Usuarios del servicio de nueve pedanías y barriadas rurales recogen firmas y entre otras cosas solicitan nuevos horarios que les permitan llegar en horas punta a la ciudad. 

888. Número tan redondo es el de firmas que han recogido los usuarios de la línea de autobús que une la zona rural con Jerez y que se entregarán en la delegación de Medio Rural para reclamar un mejor servicio. Las críticas vienen, sobre todo, relacionadas con los horarios, que señalan que no están bien planificados, según afirma Gloria Torres, vecina de La Barca y representante de los usuarios de este servicio que presta la compañía Linesur. 

Ya el pasado 28 de abril, representantes de los usuarios de las distintas barriadas que disfrutan del servicio (Torrecera, Majarromaque, Mesas del Corral, La Barca, Magallanes, La Guareña, San Isidro, El Torno y Cuartillos) se reunieron en el Ayuntamiento de La Barca de la Florida con su alcalde, Alejandro López, al cual le plantearon los diferentes problemas que sufren a diario. Así, explica Gloria Torres que el hecho de que los autobuses partan desde Torrecera –el primer trayecto del autobús- a las 7 y las 8 de la mañana provoca que no lleguen a las horas en punto a Jerez “por lo que ni los estudiantes ni los trabajadores solemos llegar puntuales a clase o al trabajo”.

Lo mismo pasa a la hora de volver desde Jerez. “Los alumnos del ciclo formativo del instituto de La Barca que vienen de Jerez u otros pueblos tienen que adelantar la hora de salida para coger el autobús de las 14:15, o esperar al de las 16:15, con lo cual llegan a sus casas después de las 5 sin haber comido o si lo hacen, a base de bocadillos, lo cual tampoco es plan”. Peor lo pasan los vecinos de Magallanes y La Guareña, que no tienen autobús hasta las 9:20 y 9:25 horas, respectivamente, por lo que los vecinos que tengan que estar temprano en Jerez directamente se ven obligados a usar sus coches particulares. Así, proponen que en horas punta haya dos autobuses que presten servicio, partiendo uno de José Antonio pasando por El Torno, San Isidro del Guadalete y Cuartillos y otro partiendo de Torrecera, pasando por Magallanes y La Guareña en horarios de partida que sea a las menos cuarto.

Pero además del problema horario, los usuarios critican otros aspectos como la falta de aire acondicionado “tanto en invierno como en verano” en algunos autobuses; la falta de “higiene y limpieza” que presentan varios vehículos; y su “incomodidad”, “sin cabeceros”, con “asientos muy estrechos” y “con filas muy juntas”. Además, Gloria Torres señala que son “impracticables” para las personas mayores y con movilidad reducida, ya que para acceder a ellos hay que subir “seis escalones”, algo que supone “un gran esfuerzo además de un impedimento” para estas personas.

La falta de marquesinas; el hecho de que las máquinas de pago, “cuando no están averiadas, están adelantadas, por lo que el billete a veces no sirve para el transbordo porque ha pasado más de una hora cuando llegan a Jerez”; o la falta de vehículos de repuesto cuando hay alguna avería son otras de las quejas que van a trasladar tanto a las delegaciones de Movilidad y Medio Rural y a los representantes de la compañía Linesur.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído