El centro comercial abierto de Jerez vive momentos contradictorios. La hostelería sigue viento en popa, pero los negocios puramente comerciales siguen inmersos en una mala racha con más bajas que altas. Llegan algunas nuevas grandes marcas y franquicias para tirar del carro —caso de la cadena de cosméticos Kiko Milano—, mientras otras clausuran. El todopoderoso grupo Inditex está a punto de dar el cerrojazo a la tienda de la cadena Massimo Dutti que tiene en calle Larga, una de las dos que ha mantenido hasta ahora en el municipio junto con la del centro comercial Área Sur. Finalmente, la apuesta del emporio de Amancio Ortega pasará por seguir apostando por su presencia en esta gran superficie comercial y reducir otros establecimientos más céntricos, caso de la referida tienda de moda. Este viernes será el último que abra sus puertas en calle Larga, 24, a la espera de que otro negocio no tarde demasiado en instalarse en el bello inmueble que hasta ahora ocupaba.

Inditex ha mantenido en el centro a algunas de sus grandes enseñas, caso de Zara —lleva tiempo rumoreándose con que podría salir del antiguo edificio del Casino Jerezano—, Pull & Bear y Stradivarius, si bien otras de sus marcas abandonaron sus establecimientos para centrarse en su presencia exclusiva en Área Sur. Bershka y Oysho fueron las dos primeras en salir del centro de Jerez, y ahora les seguirá Massimo Dutti. En su día, la multinacional textil abordó una fuerte apuesta por el centro, llegando a afrontar costosos alquileres para ubicar —prácticamente a lo largo de la arteria principal de la ciudad— sus principales reclamos. Con la llegada la crisis, la maniobra fue totalmente contraria. Una operación acordeón en la que toca rebajar costes y presencia, tal y como se sigue demostrando con este nuevo cierre.

Como han defendido desde la asociación de comerciantes del centro Acoje en multitud de ocasiones, el pulmón comercial de la ciudad necesita oxígeno en forma de grandes inversores que ejerzan como locomotoras que reenganchen al público. Se especuló desde siempre con la llegada de El Corte Inglés —algo del todo improbable, pues mantiene paralizada la ampliación del centro comercial que tiene en la zona norte— y recientemente se habló de que la irlandesa Primark se instalaría en el viejo edificio de Rianal. Hasta la fecha, la ampliación de la ORA y el incremento de la inseguridad no han hecho más que frenar cualquier atisbo de recuperación para el maltrecho comercial tradicional en el centro de Jerez.

Recientemente, por cierto, Amancio Ortega ha vuelto a superar a Bill Gates como hombres más rico del mundo en la lista Forbes. El gran comportamiento de su compañía en la bolsa ha tenido la culpa. Según la revista salmón, su fortuna alzanza los 78.600 millones de dólares frente a los 78.500 millones de dólares del fundador de Microsoft. En paralelo al incremento exponencial de su riqueza, no dejan de aparecer voces de denuncia sobre las condiciones de semiesclavitud en las que trabajadores en países del tercer mundo producen la ropa de Inditex. La multinacional, obviamente lo niega, pero los escándalos no dejan de aparecer.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído