que figura como coorganizador del evento, formalizó el pasado 11 de enero un contrato, mediante procedimiento negociado sin publicidad, con la productora Concert Tour Gestiones SL para 'servicio de producción de actuaciones musicales en el poblado de Sancti-Petri durante el verano de 2018'. Unas actuaciones musicales que está previsto que se lleven a cabo entre los próximos 30 de junio y 25 de agosto, y cuyas entradas ya han salido a la venta, llegando a costar en el caso de algunos artistas, como Miguel Poveda o Raphael, entre 38,5 y 110 euros. Como puede verse en la selección de estas entradas, los conciertos se organizan en torno a dos gradas laterales, una pista central para el público y una zona llamada stage preferente ante el escenario. Todo eso, montado en el solar central del antiguo poblado almadrabero. 

Como ya publicó lavozdelsur.es, vecinos, oposición y ecologistas ya se han puesto en guardia ante la propuesta estrella para el verano del gobierno municipal, que preside el alcalde socialista José María Román, mientras, en paralelo, se ultima el despegue de un Plan Especial de regeneración urbanística de estos 80.000 metros de paraje natural. El macrofestival fue presentado a mediados del pasado enero en Madrid, en el marco de Fitur 2018, contando con el apoyo explícito de otras administraciones supramunicipales como la Junta de Andalucía —su vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, fue durante 20 años alcalde de Chiclana— y la Diputación de Cádiz. Sin embargo, en este último mes se han venido sucediendo las críticas y el malestar entre, principalmente, la asociación de vecinos Costa Sancti Petri, que es el núcleo residencial más próximo a donde se celebrarán los conciertos y aglutina a unas 700 viviendas, y el Partido Popular, que ya dejó claro que se trata de "una propuesta que puede poner en riesgo la seguridad de los asistentes y artistas, pues no nos parece que sea un lugar idóneo y seguro para conciertos multitudinarios".

Al mismo tiempo, desde esta organización política también han vuelto a denunciar las deficiencias del tramo urbano que conecta Chiclana con el istmo de Sancti Petri. "Mientras se vende este enclave como un referente turístico, comprobamos que Sancti Petri presenta un estado mejorable, circunstancia que denota una falta absoluta de contacto con la ciudad por parte de José María Román y del PSOE". Deficiencias en el alumbrado público, en vallado y pasos de peatones son otros agravantes para un enclave que tiene previsto acoger este año, como mínimo, a unas 5.000 personas por concierto.
En el caso de los vecinos, temen que cada noche de concierto los efectos de la movida y el botellón se reproduzcan, lo que iría unido a los colapsos de tráfico y al fuerte ruido durante prácticamente todo el verano. "Estamos preocupados por cómo se va a planificar y organizar esto que, en principio, no es lo que se nos ha vendido como el uso futuro de Sancti Petri. Los efectos posteriores, que ya hemos padecido en otras ocasiones, a este uso pueden dañar los espacios naturales, no ya solo por las 5.000 personas que paguen su entrada, sino por las 5.000 que se queden en los alrededores o las que quieren prolongar la noche, generando contaminación en todas sus vertientes, por residuos o acústica. Esto es una zona muy bonita para aprovecharla en su naturaleza y no le hace falta nada más".

Así se lo volvieron a manifestar, ya en una reunión oficial, a los responsables municipales en una reunión mantenida la pasada semana. "Prácticamente ellos no hablaron y quienes sí tomaron la palabra en la reunión fueron los miembros de la productora, unas nueve personas, que hablaron de que era una empresa serie y solvente, y que sus conciertos no arrastraban ni botellón, ni pastilleo", ha asegurado a este medio Jesús Fernández, secretario de la asociación. En este sentido, ha insistido en que "no dudamos de la empresa, pero tenemos claro que ellos como mucho pueden controlar lo que ocurra dentro del recinto, pero no en el exterior". Mientras esperan una nueva reunión municipal, esta vez con el jefe de Tráfico, también ha solicitado un encuentro con los responsables del parque natural Bahía de Cádiz, próximo a la zona de los conciertos, y presentará un informe "científico" sobre cómo puede afectar los efectos nocivos de estos encuentros multitudinarios a flora y fauna de un territorio altamente protegido. A esto se une Ecologistas en Acción, que también pone en duda las condiciones de seguridad, acondicionamiento y limpieza en un entorno natural de alta protección y que sigue a la espera de un plan de regeneración.

El alcalde de Chiclana, José María Román, y la directora general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, Raquel Orts, mantendrán un encuentro en Madrid el próximo 14 de febrero para abordar distintos asuntos relacionados con Costas en la localidad gaditana, entre ellos, el Plan Especial de Sancti Petri. Según afirmaba el regidor socialista en una nota remitida hace solo unos días, donde también anunciaba que va a solicitar una nueva concesión administrativa del uso de Sancti Petri por otros 30 años más, "es la primera cita que voy a tener con la actual directora general de Costas, lo cual es de agradecer porque es la mejor forma de exponer el proyecto y debatir sobre el mismo", al tiempo que avanzaba que “una vez tengamos el informe de Costas y la opinión de todos los colectivos, terminaremos el documento (del Plan Especial) para su aprobación inicial y el trámite formal de exposición pública". En cambio, el uso especial que se le va a dar al poblado en este próximo verano no está contemplado en la mencionada reunión, si bien las condiciones de ocupación del Dominio Público Marítimo Terrestre, que se detallan en el Artículo 61 del Reglamento General de Costas, son muy estrictas: “Únicamente se podrá permitir la ocupación del dominio público marítimo-terrestre para aquellas actividades o instalaciones que, por su naturaleza, no puedan tener otra ubicación (o no puedan ubicarse en terrenos aledaños); y, en todo caso, la ocupación deberá ser la mínima posible".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído