monica
monica

Un publicista, una esteticista y un enfermero que residen en dos ciudades del país británico, Birmingham y Sheffield, cuentan por qué han decidido emigrar de Jerez. “No echo de menos a mi ciudad", admite uno de ellos.

Adrián Nieves es del barrio de La Granja. Nace al inicio de la década de los 90, está diplomado en Ciencias Empresariales y licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas. Pero actualmente trabaja de cocinero y de lo que surja en un hotel, en Birmingham. “No había trabajado nunca en hostelería”, comparte. Mónica nace un poco antes, en 1989. Crece en San Benito y hace un grado medio de estética. Al estar desempleada decide viajar con su pareja a Sheffield. Rafael es el menor de los tres. Nace en el 91 y es graduado en Enfermería. A día de hoy es de los pocos que trabajan de lo que estudiaron, pero no en su tierra. Es enfermero en una planta de Respiratorio de un hospital de Sheffield. Él es la pareja de Mónica.

“Decido emigrar por él, ya que es enfermero y aquí está mejor valorado que en España. Además de que las condiciones laborales son muchísimo mejores en cuanto a salario, horas, contrato...”, cuenta la joven jerezana. Rafael comenta que la situación laboral en Jerez es preocupante: “Lo peor es el pronóstico tan desfavorable para los próximos años, aún no se ha visto ningún punto de inflexión”. No es nada nuevo, es la historia que arrastran los jerezanos desde 2008. Este enfermero explica que la sociedad no está muy concienciada de lo que ocurre, dice que los recortes en Sanidad provocan que “hayan fallecido personas esperando el tratamiento contra la Hepatitis C o que un enfermo mental grave quede en situación de riesgo social”. 

"Me daba la impresión de que se hablaba más del Brexit en España que aquí”

En su caso, Adrián escoge mudarse de país para vivir un cambio, “abandonar drásticamente la zona de confort”, tenía una cuenta pendiente con el idioma y una de las principales razones era aprender inglés. En ello se encuentra sumergida Mónica, quien tiene pensado hacer un grado de Filología Inglesa en un futuro. “En España el salario con respecto a las horas trabajadas es indigno, y encima tienes que estar agradecido de tener empleo sean las condiciones que sean”, apunta la joven, a lo que continúa: “Reino Unido es muchísimo mejor, está mucho más adelantado que España en el tema laboral, aquí te valoran mucho más”.

Dos de ellos viajan días antes de la consulta británica que tuvo lugar el 24 de junio de 2016. En Europa saltaron las alarmas cuando el 51,9% de los anglosajones votaron la salida de Reino Unido de la Unión Europea. La libra cayó. Se desplomó un 10%, cifra que no alcazaba desde 1985 según numerosas publicaciones económicas. Juan Antonio Pavón, experto en asuntos europeos, publicaba en este medio: “La bolsa ya está cayendo a niveles históricos. La confianza de los inversores se verá gravemente dañada a ambos lados del Canal de la Mancha. Posiblemente una gran parte de la 'City' se trasladará a Frankfurt”. El resultado cogió desprevenidos a Mónica y a Rafael. No obstante, aseguran que no han sufrido cambio alguno. Todo sigue igual según esta pareja de jerezanos.“He notado algo en el cambio de libra a euro, que ha bajado de forma drástica, pero no en el día a día. Me daba la impresión de que se hablaba más del Brexit en España que aquí, ya que incluso ahora, ni los ingleses saben lo que va a pasar”, declara Adrián, que lleva algo menos de un año en Birmingham. “La mayoría de los habitantes de Reino Unido de mi círculo cercano lamentaron el resultado. Aunque por otro lado hay quien me dijo que los inmigrantes eran un problema, que en el futuro no habría espacio en la isla -tal cual- y muchos más comentarios xenófobos”, añade. Este joven que voló del nido sin que los padres estuviesen muy contentos con esa decisión, manifiesta que algunos británicos le invitaron entre bromas a esperar el referéndum de Escocia y que si le molestaba el resultado, tirase para el país vecino.

¿Qué diferencias hay en la rutina laboral? Rafael cuenta que trabaja más como si los enfermeros formasen un equipo y que hace sus rondas acompañado de fisios, dietistas, médicos, enfermeros especialistas… “No se puede comparar con España porque allí tienes catorce pacientes por enfermero”. También destaca que el trabajo burocrático es bastante más activo que en su país. Adrián se suele despertar a las cinco de la mañana para comenzar con uno de sus dos empleos. Vive con tres andaluces en la segunda ciudad más grande de Inglaterra y cobra lo que es el sueldo mínimo para mayores de 25 años en Gran Bretaña, algo más de 8 euros la hora: “Se vive bastante bien”, asiente.

Cada uno tiene una rutina distinta, turnos diferentes. Clases, estudios, trabajo. Son jóvenes independizados que buscan vivir algo nuevo y que tienen en mente pasar varios años en Reino Unido. El idioma y la oferta laboral son las dos razones de peso para escoger este país: “Tuve opciones en muchas ciudades de Inglaterra y cualquiera de ellas era una oferta muchísimo más favorable que en cualquier punto de España. Y sobre todo, un puesto permanente”, aclara Rafael. Los tres estaban hartos de la situación en Jerez. “No echo de menos a mi ciudad”, confiesa Mónica. Pero todos, después de contar que añoran a la familia y a las amistades, coinciden en otra cosa. Todos extrañan el sol del Sur. 

Sobre el autor:

claudia

Claudia González Romero

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído