Brindis_del_ministro_Miguel_Arias_01-1024x683
Brindis_del_ministro_Miguel_Arias_01-1024x683

La web municipal publica el documento con las contrataciones menores del gobierno de Pelayo relativas al primer trimestre de 2014: alrededor de 314.000 euros de desembolso público. Casi 12.000 euros en propaganda para Fitur 2014; 4.200 euros en espectáculo y sonido, y bolígrafos grabados para la gala de la Ciudad Europea del Vino; y casi 3.000 euros en un desayuno para los asistentes del congreso del 750 aniversario, algunos ejemplos llamativos.

El ex ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Miguel Arias, asistió al brindis por Jerez, Ciudad Europea del Vino 2014 que tuvo lugar en el stand del Patronato Provincial de Cádiz en Fitur 2014. En la foto, acompañado de Pelayo, Saldaña, Loaiza y otros representantes del PP, así como del presidente del Consejo Regulador, Beltrán Domecq. Foto: Ayuntamiento de Jerez.

"Drástico, riguroso, estricto y necesario". Así calificó en septiembre de 2011 la alcaldesa, María José García-Pelayo, el denominado plan integrado, su primer amago de Plan de Ajuste en el Ayuntamiento. "Los políticos debemos responder ante los ciudadanos con una gestión de los recursos públicos eficiente y transparente". Esa fue la idea fuerza del discurso que pronunció en marzo de 2012, pasadas las generales y autonómicas, al anunciar un ERE masivo en el Consistorio y la privatización parcial del 49% de Aguas de Jerez -que luego se transformó en la pérdida total de la gestión pública del agua-. Pese a que desde entonces la versión oficial ha sido que las cuentas municipales están "ordenadas", se aprobaron dos planes de ajuste tras el de 2012 -el último el verano pasado- y se liquidó parte del ingreso extraordinario por el canon de la privatización del agua para gasto corriente, algo que prohíbe la ley, la realidad a día de hoy dista mucho de corroborar esa afirmación. Se mantienen los impagos, Jerez está entre las tres ciudades más morosas con sus proveedores del país y la deuda ha crecido. Y por si fuera poco, sigue el descontrol en los gastos. Se mantienen sin descanso los gastos superfluos y suntuosos, y muchas de las decisiones adoptadas desde aquel traumático ajuste de 2012 han sido totalmente contradictorias con las supuestas causas económicas que lo avalaron ante el Tribunal Supremo. Podría pensarse que el despilfarro y la nula contención en el gasto se ha disparado a escasos meses para las elecciones municipales. Sería lógico pensarlo y, además, acertado. Pero los datos evidencian que éste empezó desde muchos meses antes. En los incompletos apartados de transparencia que desde hace escasas fechas incluye la web del Ayuntamiento, uno de sus puntos es el que se dedica a las contrataciones menores. Esto es, aquellas de menos de 18.000 euros a las que no se exige procedimiento de contratación ni se hacen, consecuentemente, con publicidad y libre concurrencia. Por el momento, solo está publicado el informe del primer trimestre del pasado 2014, pero hay gastos que contrastan con las políticas de austeridad y férreo control del gasto público que ha pregonado durante toda la legislatura el equipo del Partido Popular que lidera García-Pelayo. Entre enero y marzo de 2014 tiene anotados casi 314.000 euros en contratos menores por todo tipo de servicios con todo tipo de proveedores y suministradores. Algunos gastos pueden llegar a ser razonables y lógicos en una administración pública; otros, directamente irresponsables a la vista del contexto de la legislatura y de la coyuntura de una ciudad en quiebra y con una fractura social de dimensiones muy preocupantes. A la conmemoración de la Capital Europea del Vino durante los primeros meses del pasado año se destinaron: 1.573 euros en banderolas el 21 de marzo; 1.070 euros ese mismo día en desplazamientos en autobús para los invitados al foro iberoamericano del vino y la gala 'Jerez, ciudad europea del vino'. También hay que añadir, recoge el mismo documento, 3.746 euros en 'contratación de espectáculos y sonido para la gala'; 520 euros en un venenciador; y 471,90 euros en 'suministro de bolígrafos con grabado Ciudad Europea del Vino' para esa misma gala celebrada en La Atalaya. También libró prácticamente 2.500 euros para publicidad de la conmemoración en la parte trasera de los autobuses. En total, el gasto solo para este evento, según recoge el Presupuesto municipal de 2014, ha sido de 209.000 euros.
La alcaldesa preside el congreso del 750 aniversario, celebrado en febrero del año pasado en Los Claustros.

Otro de los eventos del año para el gobierno local del PP, la celebración del 750 aniversario de la reconquista cristiana de Jerez, también supuso un pequeño gran reguero de gastos para las estranguladas arcas municipales. Por ejemplo, un servicio de desayuno a los asistentes al congreso del 750 aniversario por valor de 2.937 euros (7 de marzo) y un servicio de venenciadores por 363 euros. Al margen de las conmemoraciones del gobierno de Pelayo, las fiestas consolidadas en el calendario festivo de la ciudad también acarrearon un importante desembolso en contrataciones menores. La cabalgata, por ejemplo, conllevó gastar 17.908 euros en contratar un pasacalles de animación; 1.898 euros en una colaboración artística; y casi 4.000 euros en una asociación musical y una charanga. El equipo de sonido para la adoración de los Reyes Magos -aquel año en Cristina- supuso un gasto de 3.049 euros, en una factura con fecha 14 de febrero. San Antón también es un rosario de contratos menores para su organización. En enero del año pasado se dedicaron, entre otros, 2.662 euros para 'alquiler de sillas, mesas, manteles y cubre mesas'; y 751 euros para la suelta de palomas. Asimismo, otros de los gastos en contratos menores llamativos -al menos para un Ayuntamiento con 1.000 millones de deuda y tres planes de ajuste- que recoge el documento colgado en la web municipal pasan por casi 12.000 euros en propaganda en prensa de Fitur 2014; 1.210 euros en los derechos de utilización de una foto de Juan José Padilla para anunciar la feria taurina de Jerez; 2.413 euros en 'realización de carteles de Semana Santa'; 2.500 en dos meses del alquiler de las oficinas de Movilidad en la calle Corredera -pese a que hay un plan de optimización del patrimonio-; 6.050 euros en la recogida de animales perdidos y abandonados de febrero de ese año; y 2.000 euros en 'gastos para las actividades a realizar por los alumnos de la escuela municipal de tauromaquia'.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído