La fantasía de Narnia revoluciona el estudio de un fotógrafo jerezano: “Nunca había tenido tantas reservas”

Javier Romero monta este set mágico en su estudio de la plaza Madre de Dios adornado con un "ciervo blanco" traído de Disney Orlando y la nieve que se utilizó en la saga cinematográfica

El fotógrafo jerezano Javier Romero prepara un reportaje en el decorado de 'Las Crónicas de Narnia'.
El fotógrafo jerezano Javier Romero prepara un reportaje en el decorado de 'Las Crónicas de Narnia'. MANU GARCÍA

El espíritu de la Navidad ha llenado de magia un estudio fotográfico que ha enamorado a multitud de familias. Un auténtico Reino de fantasía donde los más pequeños lo pasan en grande mientras protagonizan un bonito reportaje. El jerezano Javier Romero es el encargado de dar vida a un recuerdo navideño desde la plaza Madre de Dios.

Allí, en su local, ha montado un decorado de lo más original que deja boquiabiertos a niños y mayores desde que abrió sus puertas en octubre. En cuestión de dos semanas, este fotógrafo había arreglado un escenario vistoso, llamativo y lleno de luz que acoge tres sesiones cada día. ¿Qué tiene este set que a todo el mundo encandila? Sencillo, está inspirado en la película Las Crónicas de Narnia basada en la serie literaria de C.S. Lewis.

El fotógrafo durante una de las sesiones en su estudio en Jerez.
El fotógrafo durante una de las sesiones en su estudio en Jerez. MANU GARCÍA

Quién no recuerda al león Aslan, rey de un mundo ficticio que acaban descubriendo los hermanos Pevensie. Una saga taquillera de principios de los 2000 que todavía engancha al público.

Al decorado de Javier, especializado en fotografía de bodas e infantil, no le falta detalle. El secreto de su éxito seguramente sea el curro que se ha pegado para crear este rincón mágico que representa “Narnia pero en escala pequeña”. Ya es el tercero que monta desde que abrió su propio estudio hace tres años, pero este último ha sido un boom inesperado.

Abetos nevados, un arco repleto de ramas plateadas que sustituye al mítico armario -la puerta a Narnia-, una farola y un trineo llevado por un reno -el ciervo blanco- son los elementos principales.

Javier trabajando durante una sesión en el decorado.
Javier trabajando durante una sesión en el decorado. MANU GARCÍA

 

“En el suelo hay nieve, la misma que se utilizó en la película, no es ni algodón ni una alfombra, contacté con la empresa, que también ha abastecido a La Fábrica de Chocolate, es un material especial que se usa en el cine”, cuenta Javier que empezó en el mundo de la fotografía profesional hace unos 15 años colaborando con la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). “Me llamaba la atención retratar los fenómenos atmosféricos, las tormentas, los rayos”, dice.

“En el suelo se encuentra la misma nieve que se utilizó en la película”

Tras cuatro años en Valencia volvió a su tierra para sumergirse en la fotografía cofrade, faceta por la que es reconocido y, pronto, se atrevió con las bodas, sector en el que lleva una década. Es en Jerez donde compagina sus pasiones con el estudio que hoy brilla por otros adornos que aportan realidad.

Detalle de la diadema.
Detalle de la diadema. MANU GARCÍA

El reno, “muy verdadero, hay algunos que se han asustado al verlo”, formó parte de la decoración del parque Disney Orlando hace unos años. Además, en el decorado caen copos de nieve. “Es un aliciente y los niños se llevan una sorpresa cuando entran, sus caras son impresionantes”, comenta Javier.

“Los niños se llevan una sorpresa cuando entran”

Para él, ver la ilusión de los pequeños, desde bebés de 8 meses hasta adolescentes, es algo que no tiene precio. En estos tres meses ha podido vivirla con familias de toda la provincia de Cádiz e incluso de Málaga y Sevilla. “Aquí han terminado los padres vistiéndose de faunos y algunos niños cofrades levantando al ciervo”, añade entre risas.

Javier tiene la agenda completa hasta el 7 de enero, día que cerrará las sesiones una embarazada. Muchas mujeres que darán a luz también se han animado a posar con el vestuario realizado por la diseñadora afincada en Barcelona Julieta Villan by Belly props.

Según cuenta el fotógrafo, “nunca había tenido tantas reservas en el estudio, hay un montón de gente que se ha quedado fuera”. Sin duda, su propuesta “ha cogido mucha fuerza” cuando lo habitual es que, a partir del 24 de diciembre, tras la temporada de postales navideñas, ya nadie solicite un reportaje.

Vestuario diseñado por Julieta Villan by Belly props.
Vestuario diseñado por Julieta Villan by Belly props. MANU GARCÍA

 

Más allá de la repercusión que ha logrado el mundo de Narnia, para Javier este espacio no es uno más. Esconde un significado especial que descubrió a posteriori, después de haberlo montado. “Sin querer”, había llenado su estudio de simbología cristiana justo en un año que no ha sido fácil para él y su familia.

A su sobrina Valentina, de 18 meses, le han diagnosticado fibrodisplasia osificante progresiva (FOP), una enfermedad rara ósea que convierte progresivamente los músculos, tendones y ligamentos en hueso hasta quedar como estatua.

El fotógrafo sitúa a la pequeña en el decorado.
El fotógrafo sitúa a la pequeña en el decorado. MANU GARCÍA

“Monté el set porque me gusta mucho la película, luego investigué los símbolos y fui el primer sorprendido”, cuenta con emoción. Javier averiguó que el ciervo blanco representa a un ángel protector y guía de iluminación -gracias a él los hermanos encuentran la entrada a Narnia- y que la farola, llamada “erial del farol”, significa “la luz de cristo”.

Guiños al cristianismo alusivos a esa fe y esperanza que necesitan para afrontar el temporal. “Es muy fuerte lo que me ha pasado, increíble”, comenta el jerezano que toma esta coincidencia como un halo de luz en la oscuridad.

Javier posa con el reno blanco.
Javier posa con el reno blanco. MANU GARCÍA

Una vez que finalice sus sesiones, el fotógrafo regalará el reno que representa al ciervo blanco a su sobrina para “transmitirle toda esa energía”. Así adornará su habitación llenándola de esa felicidad que el animal ha presenciado en el estudio, donde el primer año creó un paisaje con casas de madera y, el pasado, apenas aprovechado a causa de la pandemia, un hogar que recordaba al de la película Solo en casa.

Javier nunca olvidará la fantasía de Narnia. Esa que se transforma en señales de Dios y que le dan una dosis de fuerza para seguir adelante y su deseo -la cura de Valentina- se cumpla.

Sobre el autor:

Patricia Merello

Titulada en Doble Grado en Periodismo y Comunicación audiovisual por la Universidad de Sevilla y máster en Periodismo Multimedia por la Universidad Complutense de Madrid. Mis primeras idas y venidas a la redacción comenzaron como becaria en el Diario de Cádiz. En Sevilla, fui redactora de la revista digital de la Fundación Audiovisual de Andalucía y en el blog de la ONGD Tetoca Actuar, mientras que en Madrid aprendí en el departamento de televisión de la Agencia EFE. Al regresar, hice piezas para Onda Cádiz, estuve en la Agencia EFE de Sevilla y elaboré algún que otro informativo en Radio Puerto. He publicado el libro de investigación 'La huella del esperanto en los medios periodísticos', tema que también he plasmado en una revista académica, en un reportaje multimedia y en un blog. 

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído