La alcaldesa defiende la integración de Onda Jerez por parte del Ayuntamiento para "salvar los puestos de los trabajadores" pocos meses después de plantear una drástica reducción de plantilla. El presupuesto de 2014, aprobado en solitario por el PP, no tiene en cuenta las reclamaciones presentadas y supone "un colchón hasta las elecciones", según la oposición

En una breve sesión de pleno (extraordinario), el gobierno local ha aprobado dos medidas importantes para el futuro del Ayuntamiento: La absorción de Onda Jerez (y por tanto su deuda) y la aprobación definitiva del presupuesto de 2014, que en la práctica tendrá una validez de poco más de 50 días, pero que previsiblemente será prorrogado hasta después de las elecciones, como ha advertido la oposición en más de una ocasión. De las cuatro reclamaciones presentadas al presupuesto, y un total de 21 alegaciones, el gobierno local ha inadmitido 10 y desestimado 11, por lo que ha hecho caso omiso a las propuestas de la ELA de Torrecera, Urbaser, la ATMJ y Foro Ciudadano, que han presentado estas alegaciones.

Así, el gobierno local aplica el rodillo y no tiene en cuenta las consideraciones externas, algo que lamentó la portavoz de Foro, Rocío Montero, quien apuntó que el citado documento recoge un aumento de las retribuciones de personal, un incremento del 32% de las productividades a algunos trabajadores municipales, la exclusividad para otro concejal popular, unos 30 millones de euros destinados a trabajos realizados por otras empresas ("algunos los pueden hacer empleados municipales", apuntó) y un aumento del 177% (485.000 euros) de la partida destinada a publicidad y propaganda en medios de comunicación.

Para el concejal de IU, Joaquín del Valle, este presupuesto no es más que "un colchón hasta las elecciones", ya que incluye la partida de 40 millones del segundo pago de la venta del agua y se prorrogará hasta después de los comicios. "A ver quien cuadra el próximo presupuesto", apuntó, ya que "la corporación que entre (en mayo) va a cerrar el año con déficit", como por ejemplo, los 12 millones de pérdidas asumidos por el Ayuntamiento tras la absorción de Onda Jerez. "Haga lo que haga están en la crítica constante", espetó la alcaldesa a la oposición para defender esta decisión. "¿Qué estamos haciendo? Salvar Onda Jerez y los puestos de los trabajadores; Estamos demostrando que estamos apostando por la televisión pública", añadió. Preguntada por qué justo ahora salva Onda Jerez, Pelayo respondió: "Porque es el momento", y por la insistencia de Montero enchufó el ventilador para decirle que "esta deuda y este problema no se ha generado ahora, lo estamos solucionando. La televisión municipal era un pozo sin fondo y eso lo generaron ustedes (en referencia a la etapa como alcalde de Pedro Pacheco)".

Con la absorción de Jecomusa (Jerez Comunicación Municipal SA) termina una historia que ha durado 25 años, desde que se creara a finales de 1989. Ahora será el Ayuntamiento quien gestione directamente Onda Jerez y quien haga frente a su deuda, de unos 17 millones de euros, contando los 6 que debe a Seguridad Social y Hacienda. La alcaldesa termina así con un conflicto que ha vivido diferentes etapas en esta legislatura, desde el enfrentamiento de los dos primeros años, a la amenaza de reducción de la plantilla (entre un 65 y un 70%), pasando por las 20 indemnizaciones pactadas hace unos meses, que supusieron un gasto de 1,5 millones de euros. Así, los trabajadores de Onda Jerez respiran tranquilos tras la decisión tomada por el gobierno local, que se ampara en una nueva ley que impide que una empresa municipal siga viva más allá del 31 de diciembre si tiene deudas.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído