15-M-en-el-Arenal_0009-300x199
15-M-en-el-Arenal_0009-300x199

Antonio Bernal, de Attac, y Francisco Sempere, analizan en los Miércoles de Cultura del 15-M el reinado de Juan Carlos I y disertan sobre la posibilidad de que haya una Tercera República: "La monarquía siempre ha oficiado de agente comisionista de la plutocracia y la oligarquía"

"¿Por qué tenemos que convocar un referéndum que sabemos que vamos a perder? ¿Tenemos que prorrogar la monarquía por perder el referéndum?", se preguntaba ayer Francisco Sempere, uno de los ponentes de los Miércoles de Cultura del 15-M, que versaba en torno al tema: ¿Tendremos Tercera República? Sempere, que se autodefinió como "izquierdista, republicano y contrario al referéndum", disertó durante su exposición sobre la posibilidad de que la monarquía sea sustituida por una república en España. "La monarquía siempre ha oficiado de agente comisionista de la plutocracia y la oligarquía. Me niego a someter a referéndum el hecho de que un señor sea jefe del Estado por tener un vínculo consanguíneo".

El "problema" de la izquierda, según Sempere, es que "somos muy diversos. Hay una derecha y muchas izquierdas. Aunque todos vamos a las manifestaciones juntos, la realidad es la de siempre: Vivimos en un mundo en el que las élites pretenden seguir dominando a los que menos tienen". Echando la vista atrás, "durante los últimos 200 años ha habido una pugna entre los que no tienen y los que quieren seguir teniendo". Para Sempere, "el Rey forma parte de esa pugna como adorno". "El Rey —añadió— llegó con una mano delante y otra detrás y hoy tiene, según el New York Times, más de 2.000 millones de euros de fortuna. El último mes ha estado en Arabia Saudí, seguramente recogiendo encargos y dando relevo al hijo". Por todo ello se pregunta: "¿Vamos a perpetuar el sistema podrido a través de un referéndum?"

Antonio Bernal, miembro de Attac Jerez, abundó en el papel de Juan Carlos I durante sus 39 años de reinado. "Se insiste mucho en el papel determinante del Rey en la Transición o de su capacidad de proyección exterior. En mi opinión, sí que tuvo un papel importante durante la Transición, no sólo por convicciones personales sino porque estaba en juego su supervivencia como jefe de Estado". Bernal disertó sobre otros aspectos, como los razonamientos en los que se basan "los teóricos de la monarquía", que apelan "a que es una tradición que sirve para mantener la identidad colectiva como nación, al grado de estabilidad que aporta la monarquía y a la idea de que, por estar fuera del juego político, sirve de mediadora entre instituciones".

Al igual que insiste Julio Anguita en una entrevista en La Marea, Antonio Bernal apuesta por empezar a trabajar en la Tercera República. "Hay que decidir qué tipo de república queremos. Alberto Garzón dice que no es momento de decidir si queremos un presidente elegido directa o indirectamente. Para mí es muy importante. No es lo mismo una república presidencialista o parlamentaria", apuntó Bernal, que divide el movimiento surgido en España a través de la abdicación del Rey en tres. "Primero está el sector inmovilista, representado por el PP, que quiere que el cambio sea lo menos intenso posible; luego el intermedio, en el que está el PSOE, que no sabe qué grado de cambio está dispuesto a apoyar, y por último la izquierda diversa, que nos hemos movilizado, pero nos empiezan a hacer falta propuestas concretas". "Históricamente las constituciones surgen otorgadas por el poder, impuestas fruto de procesos revolucionarios o por consenso, y hay que ser conscientes de que estamos abocados a una constitución pactada".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído