20140626_101406-300x168
20140626_101406-300x168

La secretaria general del PSOE local, Miriam Alconchel, teme que el nuevo Plan de Ajuste del gobierno del PP suponga subidas de impuestos como el IBI o nuevos recortes de personal, ya que para 2015 contempla un ahorro de seis millones de euros en este ámbito

"El endeudamiento municipal se ha multiplicado por seis gracias al PP”. Así de tajante se ha mostrado esta mañana la secretaria general de los socialistas jerezanos, Miriam Alconchel, quien ha denunciado en rueda de prensa que la deuda por habitante de Jerez ha pasado de 460 euros en 2010 a los 2.596 euros actuales y advirtió que el nuevo Plan de Ajuste “subirá el IBI lo que haga falta y reducirá el capítulo de personal”.

Alconchel ha hablado de las “falsedades de Plan de Ajuste municipal aprobado por la mayoría del PP el pasado pleno” y que vienen a evidenciar “que a la derecha se le está cayendo la máscara”. Así, ha solicitado a la alcaldesa y al señor Espinosa “que dejen de mentir con datos maquillados en ruedas de prensa para ocultar la realidad”. Los socialistas consideran que este plan supone dar "una patada hacia adelante a la deuda que ha vuelto a aumentar", ya que "el PP no ha devuelto ni un euro de los préstamos a pesar de que se van a estar pagando hasta 2032 hipotecando a futuros gobiernos".

La secretaria general de los socialistas jerezanos calificó de “impresentable” que el Gobierno local presente un nuevo Plan de Ajuste (el tercero en tres años y medio) sin contar aún con la liquidación del Presupuesto de 2013 “porque no les interesa dar a conocer la deuda generada por Pelayo y la ocultan, porque con documentos por delante se demuestran las mentiras de sus discursos propagandísticos”. “Pelayo- dijo- se ha comprometido en el Plan a que el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) va a subir en la misma medida que bajen los valores catastrales” por lo que desde el PSOE se cuestionan “cómo han podido decir a boca llena con el Plan de Ajuste que no van a subir los impuestos; una nueva tomadura de pelo a los jerezanos y jerezanas”.

La subida de valores catastrales, cuya revisión solicitó Pelayo en 2004, fue gestionada por el anterior gobierno socialista con bonificaciones y bajadas de tipo para amortiguar el impacto económico para los jerezanos. “Ahora el gobierno de Pelayo y a pesar de sus promesas ha aprobado todo lo contrario: que la bajada de valores catastrales, no beneficie a la ciudadanía a la que subirá el tipo del IBI para que no bajen las cuotas y mantener la recaudación”, aseveró Alconchel.

Aunque especialmente preocupante es la bajada en el capítulo I del presupuesto municipal o capítulo de personal que refleja el plan, lo que para Alconchel supone un "cheque en blanco que le ha dado la sentencia del Tribunal Supremo por el ERE", ante lo que teme que la alcaldesa reduzca nuevamente la plantilla, ya que para 2015 el Plan de Ajuste prevé un recorte en personal de seis millones de euros.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído