La Vega podrá abrir sus puertas este fin de semana tras obtener licencia en apenas veinte días

Urbanismo notifica este viernes el visto bueno tanto en la licencia de primera utilización como en la de apertura para bar musical

Nueva esquina de Esteve con Doña Blanca, con parte del edificio modernista de De la Cuadra rehabilitado. FOTO: MANU GARCÍA
Nueva esquina de Esteve con Doña Blanca, con parte del edificio modernista de De la Cuadra rehabilitado. FOTO: MANU GARCÍA

La ansiada reapertura de la cafetería-restaurante La Vega ha llegado con polémica e incertidumbre, pero finalmente se hará realidad, presumiblemente, este fin de semana. Como ha podido saber lavozdelsur.es, el establecimiento hostelero ya cuenta, apenas veinte días después de solicitarse, con las licencias de primera utilización y de apertura para bar musical, con lo que ya nada impide que el emblemático negocio de la plaza Esteve con Doña Blanca abra al público.

60 años después de edificarse un bloque que supuso la demolición de parte del mercado y del convento de San Francisco, al menos este córner inconfundible de la capital del sherry recupera todo el esplendor de antaño de la mano de tres socios, dos de ellos de origen asiático, Sui Ping Zhang, Suli Liu y Luis Calvo, que han invertido alrededor de un millón de euros en una rehabilitación integral del establecimiento que se ha prolongado durante once meses.

La agilidad que han demostrado los técnicos de la Delegación Municipal de Urbanismo tiene poco que ver con las sempiternas quejas del pasado. En apenas veinte días, los promotores del negocio han presentado la documentación, se han llevado a cabo las inspecciones, se han ordenado correcciones en algunos aspectos que diferían del proyecto original, se han corregido, se han vuelto a inspeccionar y este mismo viernes, ha podido saber este medio, se notificará que la nueva La Vega ya tiene todos los permisos necesarios para su reestreno este fin de semana.

La dirección de la cafetería-restaurante y bar de copas La Vega emitió el pasado jueves 12 de diciembre un comunicado, después de que un día antes le fuera decretado por parte del departamento de Disciplina Urbanística la suspensión de la actividad por carecer de licencia de apertura. “A la atención del excelentísimo Ayuntamiento de Jerez de la Frontera y al conjunto de su ciudadanía: sirva en primer lugar este comunicado para expresar, desde la dirección de la empresa que actualmente gestiona La Vega, nuestras más sinceras disculpas tanto al excelentísimo Ayuntamiento de Jerez como al conjunto de la ciudadanía por la desafortunada situación que se está viviendo en relación a nuestro negocio”.

“Este proyecto de reforma de La Vega —añaden— lleva gestándose desde hace tres años y ha sido mucho el tiempo, la inversión y el trabajo que han dado lugar al proyecto por el que hemos apostado con toda nuestra ilusión para aportar nuestro granito de arena a la vida de esta nuestra ciudad”. “Como bien saben —prosigue el comunicado—, llevamos desde el 8 de enero de este año cerrados para realizar una reforma integral de nuestro negocio, con todos los inconvenientes que una obra de tal calibre conlleva, y no ha sido hasta el día 5 de diciembre que esta se completó y se pudieron solventar todos los contratiempos relacionados. De hecho, desde el día 19 de noviembre de 2019 hay ya trabajadores preparando, colaborando y poniendo a punto todo lo necesario para poder ofrecer a Jerez una nueva La Vega que pueda estar a la altura de esta ciudad. De hecho, contamos con una plantilla de 26 trabajadores en la actualidad, entre los que se encuentran los trabajadores de toda la vida”.

Este puente de la Inmaculada (del 6 al 9 de diciembre), abundan, “quisimos realizar pruebas para engrasar la maquinaria tanto a nivel del personal como del funcionamiento de las instalaciones. El sábado 7 de diciembre, realizamos un ensayo a puerta cerrada con familiares y amigos a fin de que pudieran darnos su opinión sobre el servicio y la comida por la que estábamos apostando. Lo que no esperábamos es que tuviéramos una acogida del pueblo jerezano tan grande, que nos preguntaban cuándo abríamos, si iba a haber churros, si la parte de arriba también estaba abierta… fueron un cúmulo de emociones tales que, pecando de impulsivos, nos llevó a abrir las puertas al público cual niño con un juguete nuevo que no puede esperar al lunes para enseñarlo a sus compañeros del colegio”.

Dicho lo anterior, “y sin ánimo de justificar nuestra actuación, queremos disculparnos con el excelentísimo Ayuntamiento de Jerez de la Frontera y en particular con la Delegación Municipal de Urbanismo, que a través de los medios que la Ley les ofrece, cumplieron en todo momento con la legalidad vigente por la que ningún establecimiento puede estar abierto al público sin la preceptiva licencia de apertura”.

Si bien la petición junto con la documentación necesaria para la licencia de apertura se realizó el día 5 de diciembre de 2019, mantienen desde la dirección del local, “ello no significa que nuestra actuación pueda excusarse de ninguna de las maneras, por lo que sobre este punto nada se ha de reprochar al excelentísimo Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, y en especial al delegado de Urbanismo, poniéndonos a su disposición en todo lo que necesite y aceptando la responsabilidad en nuestra actuación. Lo cierto es que Jerez no puede ser un Salvaje Oeste ni urbanísticamente ni en cualquier otro aspecto”.

“Una vez expuesto nuestro punto de vista en esta desafortunada situación, y volviendo a reiterar la asunción de responsabilidad en nuestra actuación, tan solo deseamos que se pueda resolver de la mejor manera posible para poder ofrecer a las jerezanas y jerezanos su Vega”, han zanjado.

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído