Los menores de edad no podrán entrar en las casetas 'discoteca' de la Feria del Caballo

viernes_feria-25.jpg
viernes_feria-25.jpg

El Ayuntamiento inicia el procedimiento para la modificación de la ordenanza que regula la fiesta, entre los que se encuentran los relacionados con la explotación de las casetas o la música.

Una Feria del Caballo adaptada "al futuro, a las nuevas tecnologías, a los nuevos usos y costumbres, buscando siempre la excelencia" y manteniendo su "esplendor". Como ya adelantó lavozdelsur.es, el Ayuntamiento de Jerez, a través de su área de Dinamización Cultural, ha iniciado el procedimiento para la modificación de la Ordenanza Municipal que regula la principal fiesta y la más reconocida internacionalmente del calendario de eventos jerezanos. Diferentes voces venían reclamando desde hace años una vuelta de tuerca a unas ordenanzas que, en algunos puntos, se habían visto ya sobrepasadas y anticuadas por los cambios de tendencia, sobre todo en lo referido a la explotación de las casetas. Si antiguamente eran los propios socios, peñistas y miembros de diferentes colectivos los que se ponían el mandil para meterse en la cocina o atender al público en las barras o mesas, en los últimos años —más bien décadas— el procedimiento habitual en el 99 por ciento de los casos ha sido el de subarrendar las casetas a profesionales hosteleros de la provincia o de fuera de ella por dos motivos principales: el primero, por la comodidad y mayor disfrute de los socios y el segundo, para ofrecer una gastronomía más variada y acorde al buen nombre de la feria jerezana.

Otro asunto que preocupaba en los últimos años ha sido la proliferación de casetas 'discoteca', aquellas que apenas tenían servicio de cocina o que directamente ni lo ofrecían, apostando más por la copa larga y una música poco acorde a la Feria, alterando además la convivencia entre sus vecinos. Todo ello quedará ahora más especificado gracias a la nueva normativa. “Debemos tender a una mayor normalización de la convivencia entre casetas, de sectores de población con necesidades tan dispares como los jóvenes o las personas mayores. Una Feria que tiene que seguir abierta, elegante y cuidada...pero adaptada cada vez más a las nuevas circunstancias de la sociedad”, afirma al respecto el teniente de alcaldesa de Dinamización Cultural, Francisco Camas. “Seguimos trabajando para conseguir la excelencia. Y como no podía ser menos lo vamos a hacer con el consenso de todos aquellos grupos, colectivos e instituciones implicados en el buen funcionamiento de la Feria”, añade Camas.Así, el Gobierno ha iniciado el procedimiento de modificación de esta ordenanza atendiendo al artículo 133 de la ley 39/ 2015, de 1 de octubre, del procedimiento de administrativo común de las administraciones públicas que establece que se realizará una consulta previa a través de la página web municipal para recabar la opinión de los sujetos y las organizaciones más representativas potencialmente afectadas por la nueva norma.

Independientemente de esta consulta, se publicará el texto en la página web con el objetivo de dar audiencia a los ciudadanos afectados y recabar aportaciones adicionales. También puedan recabarse directamente la opinión de las organizaciones y asociaciones reconocidas por ley que agrupen o representen a las personas cuyos derechos o intereses legítimos se vieran afectados por la norma y cuyos fines guarden relación directa con su objeto.

La consulta, audiencia e información públicas deben realizarse de forma que los potenciales destinatarios tengan posibilidad de emitir su opinión para lo cual deberán ponerse a su disposición los documentos necesarios, que sean claros, concisos y reunir toda la información para poder pronunciarse sobre la materia.

Principales modificaciones

Entre las modificaciones más destacadas de la ordenanza, destaca el ya mencionado de la explotación de la caseta. Así, en caso de que esta no se realice de manera directa, se deberá indicar en la solicitud qué persona física o jurídica lo llevará a cabo, debiendo identificarla de manera completa y correcta, a fin de que pueda ser autorizada por la administración y la misma pueda realizar correctamente las debidas comprobaciones e inspecciones durante la Feria.

En cuanto a las casetas del recinto ferial, además de los requisitos exigidos hasta la fecha para solicitar la ocupación de las mismas, el Ayuntamiento distinguirá ahora dos tipos: la tradicional, en la que se ha de disponer obligatoriamente de cocina, con música propia de Feria, y la caseta no tradicional, en la que se permitirán elementos más innovadores en cuanto a fachada, decoración e instalación de equipos de luminotecnia. Llama la atención que a estas últimas no podrán acceder las personas menores de 18 años.Respecto al paseo de caballos y enganches, se establecen las directrices que han de respetar los caballistas que deseen acceder al recinto ferial, detallando el atuendo del jinete y el arreglo del caballo, tipo de cabezada, bocado, montura, arreglo de crin y cola, tipo de adornos.

La renovada ordenanza incorpora un título destinado a la regulación de la zona de los cacharritos, detallando las actividades y negocios a instalar, el procedimiento para obtener la concesión de la parcela, concretando los requisitos, documentación, plazos y criterios de adjudicación, así como las condiciones de ocupación de las parcelas y otras obligaciones a cumplir por los industriales feriantes respecto a la música, publicidad, pasillos o espacios libres, estacionamientos, animales de compañía e instalaciones contra incendios.

En lo referente a la distribución, diseño, aseos, mostradores y acceso a la caseta, se hace hincapié en el cumplimiento de la normativa de accesibilidad, a fin de facilitar el normal desenvolvimiento de las personas con movilidad reducida por cuestiones físicas, psíquicas o sensoriales.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído