José Mazuelos deja de ser obispo de Jerez y se marcha a las Islas Canarias

El obispo da a conocer, en una rueda de prensa urgente, su traslado y la llegada de un nuevo prelado a la Diócesis de Asidonia-Jerez

El obispo de Jerez, José Mazuelos, en una imagen de archivo. FOTO: JUAN CARLOS TORO
El obispo de Jerez, José Mazuelos, en una imagen de archivo. FOTO: JUAN CARLOS TORO

Era un secreto a voces. No era la primera vez que se especulaba con su salida, pero los rumores cobraban más fuerza que nunca en 2020. Antes de la crisis sanitaria, se daba por hecho que era cuestión de semanas. La emergencia obligó a posponerlo. Pero, como ya recogió lavozdelsur.es semanas atrás, con carta de oficialidad se ha anunciado el fin del obispado de José Mazuelos tras convocar una rueda de prensa apenas tres horas antes. Su destino: las Islas Canarias.

"El Señor me espera en Las Palmas", ha expresado este mediodía del lunes Mazuelos en una convocatoria de prensa en la que ha asegurado que se va "con la misma ilusión" con la que ha dirigido la Diócesis de Asidonia-Jerez. "Las Diócesis no se gobiernan con eficacia, sino como un familia; dentro de las familias nos conocemos todos y podemos hasta criticarnos", ha expresado, antes de dar gracias a los medios de comunicación y a los feligreses por el cariño recibido.

A sus ya casi 60 años, aún tiene al menos década y media por delante para seguir. Es uno de los llamados obispos jóvenes españoles. Nacido en Osuna (Sevilla), licenciado en Medicina y doctor en Teología, este mes de junio hacía once años de su ordenamiento como máximo responsable de la Diócesis de Asidonia-Jerez, un cargo en el que batalló en varios frentes: el de mayor relevancia, las llamadas al orden entre las cofradías de Semana Santa jerezana, pero también de otras localidades de su territorio. En estos once años, ha tomado decisiones en la línea de otros obispos andaluces, el control de las salidas procesionales extraordinarias.

Asimismo, pertenece a una corriente conservadora que ha dado cabida en el Palacio de Bertemati, la sede, a conferenciantes ultra, principalmente de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), seguidores de Herrera Oria y muy vinculados a CEU San Pablo, la organización académica católica. Durante el confinamiento, realizó un polémico tour por cada una de las hermandades en Semana Santa, algo que si bien no era ilegal, sí se llevó el reproche directo e indirecto de diversas hermandades, cuyos máximos dirigentes prefirieron no acudir a las visitas a templos para evitar riesgo de contagios. Asimismo, elaboró un documento por el que indicaba que el portador acudía a misa, algo parcialmente permitido durante el confinamiento.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído