El pequeño jerezano ha vuelto a ser operado el pasado 3 de febrero en una clínica madrileña en cuya intervención le han sido retirados los clavos y el drenaje.

Hugo ha superado un nuevo asalto aunque aún queda mucho torneo por delante hasta sobreponerse a la enfermedad de Trevor que hace que los cartílagos crezcan más de la cuenta y que la padece una persona entre un millón. El pasado miércoles 3 de febrero volvió a someterse a una tercera operación en el Hospital virgen de las Palomas de Madrid. A las 16:00 horas tomaba de nuevo el tren de vuelta a Jerez aún con el efecto de la anestesia.

“Le han sido retirados los puntos, los clavos el drenaje de la rodilla y el tobillo y han comprobado su estado”, cuenta la madre a lavozdelsur.es. Hugo de apenas 6 años se siente cansado y algo decepcionado porque esperaba no tener escayola esta vez después de haber pasado las fiestas navideñas entre operación y operación. “Cuando salió de la operación me dijo que no me quería ni ver que por qué le llevaba allí con los médicos, aunque luego me pidió perdón”, cuenta Inés, la madre de Hugo. En unos días debe volver a una revisión y a que le retiren la escayola. Posteriormente, deberá ir a rehabilitación y los facultativos le recomiendan que practique natación. Ahora realiza deberes en casa con bastante desgana, pero la próxima semana asistirá de nuevo a clase. “Él lo que quiere es apuntarse al fútbol, y eso tendrá que esperar porque luego tendrá que llevar un aparato”, explica la madre de Hugo.

Esta dolencia por un lado le impide entre otras cosas jugar al fútbol, uno de sus mayores deseos, pero por otro lado, ha demostrado que la solidaridad de jerezana y del entorno que se ha volcado en ayudar al pequeño de una u otra forma desde que su caso saltó a los medios. Desde que se conoció la historia de Hugo y de su madre que vendía pestiños para reunir el dinero necesario, su familia no ha parado de recibir muestras de apoyo.

La plataforma Todos somos Hugo aglutinó a un elevado número de personas solidarias y han sido múltiples los actos benéficos cada vez a más personas, desde un ciclo de actividades organizado por la librería Planeta Zócar, hasta parte de la venta de un libro infantil, pasando por la donación de una camiseta por parte del futbolista Nolito (Celta de Vigo), que también quiso sumarse a la causa. Su madre está tranquila, en principio cree que tiene recursos suficientes para afrontar el resto del tratamiento. Si no es así, lo tiene claro: “Me pongo otra vez a hacer pestiños, por supuesto”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído