reportaje_banco_de_alimentos_jerez_01.jpg
reportaje_banco_de_alimentos_jerez_01.jpg

Antonio Villasán, director de la delegación jerezana del Banco de Alimentos, considera que cerrar las instalaciones del Parque Empresarial supondría "retroceder en el tiempo", tras años "funcionando al unísono de Cádiz".

“Lo único que queremos es que se produzca un acuerdo. No tenemos más aspiraciones que atender a la gente de Jerez”. Son palabras de Antonio Villasán, director de la delegación jerezana del Banco de Alimentos tras conocerse que el próximo 30 de septiembre podría finalizar la presencia de la ONG en su nave de la calle Minería del Parque Empresarial, siempre y cuando no se produzca un giro en los acontecimientos.

Como ya había publicado este medio, la decisión viene de la central gaditana del Banco de Alimentos, después de que el pasado 6 de agosto el Consorcio de la Zona Franca de Cádiz aprobara que la ONG disponga de cuatro naves en el Bajo de la Cabezuela (Puerto Real) para que centralice desde allí su labor de reparto y distribución de alimentos.

“La explicación que nos han dado desde Cádiz es que como ahora se van a disponer de estas naves, que nos vayamos allí también para tener mejor control logístico, pero nosotros entendemos que esto sería retroceder en el tiempo, máxime cuando desde junio hemos estado repartiendo incluso los alimentos que vienen del Fondo de Ayuda Europea para los Más Necesitados (FEAD) de la Unión Europea”, explica Villasán.

Según el director de la delegación jerezana, "como delegación funcionamos al unísono con Cádiz e incluso nuestro presupuesto, 29.000 euros al año, está aprobada por la propia Junta Directiva de Cádiz". 

En total son 20.000 las personas que atiende en la ciudad –en estos días se hablaba sólo de 10.000-, lo que supone prácticamente un 10 por ciento de la población de Jerez. Además, entre los alimentos procedentes de la UE y los obtenidos por recursos propios, fueron más de 450.000 kilos los que se repartieron el año pasado a 65 asociaciones, muchas de las cuales ahora tendrán serios problemas para trasladarse a Puerto Real.

Es el caso de Siloé, la asociación jerezana de ayuda a personas que conviven con el VIH/SIDA. Antonio Barrones, su director, señala por experiencia que “a veces hay cantidades de alimentos que no justifican el ir a Cádiz con una furgoneta. Entre el tiempo que se tarda en ir y volver y la gasolina, hay veces que nos cuesta más el desplazamiento que lo que traemos”.

Misma opinión tiene Luis Bononato, director de Proyecto Hombre en Jerez. Para la organización, que reparte alimentos a 30 personas, "no va a ser tan fácil recoger los alimentos. Tener la nave en el Parque Empresarial nos suponía un ahorro no sólo por las distancias, sino por el esfuerzo y el buen trabajo del equipo de Antonio Villasán", señala Bononato.

Por su parte, desde el Ayuntamiento se está trabajando para que el Banco de Alimentos de Cádiz reconsidere su postura. La alcaldesa, Mamen Sánchez, ya remitió el pasado 31 de julio un escrito de apoyo a la presencia de la delegación jerezana a la dirección nacional, mientras que la delegada de Acción Social, Carmen Collado, ha estado gestionando una reunión con la dirección del Banco de Alimentos de Cádiz, que se llevará a cabo a finales de esta semana. “Nosotros como Ayuntamiento sólo podemos mediar, porque hablamos de un organismo privado, pero entendemos que se verían perjudicadas 65 asociaciones que hacen una labor fundamental en Jerez”.

Collado, además, recuerda que el gobierno ya ha abonado una subvención municipal de 12.000 euros al Banco de Alimentos, aprobada durante la pasada legislatura pero que hasta ahora no se había pagado.

Hay que señalar que este medio ha intentado ponerse en contacto, sin éxito, con Mateo Sánchez, director del Banco de Alimentos de Cádiz.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído