Los sospechosos, tres delincuentes que habían robado un bar de un centro comercial portuense, fueron alcanzados por los agentes y emplearon objetos punzantes para zafarse de ellos.

La Policía Nacional busca a tres personas como presuntas autoras de un robo en un centro comercial de El Puerto de Santa María que, además, agredieron a dos agentes de la Policía Nacional tras una persecución en coche que acabó a la altura del acceso a la A-381, en el término municipal de Jerez.

Los hechos, según informa La Voz de Cádiz, ocurrieron la madrugada del pasado 12 de diciembre después de que el 091 recibiera el aviso de un robo a un bar de un centro comercial portuense por el método del alunizaje. Una vez en el lugar de los hechos, los agentes recibieron información sobre los presuntos sospechosos y el vehículo que podían haber empleado para cometer el robo. 

Los delincuentes fueron interceptados a toda velocidad en la salida de El Puerto, tomando la carretera que conecta con la barriada jerezana de El Portal. A partir de ese momento comenzó una persecución que daría sus frutos a la altura de la venta El Pollo, cuando los sospechosos fueron interceptados por el vehículo policial. Éstos, al verse alcanzados, intentaron sacar de la carretera a los policías mediante bruscas maniobras e incluso arrojando a la calzada objetos metálicos. Sin embargo, su temeraria conducción haría que se salieran de la carretera a la altura del acceso a la A-381. 

Fue entonces cuando se inició una persecución a pie. Los agentes alcanzaron a los sospechosos, que portaban objetos punzantes, como destornilladores, que no dudaron en emplear contra los agentes. Uno de ellos fue herido en la cara y en el cuello, además de recibir varios pinchazos en el pecho que, afortunadamente, quedaron en nada gracias al chaleco antibalas que portaba. Otro agente, por su parte, recibió patadas y puñetazos de otro delincuente, lográndo escapar junto a sus otros dos compinches.

La oscuridad de la noche y la densa niebla dificultó las labores de búsqueda de los fugitivos, que lograron escapar.

Por su parte, el coche empleado por los delincuentes acabó en el depósito municipal de Jerez, encontrándose en su interior el botín del robo, unos 300 euros. Los agentes, por su parte, acabaron en Urgencias, donde se les atendió para curar sus heridas.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído