Captura-de-pantalla-2014-09-26-a-las-18.21.13-300x224
Captura-de-pantalla-2014-09-26-a-las-18.21.13-300x224

El grupo popular saca adelante una moción que anula una propuesta conjunta de la oposición para tumbar la reforma que Rajoy tiene embargada para que gobierne la lista más votada. Pelayo obvia que fue alcaldesa en 2003 gracias a un pacto y siendo la tercera fuerza en las urnas. Saldaña evidencia que los populares a día de hoy pierden la mayoría absoluta en Jerez

Mariano Rajoy admite que es "complicado" sacar adelante su reforma electoral a ocho meses de las elecciones municipales. Sin consenso y en la recta final de la legislatura, sería certificar un auténtico 'pucherazo' para tratar de blindar o salvar los principales ayuntamientos del país donde gobierna el Partido Popular, entre ellos Jerez. La idea es la elección directa de alcalde, el gobierno de la lista más votada, lo que vaciaría de representatividad a la democracia local, impidiendo pactos de gobierno. El PP visualiza posibles coaliciones como algo utópico ante el radicalismo conservador y neoliberal que ha venido desplegando el partido de la gaviota, aunque después de lo visto esta semana con el aborto de la reforma de la ley del exministro Gallardón todo podría cambiar. Aun así, los populares jerezanos se han servido de su mayoría absoluta en el pleno municipal para introducir el debate de la reforma electoral en el pleno del Ayuntamiento y anular, de paso, las voces que reivindican una regeneración democrática real, consensuada y en tiempo y forma.

Si los tres grupos de la oposición (PSOE, Foro e IU) llevaban a la sesión ordinaria celebrada hoy una propuesta conjunta para tumbar la controvertida reforma del PP, el grupo popular ha contraprogramado con una moción para que "se adopten las modificaciones legales oportunas que garanticen el respeto a la voluntad mayoritaria de los ciudadanos y la estabilidad del Ayuntamiento". Olvida, intencionadamente claro está, una vez más la alcaldesa-presidenta del pleno, María José García-Pelayo, que fue alcaldesa en 2003 en virtud de un pacto con el PSA de Pedro Pacheco, pese a que el PP fue entonces la tercera fuerza política tras el escrutinio en las municipales de aquel año. En todo caso, su vicealcalde Antonio Saldaña utilizó un nuevo discurso restando importancia al hecho de que esta sea una medida trampa con vistas a las municipales de mayo próximo. "Al gobierno del Partido Popular de Jerez no le preocupa si la reforma se aprueba antes o después de las elecciones municipales. Estamos trabajando para conseguir el mayor apoyo de los ciudadanos y son ustedes los que se lo plantean como un asalto a la Alcaldía para quitar al Partido Popular. En definitiva, los ciudadanos quieren tener más las cosas claras de lo que va a pasar después de las elecciones", ha recogido el comunicado oficial remitido por el Ayuntamiento.

Incluso en la cuenta de Twitter de una de sus colaboradoras se recogía esta misma mañana: "Saldaña destapa en el pleno que ya hay un preparado un 'paco de perdedores': PSOE, partido de Pacheco e IU en Jerez'. Lo cual no deja de evidenciar el temor real del PP de Jerez no solo a perder la mayoría absoluta sino a no tener apoyo suficiente para sumar con otras formaciones y volver a estar en el futuro gobierno local. Es decir, el trasfondo implícito que lleva aparejada una medida que, por el momento, sigue embargada por la cúpula nacional del partido. En el caso de Foro, ha llevado esta propuesta a los plenos de Diputación y Ayuntamiento con el objetivo de frenar el "pucherazo caciquil" que pretende el PP con la elección directa de alcaldes, ya que “con el cambio de sistema no tendremos por arte de magia mejores partidos políticos ni mejores alcaldes”. Igualmente, el PSOE también ha expresado su rotundo rechazo a esta iniciativa en todos los niveles. En la provincia, la jefa de filas socialistas, Irene García, ya recordó recientemente que “las negociaciones lideradas por Javier Arenas y por el propio Antonio Sanz tras las elecciones municipales de 2003 tenían por objeto impedir que los socialistas pudiéramos gobernar Jerez tras haber resultado la lista más votada”. “Se trató de unas negociaciones sin luz y sin taquígrafos, incluso con nocturnidad en el más literal sentido de la palabra", dijo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído