2.jpg
2.jpg

Jereslesgay expresa su pesar por la muerte de 49 personas del colectivo LGTB en Orlando y denuncia las reacciones homófobas en redes sociales.

El negro empaña el arcoíris. En esta ocasión la bandera que portaban en la puerta del Ayuntamiento colgaba un lazo de luto. Parte de la ciudadanía jerezana, colectivos sociales y representantes políticos han acompañado a Jerelesgay en la concentración que la asociación jerezana de gays y lesbianas ha convocado para expresar su repulsa y condena al acto de terror homofóbo del pasado domingo en Orlando. La masacre al colectivo gay puso fin a la vida de medio centenar de personas, “en las que su único delito fue defender su derecho a amar libremente y por encima de todas las cosas”, manifestaba Susana Domínguez, presidenta de la asociación.

Aunque en la ciudad no hay duda de la condena a tales actos, durante la lectura de un manifiesto en la concentración se ha dejado patente que en la sociedad en general “parece ser que nuestras vidas, las del colectivo LGTB valen menos que otras”, añadía. Esta es una de las conclusiones alcanzadas tras realizar un somero rastreo por las redes sociales. No sólo ha habido un “clima distinto” al de recientes atentados como los sucedidos en París o Bruselas. Los comentarios evidencian la actitud homófoba de muchos de sus autores internautas. En algunos de ellos justifican el brutal suceso y al Estado Islámico, que ha reivindicado el atentado.

Susana Domínguez, presidenta de Jerelesgay: “Parece ser que nuestras vidas, las del colectivo LGTB valen menos que otras”

Una vez más y ante todo los presentes se hizo hincapié en que la acción del autor de los hechos, un joven de 29 años, es consecuencia, por un lado, de los mensajes de odio a este colectivo que las cabezas visibles de las diferentes religiones difunden entre sus miembros. Pero también es fruto de la inactividad, de quienes no hacen los suficiente por legislar y permitir “una sociedad libre, diversa y en paz”. Cargados de dolor, desde Jerelesgay, aseguran que seguirán luchando contra la lgtbfobia y también proclaman pese a todo “que no tenemos miedo”.

Una representación de los jerezanos y jerezanas concentrados allí no ha dejado pasar la ocasión de mostrar sus condolencias al colectivo sumándose al minuto de silencio roto en aplausos y denunciar alto y claro que “la lgtfobia es una de las lacras más graves de la sociedad”. A pesar del dolor, Jerelesgay concluye anunciando "tiempos de alegría" a los que la homofobia no pondrá diques: el 28 de junio el que lo desee puede regresar a ese mismo escenario, el Ayuntamiento, pero esa ocasión para izar desde el balcón la bandera del arco iris, para “compartir el orgullo de ser libres, de ser reconocidos y reconocidas”. Porque no tienen miedo

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído