La apertura de firmas en la ciudad, como Seat con Automoción Terry, contribuyen al aumento de matriculaciones con 500 vehículos.

La salida no es definitiva, pero el sector de la automoción parece que atisba la luz al final del túnel. Las cifras de ventas no paran de crecer desde hace un año y, aunque con calma, se puede hablar de ciertos brotes verdes. Aunque muy incipientes. La provincia, en octubre, baja un 13% su cifra de ventas respecto al mismo mes del año anterior, siendo la que menos crece del conjunto de Andalucía. Aunque, eso sí, en lo que va de año el incremento en la provincia es del 11% (17.200 matriculaciones en total), por encima de la media andaluza.

La presencia de nuevos concesionarios en la provincia contribuye a este incremento. La marca Seat, después de dos años siendo “maltratada” por la anterior concesión de Cartuja Móvil —que dejó de pagar a sus trabajadores y cuya nave está abandonado y siendo víctima de robos y actos vandálicos—, resurge en la ciudad con el Grupo Terry, sevillano, qua ya tuvo presencia en Jerez a finales de los años 20 siendo el concesionario oficial de Citröen. Una “vuelta a los orígenes” que pretende restaurar la confianza de los clientes, movida por “la ilusión de la familia”, cuentan desde la firma.

La inauguración oficial fue en enero de 2016 y, hasta la fecha, han vendido más de 500 coches, situándose a la cabeza de los concesionarios que gestionan la marca Seat en la provincia —Cádiz, Algeciras y El Puerto— y rozando cifras similares a las del comienzo de la crisis. El parque móvil de Jerez y la provincia “sigue siendo viejo”, aseguran desde esta casa, aunque las ocho convocatorias consecutivas del Plan Pive han permitido que se dé a salida a muchos vehículos, eso sí, está por ver los efectos de la paralización de estas ayudas.

Aunque esta firma es optimista: “El mercado está subiendo”. Así, vendieron 42 coches nuevos y 26 usados en el mes de septiembre, por lo que “algo se está empezando a mover”, señalan. “La competencia tiene un problema y es que esto nos gusta”, señala Juan Ignacio Fernández, gerente de Automoción Terry, que es la firma bajo la que opera en Jerez. Ahora mismo el concesionario tiene 14 trabajadores, todos de Jerez, una cifra que ha ido aumentando con el paso de los meses.

“La idea es que todo el mundo que comience a trabajar se quede, que entre con vistas a un futuro”, señala Herrera. De hecho, empezaron con un vendedor y ahora hay cuatro, y en taller son uno más tras quedarse un chico que empezó de práctica y que tenía “actitud y ganas”, cuenta José Antonio Marín, responsable de esta parcela. Tiene 37 años, lleva desde los 14 dedicado a la automoción y casi 15 trabajando con Juan Ignacio, el gerente. “Él me convenció para venir aquí”, dice, y no se arrepiente: “Aquí me dejan libertad, en otros sitios donde he trabajado era tercermundista, los jefes te trataban con desprecio y prepotencia”.

El grupo tiene empleados a casi 200 trabajadores. “En época de crisis hemos estado creando empleo, eso pocos lo pueden decir”, señalan desde la firma, y creen que el rápido crecimiento de la marca en Jerez se debe a “la calidad del servicio, enfocado al cliente”, que se han ganado pateando la ciudad. “Una de las pocas cosas buenas que podía llegarnos de Cartuja Móvil, con la que no tenemos nada que ver, es que nos derivara clientes, pero ni eso”, señala Juan José Olier, jefe de ventas de Automoción Terry, que cuenta que han tenido que hacer frente a reparaciones que no les correspondían.

En lo que va de año se han matriculado más de 957.000 vehículos en el país, por lo que de seguir esta proyección se puede superar el millón que ya se alcanzó en 2015 —según los datos de Faconauto, patronal de los concesionarios españoles—, una cifra que no se alcanzaba desde hacía seis ejercicios. Toca esperar para ver si la tendencia continúa al alza.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído