Mayte Crespo.jpg
Mayte Crespo.jpg

La Unión General de Trabajadores (UGT) en Cádiz ha interpuesto el pasado 20 de enero una denuncia ante la Inspección de Trabajo tras conocerse públicamente, a través de La Voz del Sur, las condiciones laborales de semiesclavitud que una panadería de la ciudad ofrecía a sus aspirantes al puesto de dependiente, entre ellas Mayte Crespo Vázquez, que dio la voz de alarma en las redes sociales. Según el escrito presentado por la central sindical, al que ha tenido acceso este medio, "la empresa ofrece un contrato con condiciones de trabajo que incumplen el Estatuto de los Trabajadores". El objetivo de la demanda es que "se verifiquen los hechos denunciados, se levante informe de los mismos, así como las actas de infracción que en su caso correspondan".

El resto de la denuncia se completa con el relato de los hechos que se suceden de la siguiente manera: "la afectada presenta currículo en el centro de trabajo de la citada empresa. La citan para una entrevista de trabajo el día 30 de diciembre de 2014, a las 12:00 horas en dicho centro. A la cita acuden dos personas más, a las que se ofrecen las mismas condiciones de trabajo. Que dicha oferta laboral incluye 9 horas diarias de trabajo, de lunes a domingo, sin vacaciones, ni festivos, con un salario de 500 euros mensuales y con la opción de que la empresa descuente de su sueldo al empleado el producto que quede sin vender".

Ante estas condiciones leoninas, UGT entiende que dicha oferta laboral "incumple el Estatuto de los Trabajadores en las cuestiones básicas recogidas en los artículos que regulan aspectos como la jornada, descanso semanal, fiestas y permisos, y vacaciones anuales". Asimismo, dice el escrito, "se incumple de la misma forma el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) fijado y cuyo cumplimiento se recoge también en el Estatuto".

A todo esto, el programa de La Sexta El Intermedio se ha hecho eco este miércoles pasado de la noticia, entrevistando en directo a la jerezana afectada. Hace una semana, Mayte aseguraba en declaraciones a este medio que "aunque sea denigrante y penoso, si no tengo nada, lo cojo; tengo que darle de comer a mi niño de tres años", no sin dejar de reconocer que cuando conoció la oferta "pensé que me estaban grabando con una cámara oculta".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído